Albert Uderzo, genial ilustrador francés

By on junio 9, 2022

Grandes Artistas

Recientemente realicé una exhaustiva revisión de mis archivos para preparar el contenido de la charla que compartiré en el “Encuentro de Ilustración 2022”, organizado por mis amigos de la Feria de la Ilustración y la Historieta en México. Pretendo destacar las figuras de los artistas que marcaron huella en mi vida, impulsándome en mi trayectoria como dibujante y caricaturista, siendo uno de ellos el gran Albert Uderzo, uno de los creadores, junto a Rene Goscinny, de “Astérix el galo”.

Nacido en 1927 en Fismes (Marne, Francia), desde pequeño demostró enormes cualidades para el dibujo, siendo totalmente autodidacta. Sus trazos se complementaban con su especial sentido del humor, pues tenía una facilidad para crear caricaturas sumamente divertidas que despertaban la admiración de su familia y amigos. Le encantaban los personajes de Walt Disney, quizá de ahí proviene su fijación por las narices enormes que estarían presentes en su obra en lo futuro.

En 1938, su familia se muda a un municipio de la periferia de París. Ahí creció, dividiendo su gusto por el dibujo con otras actividades características de la pubertad, es decir, conocer chicas y practicar deportes. Llegó a considerar dedicarse a otro oficio, aprobando el examen de admisión en la Escuela de Mecánica justo antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Durante el conflicto armado trabajó de carpintero con su padre; tras la Liberación francesa, empezó a introducirse en el mundo de la animación.

Albert muy joven comenzó a trabajar para varias revistas, creando varios héroes como Flamberge, Clopinard, Zartan, Zidore, Arys Buck, Prince Rollin y Belloy el Invulnerable, todos poderosos y valientes. Tras cumplir con el servicio militar, trabajó como reportero-dibujante en el periódico France Dimanche, así como para las agencias World Press e International Press, lugares donde conoció a otros grandes del dibujo animado como Jean-Michel Charlier y Victor Hubinon.

En 1951 conoció a René Goscinny, quien también trabajaba como redactor para las agencias antes mencionadas. Desde el inicio, ambos genios crearon una complicidad que los volvió inseparables, por lo que el paso lógico fue crear nuevos personajes trabajando en conjunto, naciendo así Umpah-Pah, un indio piel roja valiente, pero algo torpe, que de alguna manera sembró las bases de lo que vendría años después.

Albert Uderzo y René Goscinny, los genios creadores de Astérix el galo, personaje que traspasó las fronteras de Francia para convertirse un fenómeno global, en una era en la que no existía el internet.

En 1956, los amigos se independizaron al formar su propia compañía con otros dos socios; estaba dividida en prensa y publicidad,y les costó lágrimas y sangre sacarla a flote, trabajando sin descanso. Fue una época en la que Albert realizó una labor titánica, dibujando sin descanso, haciendo algo que solamente los grandes pueden: dibujar en tinta directamente al papel, sin bocetos, pues la premura así lo exigía.

Fue en 1959 cuando concretaron su obra máxima: un héroe francés cuyas aventuras quedaron establecidas en la Galia y los galos. Astérix el galo debuta en la revista Pilote, convirtiéndose en un gran éxito, pues sus 300 mil ejemplares se vendieron en un solo día. Pese a este gran logro, abandonaron la revista en 1960 por diferentes motivos, debiendo cada cual aceptar otros trabajos para poder seguir publicando las aventuras de Astérix.

En 1968, Albert decide mandar todo lo demás al diablo para dedicarse enteramente a las aventuras del galo, su amigo Obelix y todos los demás, con René Goscinny a cargo de los argumentos. La popularidad de Asterix el galo crece de libro en libro hasta convertirse en el gran héroe del cómic francés.

En 1977, cuando elaboraban “Astérix en Bélgica”, René Goscinny fallece; tenía solo 51 años de edad. Albert sufre la terrible pérdida pero decide continuar dibujando las aventuras de Astérix el galo, encargándose él mismo de los guiones. La fama de este personaje traspasó fronteras, convirtiéndose en un fenómeno global en una era sin internet, con traducciones de decenas de países, haciendo reír a millones de lectores de todo el mundo. Si aún no conocen a este héroe, pongan solución a ese pecado y permítanse ser felices.

El maestro Uderzo murió a los 92 años, el 24 de marzo de 2020, dejando un legado impresionante de obras de una calidad suprema. Marcó la vida de otros como yo que, al analizar cada detalle de sus trazos, aprendimos a superar nuestras propias limitaciones.

Que su memoria persista como un gigante de la ilustración.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.