Viendo películas en familia

By on enero 13, 2022

El Rincón del Tío Salim

Sobrinitos,

Es un gusto estar nuevamente con ustedes en este espacio que agradezco a Diario del Sureste, pues me permite compartir con ustedes y sus familias información que considero de interés.

En esta ocasión hablaremos del llamado Séptimo Arte, del cine.

Además de entretenernos, el cine nos ofrece diversos beneficios, pues otorga efectos positivos sobre la salud física y propicia diversas formas de aprendizaje. De hecho, es buena para nuestra psicología y nuestra salud mental.

El cine relaja y reduce la ansiedad y el estrés, cuando vemos una película nos concentramos solo en lo que está ocurriendo en la pantalla, olvidándonos por un buen rato de lo que está pasando en el mundo. Disfrutar del cine es una actividad pasiva, lo que permite distenderse, desconectar y darnos un descanso mental.

Cuando vemos un filme, acompañamos al protagonista, poniéndonos de forma imaginaria en su lugar, pudiendo experimentar sus emociones, deseos y sufrimientos, lo que nos permite mejorar nuestra capacidad de empatía, asimilando mucho mejor nuestra evolución personal.

El cine también produce en nosotros una purificación emocional, espiritual, mental y corporal, que se produce cuando como espectadores logramos descargar nuestra propias pasiones al verlas proyectadas en los protagonistas, es decir, podemos sentir diversas sensaciones negativas para de algún modo librarnos de ellas sin sufrir sus consecuencias verdaderas.

El cine también nos ayuda a motivarnos para desarrollar nuestra creatividad, al aportarnos visiones muy diferentes de nuestra realidad y nuestros esquemas mentales; también nos lleva a reflexionar sobre temas difíciles, problemáticas y dilemas.

Ahora bien, las películas infantiles a menudo cumplen la función de las antiguas fábulas, que tenían una intención didáctica o crítica con una moraleja final; aunque en el cine esta no aparezca de manera específica, la enseñanza a los niños queda planteada cuando aparecen en ellas valores positivos como la generosidad, el respeto, el compañerismo y la amistad.

Un estudio científico comprobó que el aumento de los niveles de adrenalina que se produce al ver películas de terror genera un “estrés positivo”, que dota de recursos extra y por lo tanto tiene un efecto beneficioso sobre los sistemas nervioso e inmune.

Un aspecto curioso y sorprendente es que, por ejemplo, las películas de terror ayudan a quemar calorías, por lo que contribuyen a nuestra salud física. Expertos investigadores descubrieron que el ritmo cardiaco y los niveles de oxígeno y dióxido de carbono son expelidos cuando vemos películas de miedo.

Ver películas aumenta nuestra cultura general cuando abordan momentos históricos, enseñándonos cómo se vivía en tiempos pasados, en civilizaciones diferentes a la nuestra.

También disfrutar de películas en otro idioma, con sus correspondientes subtítulos, nos ayuda a familiarizarnos con otras lenguas, animándonos a estudiarlas en profundidad en el futuro.

Así que, sobrinitos, animen a su familia a realizar sesiones de cine, para alcanzar todos los beneficios aquí mencionados, disfrutando también de una rica porción de palomitas.

Hasta la próxima semana.

SALIM ALCOCER LIXA

Salimalcocer76@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.