La Riña

By on agosto 8, 2019

LXXXVII

 

LA RIÑA

Han nacido para amigos

todos los seres humanos;

no para odiarse enemigos,

sino para amarse hermanos.

La ley de amor es la ley

del universo y preciso

es acatarla sumiso

desde el mendigo hasta el rey.

Y quien a esa ley se ciña

o respete su mandato,

no puede entrar insensato

contra su prójimo en riña.

Hay un medio muy seguro

para no reñir jamás

y es ser para los demás

noble, respetuoso y puro.

No andar mal acompañado,

tener de luz gran acopio,

no hacer gala de amor propio,

ser virtuoso y honrado.

Ser paciente y tolerante

en todas las ocasiones

cumplir tus obligaciones

y ser de todos amante.

Rodolfo Menéndez

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste