Mis raíces

By on junio 9, 2022

Letras

Rosy Murillo

Crecí entre sabinos y ahuehuetes, que en lengua náhuatl significa Árbol viejo de agua.

Mi niñez y parte de mi adolescencia disfruté el olor a tierra mojada, maizales, huertos de árboles grandes de guayabas, limas y aguacates. En los días de verano, cuando los cerdos visualizan como una gran alfombra verde las florecillas del campo en todo su esplendor, la familia hacía los preparativos para llevarnos de paseo a la presa La Golondrina, Magallanes y churipitzeo.

Aún creo escuchar la algarabía de los chiquillos y mis hermanos, primos, tíos y mis queridos abuelos en ese disfrute total de las tardes de verano.

Hablar de mi pueblo es llenarme de orgullo, de satisfacción, de agradecer a la vida por brindarme la oportunidad de haber nacido en Pénjamo, Guanajuato.

Hoy, en los días lluviosos, mi mente se instala en la casa donde, por los zaguanes y corrales de la calle Morelos, corría junto a mis hermanos por entre las macetas de barro, pintadas de colores vivaces, que decoraban el pasillo con el piso color rojo, y la puerta de acero tono obscuro.

Mi abuelita, siempre en la cocina: era la 1:30 am y ella ya meneando las cucharas en las cacerolas llenas con esos ricos guisos que al destapar desprendían el aroma que intento rescatar siguiendo sus recetas.

Mi abuelo, hombre trabajador, alto y güero, amoroso con los nietos, con ojos cual par de esmeraldas. Era muy guapo.

Mi abuela le preparaba el bistec diezmillo, su plato favorito; ella con mandil a cuadros y zapatos tipo mocasines, pelo corto y ondulado, de tez morena, con discretos pendientes de oro que decoraban sus oídos y una gran medalla del Sagrado Corazón de Jesús colgada en su pecho. En su dedo anular izquierdo, siempre llevó la argolla que selló por siempre su gran amor por mi abuelo.

Hoy, día de lluvias en el puerto de Ensenada, escuchando la fuerte tormenta y vientos tipo huracán, al compás con que caen las gotas de agua, intento conservar esos recuerdos, con la firme idea de volver pronto al lugar de sabinos y ahuehuetes dónde están mis raíces.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.