Crisis Ambiental

By on febrero 11, 2022

Editorial

La Naturaleza, maltratada por nosotros los humanos, de normal es compasiva. A veces nos recuerda su temperamento, así sea con una muestra de su poder y capacidad de respuesta a los excesos incurridos.

En nuestros conflictos y luchas humanas hemos violentado el equilibrio natural con la aparición de las armas surgidas de las mentes ambiciosas de poder mundial y, aun sin ser culpables del daño, lo pagamos todos los seres humanos.

La contaminación ambiental ha detenido el equilibrio natural heredado de los ancestros. Las bombas militares desde el aire, los productos químicos usados ahora en las tierras para “fertilizarlas”, ambos son parte de la ruptura del antiguo equilibrio ambiental, que también se ha visto afectado seriamente por la desidia humana y el creciente volumen de desecho y basura generados por la industria, así como el consumo humano de productos envasados en plásticos y recursos varios no reciclables.

Nuestra Madre Tierra ha soportado una agresión continua y constante a su integridad original, a veces por conflictos armados, en otros casos por experimentos, por abulia o excesos.

Es ahora, algo tarde a nuestro juicio, cuando trasciende al gran público, a nosotros, la magnitud del desastre incurrido. Es hasta ahora cuando suenan las alertas en todos los rincones del mundo.

Según los analistas, aún estamos en tiempo de reducir los abusos y corregir las deficientes estrategias del uso de tierras y aguas, tornarlas a los razonamientos adecuados y con ello corregir los desvíos incurridos.

Este es el único planeta de nuestro sistema solar que ha permitido a la raza humana vivir, convivir y multiplicarse.

Aún correrán muchos lustros en investigaciones para organizar, si fuera posible, nuestra migración hacia otro planeta.

La pregunta continúa en el aire: si nos decimos una raza inteligente… ¿no sería más sencillo reflexionar y entender que la mejor solución sería vivir y convivir en paz?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.