El canario rubio (XIII)

By on enero 9, 2020

XIII

OVILLEJOS

EN LA ESCRITURA MANUAL Y MATINAL –ENTRE LA DUCHA Y EL DESAYUNO– DE ESTAS COMPOSICIONES GRACIOSAS, APC SE SOLAZÓ DURANTE LOS AÑOS DE SU ESTADÍA SONORENSE. FUE UN DEVOTO ADMIRADOR DEL GÉNERO DESDE SU JUVENTUD, CUANDO TAMBIÉN LO FRECUENTÓ, TANTO EN METRO MENOR COMO EN VERSOS ENDECASÍLABOS.

INFORTUNADAMENTE, CASI TODAS SE PERDIERON O, CON EL TIEMPO Y POR LA TINTA, QUEDARON ILEGIBLES. COMO UNA NUESTRA, RESCATAMOS ESTAS DOS. EN ELLAS SE REFIERE A DOS ABOGADOS YUCATECOS QUE ÉL ESTIMÓ SINCERAMENTE: EL LICENCIADO LARA, DE UNOS CINCO AÑOS MENOR QUE ÉL, QUIEN RESIDIÓ MUCHOS AÑOS EN MÉXICO ANTES DE INTEGRARSE AL TRIBUNAL UNITARIO DEL NOROESTE, QUE APC PRESIDÍA; Y EL LICENCIADO OJEDA, EXALUMNO SUYO EN LA UNIVERSIDAD DE YUCATÁN, QUIEN TAMBIÉN SE INCORPORÓ A DICHO TRIBUNAL FEDERAL. –CPP

 

I

Está al borde del exilio

don Emilio.

Y aunque lo oculte su cara,

que es de Lara,

se muere por el pistillo,

Capetillo.

Es el campeón del tobillo

y aunque es su andar cosa rara,

y su hablar un infiernillo,

este es don Emilio Lara,

por más señas Capetillo.

II

¿Será maya o mongol, eslavo o ario

este don Mario?

¿Qué ignora lo que vale la moneda,

es Ojeda?

¿Qué silba, canta y baila toda cosa,

es Erosa?

Postrados de emoción ante su rostro,

arrancado de un viejo gobierno gobelino,

Yucatán lo proclama su cacique

y Nueva España exige que le explique

por qué a su virreinato nunca vino.

Mas recorriendo México en zarpazo,

con una sonorense por esposa.

atravesó del Yaqui la llanura

y hasta el sahuaro ahogó con mano dura

Fray don Mario José de Ojeda Erosa.

Álvaro Peniche Castellanos

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste