Venganza, de Douglas Preston & Lincoln Child

By on noviembre 8, 2018

Libros

Venganza - Preston&Child_1

Preston & Child son autores conocidos míos que con las historias de su investigador Aloysius Pendergast se ganaron mi respeto y admiración desde hace ya varios lustros. Así que cuando tomé de la repisa el ejemplar de Venganza, y leí en la solapa que era “El primer caso de Gideon Crew”, supe que tenía que adquirir el libro: ¿qué tal si me encontraba con un personaje igual de interesante que Pendergast? Imposible que me lo perdiera. 350 páginas después, mi veredicto está escrito al final de esta reseña.

El libro inicia cuando el protagonista, Gideon Crew, tiene 12 años, y su padre muere acribillado cuando intenta protestar por algo que ha causado la muerte de varias personas. Ocho años después, su madre le da todos los detalles acerca de la muerte de su padre, y entonces Gideon decide tomar venganza contra quien fue el causante de que su padre muriera, y de que su madre tuviera que cargar con el estigma asociado a la forma en que murió.

Huérfano, Gideon estudia, obtiene un doctorado, y aplica su inteligencia para encontrar evidencias que hagan caer a quien le arrebató a su familia. Habiéndolas obtenido, encuentra un aliado en alguien que había intentado matarlo anteriormente, prepara el escenario, y obtiene su venganza. Prácticamente en bancarrota, sin mayores ambiciones, un desconocido le ofrece viajar a Nueva York para ser entrevistado por su jefe, en las oficinas en la Gran Manzana, quien le ofrece 100 mil dólares por un trabajo que se basa en sus habilidades. Allí se da cuenta de que la organización que le ofrece trabajo –Effective Engineering Solutions Incorporated–, no solamente posee un archivo sobre él, sino que se dedica a ofrecer soluciones a todo tipo de problemas, Gideo se interesa, y entonces acepta el trabajo: hacerse de los secretos que un desertor científico chino pudiera traer consigo esa misma noche, al arribar al aeropuerto JFK. ¿Cómo hacerlo? Eso corresponderá a Gideon idearlo.

Douglas Preston, a la izquierda, y su mancuerna literaria Lincoln Child.

Douglas Preston, a la izquierda, y su mancuerna literaria Lincoln Child.

Si bien lo que he presentado como resumen pareciera ser todo el libro, apenas cubre el 20% de la historia que Preston & Child nos ofrecen con Venganza, originalmente titulado Gideon’s Sword, una historia en la que conocemos las habilidades y rapidez mental de Gideon, mientras se enfrenta a desconocidas entidades que no desean que los secretos que lleva el científico chino se revelen, para lo cual han contratado a un asesino que le pisa los talones, implacable en su trabajo, ominoso y eficiente, sin escrúpulos para despachar a quien se entrometa en su camino hasta llegar a Gideon.

Definitivamente, Gideon no es Pendergast, queda clarísimo: mientras que este último es un moderno Sherlock Holmes, Gideon es muy inteligente, pero muy impetuoso, y comete muchos errores mientras intenta cumplir con el trabajo que le fue asignado, algunos de ellos con un muy alto precio. Tal vez eso haya sido lo que me haya costado más al leer Venganza: que de alguna manera comparaba ambos personajes, y Gideon no sale muy bien librado en las comparaciones.

Salvo lo registrado en el párrafo anterior, debo también escribir que Venganza captó mi interés, y que definitivamente buscaré la siguiente aventura de Gideon y la empresa para la que trabaja: tal vez porque me pregunto cómo irá evolucionando el personaje, sobre todo después de los fatales errores que comete en esta primera aventura; tal vez porque le debo a Preston & Child muchas horas de inmenso entretenimiento –muchas de ellas  a bordo de aviones, en aquellos días en los que mi trabajo me daba esa satisfacción– a través de Pendergast y así, comprando los libros en los que no aparece, sin duda les permito, centavo a centavo, vivir de los ingresos que les permitan continuar escribiendo sobre los temas que a través de ellos he conocido y disfrutado.

Venganza, de Preston & Child, ofrece una faceta literaria que desconocía de ellos hasta este momento, a través de un personaje muy humano y, por lo tanto, sorprendentemente real. El siguiente capítulo de la serie se llama Gideon’s Corpse (El cadáver de Gideon), que en español fue llamado simplemente El Cadáver, y ya les platicaré qué resulta.

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.