La gloria de la raza – XXIX

By on febrero 12, 2021

XXIX

La Asociación China de Yucatán

Del mismo modo que la Liga de Trabajadores Chinos, hubo otras agrupaciones que tendieron a la defensa de los intereses de sus compatriotas. Una de ellas fue la Asociación China de Yucatán, que desplegó una intensa actividad durante los años veinte, a juzgar por la información en varios reportes periodísticos y documentos de esa década.

La Asociación China de Yucatán cumplió una labor de orientación y apoyo constante a sus afiliados, quienes con frecuencia padecieron evidentes abusos de parte de algunos representantes poco escrupulosos de las autoridades policiales, excesos de los que también fueron víctimas los dirigentes de ese organismo. Como varios de los chinos residentes en Mérida tenían dificultades para comunicarse por su escaso dominio del castellano, la defensa emprendida por estas agrupaciones resultó muy oportuna para ellos.

Los hechos que motivaron las frecuentes quejas de los ciudadanos de los cuerpos de la policía judicial y municipal fueron los cateos que, sin contar con la orden correspondiente, efectuaban los integrantes de dichas corporaciones. El pretexto para realizarlos era la búsqueda de opio que muchas veces derivó en la agresión física y en el despojo de las pertenencias de los afectados. El órgano directivo de la Asociación China de Yucatán instruía frecuentemente a sus miembros para que abandonasen el consumo del enervante, en caso de practicarlo, amenazándolos incluso con la expulsión de sus filas. Asimismo, denunció el funcionamiento irregular de numerosos establecimientos que encubrían esa clase de actividades.

Es notable la manera como los representantes de la asociación incorporaron ciertas dosis de retórica revolucionaria a la correspondencia que dirigieron al gobernador en turno para hacer de su conocimiento esos sucesos. Alfonso Cabrera se desempeñó como presidente de dicho organismo entre 1922 y1923, aunque a fines de ese año cedió el cargo a José Ham. En 1921, Francisco Wong González figuró como secretario, en tanto que Enrique Ham lo sustituyó al año siguiente, puesto que a su vez fue ocupado en 1923 por Ricardo Cuau.

La agrupación referida demostró también su interés por contribuir al bienestar de la población yucateca en general, y particularmente al de sus sectores más vulnerables. En tales circunstancias realizó un donativo de varios artículos de uso cotidiano al Hospital O’Horán, acción altruista que fue recibida con justo agradecimiento y difundida convenientemente por la prensa oficial del estado.

Como era previsible, la asociación celebró solemnemente los aniversarios de la fundación de la República China. En semejantes ocasiones, la fotografía del patriota Sun Yat Sen ilustró los periódicos que daban cuenta de los festejos. El espíritu fraterno y la conciencia histórica se hacían tangibles en la vida colectiva de los chinos que vinieron a establecerse en estas tierras.

_______________________________________

“Cateo al domicilio de la Asociación China”, El Correo, Mérida, tercera época, año III, núm. 1021, 28 de noviembre de 1921, pp. 1-2.

“Agentes especiales asaltaron a un chino para robarle”, El Correo, Mérida, año IV, núm. 1083, 10 de febrero de 1922, pp. 1-4.

“Que están funcionando varios garitos chinos”, El Correo, Mérida, tercera época, año IV, núm. 1771, 14 de junio de 1922, pp. 1-4.

“Altruista donativo de la Asociación China de Yucatán al hospital”, Diario Oficial del Gobierno Socialista del Estado Libre y Soberano de Yucatán, Mérida, año XXVI, núm. 7870, 22 de junio de 1923, p. 1.

“El aniversario de la República de China”; La Revista de Yucatán, año VIII, núm. 2777, 10 de octubre de 1923, p. 4.

Memorial de la Asociación China de Yucatán dirigido al gobernador del Estado, 12 de febrero de 1922, Archivo General del Estado de Yucatán, Fondo Poder Ejecutivo, Sección Gobernación, Serie Correspondencia, Caja núm. 759, Año 1922.

Oficio de la Asociación China de Yucatán dirigido al Gobernador del Estado, 4 de octubre de 1923, Archivo General del Estado de Yucatán, Fondo Poder Ejecutivo, Sección Gobernación, Serie Correspondencia, Caja núm. 777 (2), Año 1923.

José Juan Cervera

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.