Como a Dios y a la Virgen

By on mayo 31, 2019

AAA_1

XCVIII

COMO A DIOS Y A LA VIRGEN

No dejes que te toque porque puedo quebrarte…

¡Eres tan fina, tan frágil, tan sutil, tan leve…!

No dejes que te bese porque puedo quemarte…

¡Hay tanto fuego en mi alma y es ciego y tan rebelde…!

No dejes que te mire porque puedo mancharte…

¡Eres tan pura, tan limpia, tan blanca cual la nieve…!

No dejes que en ti piense porque puedo injuriarte…

¡Eres tan sana, tan buena, tan angelical eres…!

Mas deja que te adore, porque para adorarte

una lámpara mi alma cada minuto enciende;

Y, sin verte, ni oírte, ni pensar, ni tocarte,

como a Dios y a la virgen, de hinojos te venere.

 

México D.F., 1931

Alfredo Aguilar Alfaro

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.