Seis años ya

By on noviembre 19, 2020

Perspectiva – Desde Canadá

XXV

Cuando se publique nuestra edición 314, este viernes 20 de noviembre, habrán transcurrido seis años desde aquel primer viernes en que hicimos aparición por primera vez en la palestra digital: Diario del Sureste se aventuraba a surcar los mares cibernéticos.

En realidad, hemos recibido más que esas 1.22 millones de visitas que aparecen en la portada, pero un infortunado accidente –que nos enseñó a ser más prevenidos y, sobre todo, a respaldar nuestra información– nos hizo perder la cuenta, junto con valiosos contenidos que con el tiempo han adquirido mayor valía y aumentan la pena de ese aciago episodio.

Si algo hemos aprendido en estos seis años ha sido a levantarnos, a reinventarnos, a seguir con la convicción de que palabra a palabra, aportación tras aportación, estamos aportando a lo que más necesitamos como sociedad, como país, como seres humanos: a la comunicación, a la cultura, a la educación.

Lo que nos hará crecer como nación es aquello que algunos dirigentes actuales desdeñan: la educación. Cuando tengamos gobernantes, representantes, políticos, líderes y dirigentes, la sociedad toda, todos con la empatía que nace del crisol de la educación, nuestro país ocupará el lugar que se merece.

Desde estas páginas seguiremos compartiendo cultura, jirones de vida, así como ejemplos de la grandeza de miras que muchos que nos antecedieron nos dejaron como legado, todo con la finalidad de contribuir a esa educación que tanta falta nos hace.

A título personal, a través de la semanal revisión de textos, con ajustes y correcciones de estilo y formato, y preparación de imágenes que acompañen las notas, he podido leer mucho, aprender de muchos. Así, a pesar de que posiblemente coincidimos en el edificio del Diario del Sureste sobre la calle 60, lamento no haber encontrado la oportunidad de platicar con don Oswaldo Baqueiro López, o con Adonay Cetina Sierra, o con el “Oso” Ortiz, que me han enseñado a través de sus textos a querer más a mi xtokoy solar, y a apreciarlos a ellos por el caudal de conocimientos que poseían.

A través de Xook y del Hangar –por lo tanto, de Isaías y de Ricardo– he podido aprender y leer a tantos autores, comentar sobre ellos y sus obras, compartir historias. La doctora Báez y Carlos Vivas continúan mi educación en Ciencias Naturales; e Hiram, Juan José, JOsé Juan, Hugo Pat, Roldán, César Ramón, Aída, Edgar, Jorge Pacheco y muchos otros que colaboran con sus escritos me permiten disfrutar, semana a semana, mientras edito, de una variedad de temas e historias que alimentan mi espíritu y acrecientan mi acervo, contribuyendo a mi educación continua.

En este sinigual e inesperado 2020, cuando la movilidad no pareciera ser la mejor opción, la oferta y variedad de lecturas y contenidos de Diario del Sureste son una oportunidad para aprender y para abrevar del conocimiento, sin tener que exponerse a la pandemia.

Al mismo tiempo, cuando se esté listo, es una nueva invitación para compartir con nosotros sus ideas, sus palabras, pues sus aportaciones serán siempre bienvenidas.

Desde esta perspectiva, allende fronteras, aunque cercana en todo momento gracias a la tecnología, emprendemos un nuevo año con Diario del Sureste. ¡Sean bienvenidos una vez más!

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.