Micaela Salaverry, talento peruano de exportación

By on diciembre 3, 2020

Micaela Salaverry es una cantante y compositora originaria de Lima, Perú. Su sonido se mueve entre el pop folk, indie y beats electrónicos con influencia latina. Cada canción muestra una gama de colores distinta a la otra, en combinación con su manera natural de comunicar lo que piensa.

Desde 2019 Micaela sorprendió con su primer sencillo “Mala Fama”, al cual siguió el éxito “Abril”, “Si en la noche”, “El Río”, y recientemente el bolero pop “Para Sonreír”. Su nuevo disco muestra diversas facetas de la cantautora en temas que marcan un nuevo comienzo en su carrera, sin dejar de lado todo lo aprendido hasta el momento.

Una de las bendiciones de las redes sociales es que, cuando llegan a nosotros los periodistas invitaciones para entablar un diálogo con artistas más allá de nuestras fronteras, nos permiten sumergirnos en su propuesta musical. Tras agradecer a la bella Ana Rodelo esta oportunidad, pude escuchar muchas de las canciones de Micaela: “Mis Sueños”; “La Coleccionista”, la versión acústica de “Ilusión”, “La Verdad”, “Vals a Mi Fantasma”, “La Casa del Árbol”.

Tras este paseo por su propuesta, debo admitir que me encantó su voz, me gustaron mucho los temas, y me gustaron mucho más los que canta acompañada del ukelele.

Siempre he creído que alguien nace para esto o se forma para esto. En su caso, creo que es una combinación de ambos factores: es evidente, es decir, se nota que Micaela la intérprete nació para esto, que sin duda la conexión con la música llegó para quedarse en su vida.

No por nada Micaela Salaverry es la primera cantante peruana elegida “Artista Radar” por Spotify, todo un logro profesional.

¿A qué edad se dio tu primera conexión con la música?

Desde que era muy chiquita. Siempre me gustó cantar y bailar, creo que fue un poco culpa de Shakira: de chiquita quería ser Shakira, la amaba, la imitaba, cantaba como ella, bailaba como ella. Después me metí al coro del colegio, al coro de la iglesia, y en 2012 decidí estudiar música de manera profesional en la Universidad.

¿Descubriste en el proceso tu identidad?

A partir del 2014 escribí mis primeras canciones y lancé mi primer disco. En ese momento comencé a tocar más, a componer más, comencé a conocer más conceptos y a la par a conocerme como artista, como mujer, lo que me permitió ir definiendo mi identidad. Cuatro años después pude lanzar mi segundo álbum llamado “Luna nueva”.

¿Cómo te sientes con este trabajo?

Es un disco con el que me identifiqué mucho. Tiene todos mis colores, destacando los temas “La coleccionista” y “Mala fama”. Estoy contenta con el resultado porque cuando alguien lo escucha puede conocerme.

¿Qué opinas de la tremenda competencia?

Cuando una ama lo que hace, y lo hace con el corazón, no necesita ser la mejor, ni la que canta más bonito, ni la que sabe más de música para transmitir tus colores, tu identidad, tus ideas, pensamiento e historias, pese a la competencia.

¿Qué hace especiales a los cantautores?

Que seamos capaces de contar nuestras propias historias a nuestra propia manera. Esa es una ventaja que tenemos. Es muy importante que entendamos que tenemos plena libertad para contar nuestras historias como queramos, sin que nadie nos diga cómo debemos hacer las cosas.

¿Disfrutas más cantar en acústico o en eléctrico?

Depende el momento. Cuando tienes un concierto acústico es más íntimo, estás como contando una historia más que cantando, me gusta explorar ese lado acústico; pero la energía que se logra cantando con una banda es muy potente. Me gusta ver a la gente bailando las canciones, no solamente cantándolas. Ambos son muy especiales dependiendo del momento.

¿Te gusta componer sola o admites colaboraciones?

“La Coleccionista” y “Para Sonreír”, que es un bolero, son colaboraciones: en “Para Sonreír” con Omar Camino, que era mi maestro, mi profesor de composición, él me ayudó con los acordes de la guitarra y yo hice la letra y la melodía; en “La Coleccionista” realicé la composición con un compañero que también me ayudó con los acordes, yo trabajé la melodía y la letra.

En las nuevas canciones como “Mi Sueño” yo la empecé, mientras el coro y el segundo verso me ayudó mi productor, Franjo Antich, terminando la canción juntos.

Me gusta componer sola, eso es cierto. Al mismo tiempo, cuando tienes a una persona que entiende tus ideas, entiende el contexto, la historia, es bonito también juntar las ideas.

Ha sido un placer platicar contigo Micaela. Antes de despedirme ¿qué mensaje envías a tus nuevos fans de México?

Queridos, les mando un abrazo muy grande a distancia. Espero que estén bien en estos tiempos difíciles, tranquilos en casa. Sigan escuchando música, la música es como libros que te permite viajar sin tener moverte y no está mal querer viajar de vez en cuando, cerrar los ojos y viajar.

Ojalá puedan escuchar mi música también y el próximo año pueda ir a México, un sueño mío, por el que me muero de ganas. Ojalá que suceda.

Muchas gracias, Micaela. Te mando un fuerte abrazo lleno de afecto

Muchísimas gracias. Los invito a seguirme en mis redes sociales. Chao, hasta pronto.

@micaelasalaverrymusic

http://www.micaelasalaverry.com/

micaelasalaverry@hotmail.com

@lamusicademica

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.