Álvaro López Tejero, promotor de la medicina herbolaria

By on diciembre 7, 2023

Entrevista

En Diario del Sureste siempre otorgamos espacio para presentar proyectos que beneficien a la sociedad. Un ejemplo es el trabajo que realiza desde hace 20 años Álvaro López Tejero, quien ha creado una línea de productos herbolarios bajo el nombre de Herbamaya, que se han convertido en una efectiva alternativa para cientos de personas.

Esta es una entrevista muy interesante, sobre todo porque tiene que ver con la cuestión de la salud, básica para los seres humanos.

¿En qué momento vino a ti la luz para trabajar en pro de la salud a través de la herbolaria?

Todo inició hace aproximadamente 20 años. Una conocida sufría por artritis reumatoide, sus papás gastaban muchísimo dinero en médicos que no la curaban, no mejoraba la salud de esta persona. Tengo un terreno en Colonia Yucatán, de donde soy originario, que compré con la idea de hacer algo de agricultura, de ganadería; contraté a un señor, ya de edad, del pueblo, de esos señores sabios que saben de muchas cosas, y le comenté del problema de esa amiga. Me recomendó una yerba, «se hace así y todo».

Cuando lo platiqué a mi conocida, me dijo: «¿me lo preparas?» Le dije que sí y se lo llevé. Los familiares de la enferma usaron la yerba, llamada payché en maya, y su nombre científico es Petiveria alliacea. Payché en maya significa yerba de zorrillo, al tener un olor muy fétido. Cuando se lo untó, se le quitó el dolor, pero le dejaba el olor fétido, y casi nunca la usaba porque apestaba. Yo le dije: «Bueno, qué prefieres ¿que apeste o que te quite el dolor?» Decidí entonces que iba a averiguar cómo quitarle ese olor al ungüento y, al prepararlo con base en alcohol, terminó siendo Reumatin, que no tiene ese olor fétido de la yerba.

¿Cuánto tiempo tardaste en llegar a lo que ahora es el Reumatin?

Me llevó aproximadamente seis meses hasta que comencé a ofrecerla, por ejemplo, a un pitcher de sóftbol, al que aplicársela después de pitchear le dio muy buen resultado. Él se dijo: “también me lo voy a poner antes”, quitándole el dolor. Otra persona no podía ponerse el zapato a causa del dolor que le causaba el llamado espolón, que dicen es porque el hueso crece; se puso la pomada, le descalcificó el hueso y se le quitó  el espolón, pudiendo caminar. Este fue otro de los resultados positivos, ya que los dolores musculares los quita sin problema.

Con el Reumatin, que utiliza la yerba conocida como Payché y contiene propiedades que asegura también auxilian contra cáncer, sida y leucemia, Álvaro López Tejero ha aliviado los dolores musculares de muchas personas que le agradecen la efectividad de este producto cien por ciento orgánico.

¿El payché es  común en Yucatán?

El payché es muy común en Yucatán. Pero fíjate que, en los ranchos de Veracruz para acá se dice que cuando a los campesinos le sale en su tierra, dicen que ya les llevó la fregada. Tiene mala fama, injustamente, ya que es oro en polvo, no saben es de sus grandes propiedades. ¿Qué pasa con esta yerba? Como dicen los yucatecos, es terca, ya que vuelve a salir, la podas y vuelve a salir, la arrancas y vuelve a salir, le echas líquido, la matas aparentemente, y vuelve a salir, es resistente.

Con tristeza veo que, pese a su resistencia, poco a poco la están acabando. Donde antes había un montón, ahora ya no es así. En Colonia Yucatán, un campesino que me vio sembrándola dijo: “Álvaro, estás loco, nosotros queremos erradicar esta planta y tú la estás sembrando.”

En la historia de la humanidad se han realizado ecocidios; por ejemplo, en el Amazonas se están quemando plantas que ayudan a las mujeres con los dolores del parto, contra el cáncer, contra enfermedades terribles. Estamos destruyendo nuestra naturaleza. ¿En qué momento decidiste probar cuáles otras dolencias combate el Reumatin?

Me puse a leer, pues existe una enorme cantidad de estudios científicos sobre esa planta. En Cuba le llama Mucura, en Venezuela la llaman Anamú. Por la prensa leí que en Cuba están tratando con esta planta el cáncer, el sida y leucemia; de hecho, tengo evidencia de una persona extranjera que aquí en Yucatán se curó de leucemia con el Reumatin y con esta otra hoja que se llama Mucle.

¿Ha resultado complicado convencer a la gente de los beneficios de la agricultura orgánica? ¿Alertarla de los riesgos de los agroquímicos?

Hablabas de que tristemente estamos acabando con nuestras selvas, con nuestros bosques, toda la gran diversidad de plantas que curan, esa es una parte; por otra parte contribuimos con el cambio climático. Estamos tristemente acabando con nuestras selvas, que son una gran fuente de salud, incluso no solamente de las plantas, sino del medio ambiente.

Yo también me fui por esa vertiente de hacer agricultura, pero sin químicos, lo que se llama agricultura ecológica o agricultura orgánica. Alguna vez, en broma, un amigo agrónomo me dijo: “¿Quieres suicidarte? Cómete una papaya cultivada con químicos, por la gran cantidad de tóxicos que contiene.» Ahora, me está contratando para aumentar la venta de sus productos orgánicos.

La enorme mayoría de productos ha sido sometida a una gran cantidad de agroquímicos, no lo vemos de inmediato, pero a lo largo de muchos años, cuando llegues a la vejez, la mayoría de las veces llegamos en mal estado por el tipo de alimentación que tenemos, ya que comemos muchos productos con agroquímicos. Ya se está demostrando que estos reducen los nutrientes o los beneficios alimenticios de los productos.

El Dermatin es efectivo en el tratamiento de enfermedades de la piel. Álvaro López Tejero ofrece soluciones naturales a quienes enfrentan diversos padecimientos con su línea de productos orgánicos.

Tienes una línea de productos muy interesantes. Después del impacto logrado con el Reumatin, ¿cuál fue la otra medicina que creaste?

Aunado a esto de trabajar la agricultura orgánica, me he dado a la tarea de investigar. Así descubrí que hay un árbol originario de la India que es un gran controlador de plagas; se llama Neem o Nim, y su nombre científico es Azadirachta indica, que además tiene propiedades medicinales. Al Neem en la India le llaman la botica del pueblo, porque cura casi todo.

Si alguien tiene alguna enfermedad, y no se la quita la medicina de patente, le digo: «Prueba el Neem, en algo te va a ayudar y a veces te sana.»

Me puse a investigar y dije: «Voy a hacer un ungüento para la piel.» Mi esposa se quemó el brazo con agua caliente, le dije que se pusiera el Neem, del que tenía en polvo, además de la crema; el dolor no se lo quitó, pero apenas se puso el Neem, comenzó a trabajar para protegerla. En la noche le hablé y me dijo: “Es una maravilla”. Ni siquiera se le ampolló, cicatrizó muy rápido, una maravilla, así comencé a crear el DermaNeem. Después me adentré a investigar cómo hacer un shampoo y di con la fórmula; sirve para todas las enfermedades del cuero cabelludo. Sin ánimos de ser pretencioso ni nada, te puedo decir que la gran mayoría que los que lo prueban, les encanta.

Me comentaste hace rato de la hoja y la corteza de Neem, ¿qué otros productos creaste?

Además de la crema y el shampoo, creé las cápsulas de hoja y de corteza de Neem. ¿Cuál sería la diferencia? Por ejemplo, si tu diabetes es reciente, de menos de dos años, la puedes controlar con la cápsula de hoja de Neem, pero si es mayor de dos años es mejor la de corteza. Es decir, se te recomienda consumir para enfermedades no graves la hoja de Neem, pero para las enfermedades graves es mejor usar las cápsulas de corteza de Neem.

En la próxima entrega, Álvaro López Tejero nos contará de otras plantas medicinales, así como de más de sus productos, que cualquiera puede conseguir, comunicándose con él, al teléfono 9991717120.

RICARDO D. PAT PECH

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.