La gloria de la raza – XXVIII

By on febrero 5, 2021

XXVIII

La Liga de Trabajadores Chinos

La presencia inicial de chinos en Yucatán se debió a la demanda de jornaleros para ocuparlos en actividades relacionadas con el cultivo de henequén. Así, los propietarios de las haciendas acordaron con empresarios foráneos el suministro de fuerza de trabajo para acrecentar su producción. Los inmigrantes que llegaron en tales circunstancias no dispusieron del respaldo de asociaciones gremiales que contribuyeran a proteger sus intereses de asalariados.

En una etapa posterior, durante uno de los gobiernos que sustituyeron a los del antiguo régimen porfiriano, los trabajadores afiliados a la Confederación del Trabajo en el estado manifestaron su desacuerdo ante las autoridades locales al anunciarse que 3 000 inmigrantes chinos serían traídos a la entidad como resultado de las gestiones que la Cámara Agrícola de Yucatán efectuaba en esos días.

Los dirigentes de la agrupación obrera temían que los peones asiáticos acabaran desplazando a los trabajadores locales causándoles un daño directo en sus fuentes de subsistencia material. Ante esta situación, comunicaron su inquietud al entonces gobernador José María Pino Suárez y a los inversionistas que integraban la Cámara Agrícola. La Junta Directiva de ese organismo hizo saber que los chinos que se pretendía introducir al estado eran esencialmente campesinos, no artesanos ni obreros. Los empresarios agrícolas se proponían fomentar con ellos nuevos cultivos y ofrecer una alternativa propia a los grandes volúmenes de productos de primera necesidad que solían importarse. Con tales argumentos se negaron a suspender las acciones puestas en marcha para traer a los muy discutidos inmigrantes.

Durante la administración del general Salvador Alvarado entró en funciones la Liga de Trabajadores de la Colonia China en la Península, cuyo presidente enfrentó problemas legales en 1917 por habérsele acusado de agredir a un compatriota suyo, incidente que ameritó su aprehensión a cargo de los cuerpos policiales.

Un año después se hizo notar la Liga de Trabajadores Chinos, el nuevo nombre que probablemente adoptó la asociación mencionada, aunque también pudo tratarse de otra distinta. Para entonces emprendió una campaña dirigida a combatir el consumo de opio y los juegos ilícitos entre sus miembros, con el consiguiente disgusto de quienes se beneficiaban de esas actividades. La iniciativa recibió el beneplácito de algunos periodistas.

Tal como lo exponen los ejemplos anteriores, el proceso de organización de los trabajadores chinos tuvo cierto impacto en la esfera de las relaciones sociales de esa época, pues les confirió un papel más dinámico y en alguna medida crítico de las condiciones que afectaban su práctica cotidiana.

_______________________________________

“La inmigración china y la Confederación del Trabajo”, El Agricultor, Mérida, tomo V, año V, núm. 57 septiembre de 1911, pp. 334-337.

“En pro de la moral”, Libertad, Mérida, año I, núm. 22, 4 de julio de 1918, p. 3.

Oficio 30 de mayo de 1917 dirigido al Secretario General de Gobierno por el juez instructor de la causa seguida contra el presidente de la Liga de Trabajadores de la Colonia China en la Península, Archivo General del Estado de Yucatán, Fondo Poder Ejecutivo, Sección Gobernación, Serie Correspondencia Caja núm. 654, Año 1917.

José Juan Cervera

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.