Boletín de la Escuela de Ciencias Antropológicas de la Universidad de Yucatán – II

By on octubre 22, 2020

II

LA TEMPORADA DE 1984

Los objetivos particulares de la primera temporada de campo realizada durante el verano de 1984 fueron: el reconocimiento sistemático de la región Isla Cerritos, el mapeo de las construcciones arqueológicas, y la recolección controlada de una muestra en superficie de materiales cerámicos, líticos y ecofactos.

En un principio se concentró en obtener un mapa topográfico detallado de los vestigios arqueológicos de Isla Cerritos. En el mapa se registraron todos los elementos visibles en superficie, incluyendo los restos de 29 estructuras, así como los vestigios parcialmente sumergidos de alineaciones de piedras en la periferia inmediata de la isla y los restos de un muro marino localizado directamente enfrente y siguiendo el contorno de la orilla de la isla (Fig. 3). En la costa, se levantó el plano de Paso del Cerro (16Qd (3) : 2) y se realizó un reconocimiento preliminar de otros elementos arqueológicos situados en la ciénaga que circunda al petén sobre el que se ubica Paso del Cerro. Entre estos se encuentran un sacbé, dos andadores, alineaciones de piedras, salinas y algunas otras construcciones. También se llevaron a cabo reconocimientos aéreos en helicóptero y en aeroplano.

En base a fotografías aéreas y triangulación a gran distancia como apoyo terrestre, fue posible obtener un plano de la región de Río Lagartos-San Felipe-Isla Cerritos. Durante esta temporada de campo se localizaron dos sitios arqueológicos: San Celso (16Qd (3) : 4) y Chinalco (16Qd (3) : 5), los cuales fueron ubicados en el mapa regional. Si incluimos el puerto prehispánico de Río Lagartos (16Qd (3) : 3), ahora se cuenta con un total de cinco sitios ubicados en las cercanías de la boca del estuario de Río Lagartos.

Una de las características más impresionantes de Isla Cerritos es la gran cantidad de material arqueológico, principalmente cerámica, que se encuentra en superficie. Esto es debido en gran parte a la erosión, ya que el mar lava continuamente las orillas de la isla, dejando de esta manera expuestos los vestigios prehispánicos. Los materiales producto de las recolecciones controladas en Isla Cerritos, Paso del Cerro y Chinalco, fueron la fuente de datos más importante recuperada esta temporada de campo.

En total, fueron recolectados y procesados 3,983 tiestos y artefactos procedentes de esos tres sitios. En conjunto, representan ocupaciones o actividades que fueron realizadas desde el período Preclásico Tardío (ca. 100 Ac – 300 dC) hasta el siglo XX.

La recolección se efectuó en base a las estructuras mapeadas, obteniéndose de esta manera una muestra de cada una de ellas. La presencia en superficie de diferentes tipos cerámicos fue considerada como un indicador preliminar para conocer la última época de ocupación de la mayoría de las estructuras. La mayor parte de los 3,306 tiestos colectados en la isla fueron identificados como pertenecientes al complejo Sotuta que se relaciona con el período Clásico Terminal/Postclásico Temprano; los tipos de este complejo cerámico fueron los dominantes en todas las estructuras. Los principales grupos representados incluyen al Kukulá (21% de la colección) Silhó (12%), Dzitás (9%) y Sisal (7%). En conjunto, los materiales Sotuta representaron el 55% del total de la muestra cerámica obtenida en la isla durante 1984.

Se recuperaron un total de 425 artefactos, la mayoría de los cuales fueron utensilios elaborados de concha (52%), piedra caliza (10%), sílex (5%), obsidiana (5%), basalto (2%) vidrio histórico (19%) y otros materiales (piedra verde, hueso, y otros materiales líticos: 5%).

Al efectuar el levantamiento topográfico se tuvo la oportunidad de examinar los elementos constructivos expuestos en poco más de 30 pozos de saqueo excavados en diferentes partes de la isla. Entre estos se incluyen muros de contención, banquetas y pisos, algunos de los cuales se encontraban hasta cerca de dos metros debajo del nivel de la superficie actual. Estos elementos indican claramente que se conservan enterrados una cantidad importante de vestigios constructivos. Dichas observaciones, aunadas a los patrones reconocidos en la distribución de los tipos cerámicos en superficie, fueron los factores más importantes considerados durante la planeación del programa de pozos de prueba de la temporada de 1985.

También se obtuvo una pequeña muestra de materiales en superficie de Paso del Cerro y Chinalco. Su identificación preliminar indicó que ambos sitios tuvieron una ocupación durante el Clásico Terminal/Postclásico Temprano, el período de ocupación principal de Isla Cerritos.

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.