El Canto de la Tierra (VII)

By on diciembre 5, 2019

VII

Lectura de sombras

Continuación…

II

En mis ojos se abren tus ojos, lector, maduran, caen…

Hablan y un mar de sombra embiste claridades.

Avanza la verdadera playa de las cosas:

del sol nos llegan tiempos de danza.

El desierto recuerda potros, torres, banderas.

Viajan ciudades ágiles en un sueño de oleajes

que cubrieron la estepa y la montaña.

Por la pampa navegan mil fantasmas a vela.

Brillan armas, palabras y estrellas bajo tierra.

La mirada abre puertas sobre mundos silvestres.

El paisaje nos hunde en este espacio impuro.

Aquí fue el mar. Recuerda.

Vuelve tus tiernos ojos al pasado.

Mira las rocas vivas y la hierba

que nuevamente se estremece y grita.

Crecemos con la hierba.

Una floresta impía nos devora.

Las imágenes grandes se comen a las pequeñas.

Imágenes que el agua revela pero exilia.

El río que repite una memoria henchida

pero derrama el vaso.

Somos agua en el vaso.

En las palabras duermen, amor, todas las cosas.

¡Ah, los dedos del sol rompen mis labios!

Con mi nombre pintaron libros, templos.

De adobe y argamasa se armaron las ciudades

para incendiar los brazos de la tierra.

Siempre estuvo mi casa cubierta de tatuajes.

El fuego, la arcilla, el alfabeto, el hacha,

la espiga, la rueda, el número, la estrella,

alzaron en sus hombros la maldita,

la radiante tristeza de los hombres.

Arde la voz.

Tú que escuchas mis cantos,

lector, que das la vida

a estos ángeles sucios,

toma mi mano. Tu mano está cantando.

Raúl Cáceres Carenzo

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste