Susana Zabaleta y Los Mandamientos de una Mujer Chingona

By on septiembre 26, 2019

Susana Zabaleta regresa a Yucatán, en esta ocasión como parte del espectáculo “Los Mandamientos de una Mujer Chingona”, el cual reúne los talentos de la sensual Susana, Rebecca de Alba y Adela Micha, y que se presentará el viernes 11 de octubre, en el auditorio La Isla.

En este show, estas líderes de opinión harán reír y llorar al espectador con ellas, invitándonos a realizar un replanteamiento de vida para que nada se interponga entre el éxito y el público asistente.

Bajo la dirección de la artista creativa Aurora Cano, el espectáculo no está dirigido únicamente para el público femenino, sino también para hombres y mujeres en general, pues no plantea un discurso feminista, ni tampoco realiza una apología de la lucha de sexos. Las tres mujeres comparten una visión de la vida, de cómo viven y conviven en un mundo con hombres, a través de una serie de conferencias en torno a los retos familiares y profesionales que han tenido que enfrentar y cómo han logrado vencerlos.

Susana Zabaleta platicó con Diario del Sureste.

Buenos días. ¿Cómo estás? Espero que los intensos latidos de mi corazón no interfieran con la entrevista.

Hola, corazón, muy bien, muy emocionada, la verdad.

Es un gusto platicar contigo, y saber que pronto estarás por Yucatán. ¿Eres de Monclova?

Soy de Monclova, ahí nací, ahí está toda mi familia, ahí viven todavía.

Soy de provincia y en este show vamos a decir cómo llegamos a donde estamos. Uno de mis mandamientos es haber sido buena hija, pero cualquiera podría pensar que ser buena hija es muy fácil. Ser buena hija en la mente de mis padres ha sido muy difícil.

De todas esas cosas vamos a hablar, de los mandamientos de una mujer chingona, de cómo le hicimos para llegar a donde estamos, de nuestra vidas privadas, de nuestros amores que nunca acababan, lo cual es maravilloso, y de la plenitud de la mujer y de la pareja, de cómo nos hacen crecer los hombres y a veces al revés.

Monclova es una ciudad productora de acero y tú tienes un temple de acero, eso hay que destacarlo…

Jajaja. Muchas gracias.

Cantabas “O mio Bambino Caro”, me encantó, después sacaste en el 95 “Ella y él”, y luego escuché una nueva versión que sacaste en el 2007. Eres una artista con muchas facetas, eres cantante, has estado en teatro, en cine, en televisión. ¿Serán suficientes 45 minutos para que nos puedas contar toda tu saga?

Voy a intentar y ¿sabes qué ? Voy a hablar de esas cosas terribles que nos pasan y que al principio parecen una tragedia pero luego nos atacamos de la risa.

No sé si te ha pasado a ti, pero la gente que sigue viva y que sigue estando vigente ha pasado por muchas cosas. Intentamos darle la vuelta a las cosas que nos pasan, intentar ser otras personas, mejores. Siempre he dicho que, pues sí, lloren un ratito pero al día siguiente vamos a estar bien. Eso va a hacer que nos hagamos más grandes y más poderosos.

Esto es lo que traemos nosotros, esta fuerza para poder levantar también a otras personas; es una de las cosas que más me animan a seguir. Que una persona te diga ‘es que yo te admiro por esto’, ‘a mí me cambió la vida después de que te escuché hablando de esto’ o, ‘cómo puedes tener esos años  y verte así’. A todas esas cosas les digo que es el trabajo que uno tiene que hacer con uno mismo porque, la verdad, al final nada más nos quedamos con nosotros mismos.

Recuerdo  cuando tenías el programa de cultura en el Canal 22. Me preguntaba cómo esta mujer tan hermosa, tan talentosa, tenía realmente una vocación de promoción cultural porque ella podría estar en cualquier otro programa de televisión comercial haciendo otras cosas. Sin embargo para ti la cultura es algo muy importante.

Es la base de mi vida. Cuando no tengas ya nada en la vida, cuando ya te hayan abandonado tus hijos o se hayan ido, o te sientas la peor persona del mundo, allá va a estar la música, la cultura, la forma de agarrar un libro y poderte sumir en esa parte que te hace grande con el entendimiento.

La gente que no se acerca a la cultura vive muy triste, vive muy triste. Para mí lo primero, lo primordial, es la cultura, esa saga que la gente tiene que entender para nunca sentirse solo.

Siempre me has parecido una mujer que constantemente manifiesta un sentido muy positivo de la vida. ¿Practicas yoga? ¿Haces ejercicio? ¿Cómo lo logras?

Practico yoga, ese sentido de decir «primero la paz y luego la guerra». Cuando terminamos con alguien, o cuando terminamos algo, siempre queremos terminarlo con la guerra porque es más fácil; es mucho más difícil terminarlo en paz.

La yoga siempre me ha ayudado a eso. Claro que me enojo, y claro que escupo y pateo y me agarro a madrazos, pero luego me digo: «Esto  que sentiste, ahora conviértelo en paz y en amor.»

Siempre, al final, quedarán mucho más profundo la paz y el amor que la guerra.

Eres una artista exitosa en diferentes facetas, en la ópera, en el cine. A pesar de eso, te vemos como una artista muy cercana al pueblo, a la gente, nunca te has caracterizado por ser una actriz pedante. ¿De dónde viene esa cercanía con el público?

A cada ciudad a donde voy, lo que hago es caminarla, recorrerla. No hay manera de entender a una ciudad si no recorres su calles, si no comes donde todo mundo come, si no vives las noches donde ellos se divierten, y los lugares de repente feos a donde van.

Siempre he recorrido los lugares para estar cerca, y cuando uno está cerca de la gente es cuando puede entender, antes no, antes no lo puedes entender. ¿Qué te hace mejor artista? Estar cerca de la gente que quieres y entender lo que quiere.

Vas a estar en Mérida el 11 de octubre con Rebeca de Alba y Adela Micha como parte del espectáculo “Los Mandamientos de una Mujer Chingona”. ¿Cuál es tu invitación a la gente?

Es un espectáculo multidisciplinario porque vamos a cantar, bueno, yo voy a cantar.

Vamos a hablar de nuestras vidas. Es un espectáculo donde hablamos de las tradiciones porque, como tú sabes, yo soy católica, Adela Micha es judía, y toda esa combinación de culturas hace más rico el espectáculo.

Este es un show donde van a ver a una Adela Micha que nunca han visto, mucho más humana, mucho más entregada, del lado personal, no del lado noticioso ni fashionista.

Les va a gustar mucho. Es un espectáculo del que van a salir realmente fascinados. Además, voy a invitar a Los Juglares, son mis súper amigos: nos ponemos unas reventadas y unas pedas…

Te agradezco muchísimo, Susana. Ha sido para mí muy especial esta entrevista.

Gracias a ti, corazón.

Un fuerte abrazo. Espero saludarte por acá en Mérida.

Más te vale que vayas, cabrón, más te vale que vayas.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste