Perspectiva: Fin de Semana Musical

By on junio 26, 2015

foto1

No sé ustedes, pero a mí me da la impresión de que nuestra oferta musical en ocasiones rebasa nuestra capacidad de demanda y nos enfrenta a situaciones a las cuales no desearíamos enfrentarnos.

Este fin de semana se presenta la Polilla Blues Band en el Mayan Pub, se llevará a cabo el MIDFEST y, también, tendremos el Festival Rockultura que se vestirá de gala con la presencia de la HH Botellita de Jerez. Como se podrán dar cuenta, el problema al que nos enfrentamos es elegir a cual evento asistir.

Muchas veces nos quejamos de la pobre oferta musical en nuestra ciudad, de la ausencia de foros y de eventos en los cuales podamos escuchar buena música pero, a mi juicio y por lo que veo a través de las redes sociales, esta situación viene dando un positivo giro, aunque proveniente de la iniciativa privada y, por lo tanto, sujeto al alcance económico de quien decida asistir.

¿Qué es lo que sucede cuando existe tal oferta? Lo que decía Adam Smith, uno de los creadores de la teoría de la oferta y la demanda: subsistirán las mejores ofertas y, parafraseando a Darwin, sobrevivirá el “más apto.” Esta es una ley natural que también aplica a los espectáculos, a los bares, a los restaurantes. Por cierto, ¿ya observaron cuán despoblada se observa la prolongación del Paseo de Montejo, cuántos negocios han cerrado, y cuáles aún sobreviven? ¿Se han preguntado qué es lo que hace que algunos de estos negocios se hundan y otros sobrevivan e incluso crezcan? La respuesta es sencilla: sobreviven los que le ofrecen a sus Clientes un adecuado servicio, a un precio que le agrade al Cliente.

En nuestra vapuleada economía  – sin mucha posibilidad de crecer debido a la nula capacidad de los encargados de impulsarla, algo que los jóvenes profesionistas, así como los profesionistas experimentados que han sido desplazados por otros que reciben menores salarios, vienen reportando desde hace varios sexenios –, todos cuidamos en qué gastar nuestros pocos pesos y, lamentablemente, en muchas ocasiones es como dice Rius: “La Panza es primero.”

Ante la disyuntiva entre alimentar el cuerpo y alimentar el espíritu, las necesidades básicas siempre tienen precedencia, es parte de nuestra naturaleza humana. Abraham Maslow, creador de la pirámide de las necesidades, lo ponía de manera sucinta: mientras no se satisfagan las necesidades básicas del ser humano (alimento, abrigo, seguridad, etc.) no se puede aspirar a satisfacer deseos más elevados, y entre éstos se encuentran los “placeres artísticos.”

Cierto, hay algunos cuya economía les permite asistir a cuanto evento se les ponga enfrente, pero son la minoría y, para colmo, ni siquiera parece interesarles asistir. ¿Recuerdan a John Lennon en un concierto de Los Beatles diciendo a la realeza británica – con todo el sarcasmo que le fue posible juntar – que, en vez de aplaudir, agitaran sus joyas? Es lo mismo a casi 50 años de distancia.

Las autoridades culturales están fallando en su labor de hacernos accesible aquello que terminaría de formarnos como seres humanos: los eventos artísticos. En muchas ocasiones, esas autoridades dan la impresión de que hacen y planean eventos tan solo por cumplir, menospreciando de esta manera tanto a los artistas como a nosotros. No se observa un plan que fomente la cultura y lo artístico, y que ponga al alcance de todos estas manifestaciones.

Por otro lado, aún me causa molestia recordar los quince mil millones de pesos tirados a la basura en las “campañas” políticas, sabiendo que no sirven de nada, sabiendo que se pudieron haber utilizado en cosas de mayor beneficio colectivo. Ejemplos como éste hay muchos; todos demuestran la insensibilidad de la clase política, preocupada en cómo apropiarse la mayor cantidad de dinero en sus “períodos”.

Desde esta perspectiva, bienvenidos todos aquellos – promotores, artistas, espectáculos, antros, restaurantes – que nos ofrezcan oportunidades accesibles de culturizarnos, que nos ofrezcan manifestaciones artísticas que nos ayuden a trascender y mejorar, que perspiren el arte y que no lo vean simplemente como “una actividad más”, ni como una obligación.

Bienvenidas las manifestaciones culturales y artísticas de este fin de semana. Ojalá y sean muchas más, y que todos salgamos ganando.

Gerardo Saviola

gerardo.saviola@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste