Maestros Distinguidos 1980 – 2014 – XXXIII

By on julio 22, 2021

XXXIII

YOLANDA NOEMÍ CARRILLO PIÑA

(1934)

Maestra Distinguida 2011

El trabajo desarrollado por esta distinguida maestra a lo largo de casi 60 años de servicio es reflejo de su compromiso en la educación de la población infantil. Tenaz profesora, desarrolló siempre una formación constante mediante cursos de capacitación, diplomados, especializaciones y proyectos sociales. Atenta a las necesidades de la población infantil y su enseñanza, hizo partícipes a los padres de familia en la labor de educar para la vida y emprendió la gran tarea de alentar a los profesores a continuar con su formación.

Profesora normalista, licenciada en educación primaria, directora, inspectora escolar, jefa de sector educativo, formadora continua de educandos, servidora pública e impulsora de misiones culturales, la maestra Yolanda Noemí Carrillo Piña nació el 19 de septiembre de 1934 en la ciudad de Mérida, Yucatán, hija de los profesores Juan F. Carrillo Rodríguez y María de los Ángeles Piña Azcorra. Sus primeros recuerdos se remontan a la edad de dos años, cuando vivía y jugaba en la escuela donde sus padres ejercían como profesores, toda vez que en aquella época muchos maestros residían en sus centros de trabajo. De los cuatro hijos del matrimonio Carrillo Piña (Juan Francisco, Elsa María, Yolanda Noemí y Rolando Jorge) tres se dedicaron al magisterio.

La maestra Yolanda cursó el primer grado de párvulos en la comunidad de Xocchel y posteriormente inició su educación elemental en la Escuela Primaria Federal de la colonia Esperanza de la ciudad de Mérida, actualmente Escuela Primaria Benito Juárez García. A partir del cuarto grado estudió en la Escuela Primaria Distrito Federal del suburbio de La Mejorada. Llevó a cabo sus estudios secundarios en la Escuela Estatal Núm. 2 Adolfo Cisneros Cámara. Alumna dedicada, estudió francés e inglés y tomó clases de baile, pero no pudo dedicar más tiempo a sus actividades extraescolares porque sus padres trabajaban en comunidades lejanas a la ciudad de Mérida.

Su formación profesional fue en la Escuela Normal Urbana Rodolfo Menéndez de la Peña, entonces ubicada en el tercer piso del Centro Escolar Felipe Carrillo Puerto. En su época de estudiante la profesora Yolanda pertenecía a un grupo de 60 alumnos, en su mayoría señoritas. Tenía predilección por las asignaturas de español y didáctica, y se interesaba en lecturas de la historia antigua, principalmente de Grecia y Roma. También fue ávida lectora de cuentos, poemas e historias, y estudió el idioma francés. En compañía de algunos compañeros formó parte de un grupo coral.

Los días 15 y 16 de octubre de 1952, cuando tenía 17 años, presentó sus exámenes de titulación, mismos que aprobó para ejercer como Profesora de Educación Primaria Elemental y Superior, lo cual significó la etapa más importante de su vida, ya que su familia era de condición humilde y sus padres trabajaban mucho para costear los estudios de sus hijos.

Ese mismo año obtuvo su primer trabajo como profesora ayudante interina de escuelas primarias diurnas en la Escuela Primaria núm. 151 Francisco Sauri Villafaña de la villa de Temax. En 1953 dejó de ser interina y fue contratada como profesora. En dicha población laboró durante más de cinco años en los que obtuvo experiencias escolares y puso en práctica los conocimientos adquiridos en la Normal.

Al iniciarse como profesora impartió el primer grado de enseñanza elemental. Ahí aprendió que los niños de ese grado no concluían la etapa de mecanización, sino que la continuaban en el segundo grado, motivo por el cual seguía con el grupo hasta el siguiente ciclo escolar. En Temax conoció a Nemer Fernando Cárdenas Ancona, con quien se casó y tuvo a su hija Silvia Lorena.

En octubre de 1957 fue nombrada Maestra «A» de Primaria Rural con adscripción a la Dirección de Educación Federal del Estado de Yucatán, siendo asignada a una escuela primaria de la comunidad de Mesatunich, misma que era unitaria y contaba con 72 alumnos. Para llevar a efecto la enseñanza primaria la maestra Yolanda dividió los grupos: en la mañana asistían los alumnos de primero a tercer grado, de siete a 12 del día, y en la tarde los de cuarto a sexto grados, de dos a seis. En la búsqueda de un mejor sistema de enseñanza ejerció métodos como el onomatopéyico, el global y el ecléctico, mismos que eran presentados en los cursos de actualización de los centros pedagógicos. A los alumnos de primer grado les enseñó a leer y escribir con diversos métodos y fue asesora de zona.

En octubre de 1970 inició la especialización de Mejoramiento profesional para directores de escuela primaria y asesores técnicos en el Instituto Federal de Capacitación del Magisterio (IFCM). La maestra Yolanda sobresalió durante los tres años que duró el curso en las asignaturas de dirección de escuela primaria, historia contemporánea de la educación en México, didáctica de las actividades prácticas y creadoras, problemas psicológicos y sociales del niño, psicotecnia pedagógica, filosofía de la educación en México, didáctica de las ciencias sociales, dinámica de grupos, tecnologías auditivas y visuales, conocimiento de la personalidad del maestro y elaboración de material didáctico1.

En junio de 1974 fue nombrada profesora de regularización educacional de primaria foránea, adscrita a la Dirección Regional de Alfabetización y Educación para Adultos de la Ciudad de Mérida. Continuando con su labor de docente, retornó a la villa de Temax donde dio clases en la Escuela Primaria Urbana Federal Núm. 58 Rafael Cházaro Pérez durante ocho años. A principios de 1975 fue nombrada directora interina de dicha escuela a raíz del fallecimiento de su director, el Prof. Ermilo Bacelis Castillo. Con el nombramiento de directora y profesora de grupo de esta escuela y con la firme determinación de aportar sus conocimientos para el desarrollo de la educación de la comunidad, en compañía de profesores y padres de familia organizó kermeses, verbenas, estudiantinas y veladas. Fue así que lograron mejorar a la escuela con el apoyo del Comité Administrativo del Programa Federal de Construcción de Escuelas (CAPFCE).

La maestra Yolanda se ganó el cariño de la población y se enfocó a desarrollar programas sociales vinculados a la educación primaria. Entre sus logros se encuentran la fundación de la Biblioteca “Benito Juárez García”, la integración del comité pro-secundaria de la Escuela de Bachilleres y la promoción de la enseñanza primaria en el aspecto social, actividades que realizó con niños, jóvenes y adultos de la comunidad.

Entre los recuerdos que conserva de sus padres están las visitas que realizaban a los niños que se habían ausentado de la escuela. Salía de casa con su madre y hacían un recorrido para platicar con los padres de familia y exponerles la necesidad de que sus hijos acudieran a la escuela. En su labor como profesora en Temax llevó a la práctica esta costumbre. Fue activista del Partido Revolucionario Institucional (PRI), concejal del Ayuntamiento de Temax y presidenta del DIF, institución en la que trabajó arduamente para el mejoramiento de la familia y logró que el Ayuntamiento otorgara en las escuelas del poblado desayunos escolares y transporte. Por su amplia trayectoria fue reconocida por la Dirección de Educación, siendo nombrada directora de inspección de la villa de Espita. En octubre de 1976 fue nombrada supervisora escolar interina de la 25 Zona Escolar Federal en el municipio de Espita, Yucatán, donde laboró por un año.

Al siguiente año retornó a Temax con el mismo cargo y con un nuevo nombramiento de la Dirección Estatal de Educación para Adultos: el de profesora nocturna foránea de educación básica para adultos, a raíz de lo cual ella fundó el Centro de Educación Básica para Adultos (CEBA) en Temax, donde enseñó a leer y escribir a muchas personas y brindó asesorías a los estudiantes de secundaria que se lo solicitaban.

En agosto de 1981 obtuvo su base como Inspectora Escolar Federal. En 1984 le fue conferida la responsabilidad de la supervisión técnica y el control administrativo de la 25 Zona Escolar, con cabecera en Motul, por lo que dejó el CEBA para dedicarse por completo a la supervisión.

A partir de 1987 la maestra Yolanda cursó talleres de actualización impartidos por diversas instituciones, tales como el Consejo Nacional para el Fomento Educativo (CONAFE), a través del Programa para abatir el rezago en la educación básica, la Universidad Anáhuac y la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través de la Subsecretaría de Educación Elemental y la Dirección de Educación Media y Superior.

En 1988 fue designada directora federal de educación primaria de los Servicios Coordinados de Educación Pública en Yucatán, siendo la última persona en recibir este nombramiento por parte de dicha institución, toda vez que ésta se transformó en la Dirección de Educación Primaria del Gobierno del Estado de Yucatán, cerrándose así uno de los capítulos de la historia del magisterio en la entidad.

Continuando con su formación docente, estudió la Licenciatura en Educación Primaria en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) Unidad Ajusco, en la ciudad de México, presentando el examen correspondiente el 24 de noviembre de 1988 y titulándose el 19 de diciembre de 1989.

Ante la responsabilidad de renovarse cada año, en la década de los 90 acudió a diversos talleres de actualización, entre ellos el de maestros de educación primaria, el de estudio de los materiales de apoyo al trabajo docente, el de jefes de sector y el de supervisores auxiliares técnicos del Programa Nacional para el Fortalecimiento de la Lectura y la Escritura en la Educación Básica. En marzo de 2006 asistió al taller Descubriendo Enciclomedia. Derechos y valores para la niñez mexicana, y en 2009 al de Evaluación por competencias y trabajo en proyectos.

En enero de 1994, con base en sus antecedentes profesionales y los servicios prestados en educación primaria, fue designada jefa para fundar el Sector Educativo 06 con cabecera en Tizimín, a cargo de 27 zonas escolares. Este sector iniciaba en Tizimín y se extendía hasta El Cuyo, pasando por los municipios de Dzemul, Sinanché, Telchac Pueblo, Yobaín, Coloradas, Panabá, Suma, Buctzotz, Dzilam Bravo, Río Lagartos, Calatmul, Temozón, Telchac Puerto, Motul, Cansahcab, Espita y Temax, entre otros. Dentro de su organización desarrolló una mejor estrategia de trabajo, dividió a las comunidades en dos sectores e implementó una nueva estructura. El Consejo Técnico se llevaba a cabo en la cabecera de Motul y Tizimín. En julio de 1995 la Secretaría de Educación le encargó la Coordinación del Programa Integral para Abatir el Rezago Educativo.

Comunicadora social por excelencia, a lo largo de los años la maestra Yolanda dedicó su labor de enseñanza y supervisión a cientos de generaciones de jóvenes. La exitosa manera de trabajar y cimentar la educación primaria en los sectores en los que ejerció la docencia y la administración educativa la llevaron a mudarse en 2004 al municipio de Umán, donde fue designada jefa del Sector Educativo 04, cargo que desempeñó durante cuatro años. En 2006 fue transferida a la ciudad de Mérida como jefa del Sector Educativo 01.

Entre los diplomados que ha cursado se encuentran Evaluación educativa, Estilos de aprendizaje, Habilidades y competencias directivas para la calidad educativa y Habilidades profesionales directivas para la calidad educativa, impartidos por la Universidad Anáhuac; La profesionalización de los supervisores escolares de educación básica, impartido por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) en 2006, y Docencia y desarrollo humano, impartido por la SEP-UPN Unidad 31-A del Programa de Apoyo a la Docencia «Entre todos», en 2011.

Como parte de las actividades organizadas por la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (SEGEY) en el marco del Día del Maestro, en marzo de 2011 obtuvo el reconocimiento de Maestra Distinguida, gracias a la postulación realizada por la organización Kuxa’ano’on, A.C., foro permanente de política indígena de la Federación de Escuelas Particulares del Estado de Yucatán, A.C., y el Cuerpo de Supervisores y Directores de la Jefatura del Sector Educativo 01 de Educación Primaria Mérida. Con 57 años de servicio magisterial obtuvo el preciado reconocimiento por parte de las autoridades educativas en un merecido homenaje, siendo ella misma quien develó la placa alusiva en la que fue plasmada su frase «Los pueblos libres no cierran los libros para mirar… miran a través de ellos».

Actualmente la maestra Yolanda Carrillo Piña es jefa del Sector Escolar 01 de la ciudad de Mérida, donde tiene a su cargo la supervisión de 11 zonas escolares que cuentan entre 15 y 17 escuelas.

En múltiples ocasiones ella ha dado el siguiente consejo: «Si eres director de escuela, es tu deber comprometerte; si eres maestro, también; si eres inspector, también; si eres jefe de sector, también; y si eres secretario de educación, tienes que tener mucho compromiso. Me siento muy feliz de haber sido maestra, es algo que era mi vocación. Todos en mi familia se han jubilado, pero aquí sigo hasta que mi mente ya no me dé, porque ahorita lo puedo hacer y me siento bien, me siento muy feliz».

______________________________

1Certificado de la profesora Yolanda Noemí Carrillo Piña, 30 de octubre de 1970, carpeta de propuesta de candidato a Maestro Distinguido 2011.

Marion Guadalupe Garrido May

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.