Eco de Espejos – XXXV

By on diciembre 2, 2021

III. Fervor

 

En el centro alquímico del fuego, para que perdure la llama poética, ha de alumbrar una mirada que sólo en (a) sí misma pueda realizarse, asumirse y consumarse, iluminando al lector, y así repartirse en las aguas incendiadas del poema.

 Fulgor en espiral rehace,

al fervor tuyo, nuestro mundo.

 

Con tus libros, maestro,

verso al hombro, camino,

y converso, y mis pasos mido,

y voy deshilvanando el deseo

solar de tu palabra:

No cesará el tiempo del amor.

 

Amigo don Rubén Bonifaz:

los enigmas de este mundo,

y de otros, cuando los oigo

en tus ojos, son diáfanos,

y afables: ya comarcas sonoras:

este enjambre radiante

de palabras que ocupas

al nombrarnos.

 

El amor llega, nos contempla y pasa.

Mas este sol revive por prodigar el oro

de las horas tenidas en su manto.

Así perdura en su luz y nos impone

joyas, guirnaldas de alegría.

 

Con tu corona de palabras magnéticas,

donde juegan su suerte el fervor y el asombro,

nos devuelves el dolor, la alegría,

el esplendor y la furia terrenales,

la gloria de estar vivos, y los mundos

que palpitan en las alas del lenguaje,

destierras sonidos sin sentido;

calcinas la miseria de espíritus vendidos;

alumbras con miradas del fuego;

iluminas los límites de la aventura humana,

los anhelos de luz y de absoluto,

el desgaste del alma por la vida;

nos devuelves el habla, el cuerpo, los deseos,

y la vida y la muerte; nos lo devuelves todo.

 

Y confiesas, llorando, en nuestro oído,

palabra por palabra, todo lo que nos pasa.

 

Para que lo cuenten y lo canten

los hombres a los hombres.

 

Para que no se borre el canto,

el fuego, la hermandad, la hermosura.

 

Y te vemos y oímos

vivir en tus palabras.

 

Toluca; marzo-abril de 2010.

Raúl Cáceres Carenzo

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.