Entrevista con Olga Wornat, autora de“La Jefa”

By on mayo 20, 2021

“La Jefa”, de Olga Wornat, fue lanzada en pleno sexenio de Vicente Fox Quezada, ocasionando una enorme conmoción en Los Pinos y la sociedad mexicana, causando a la vez una gran sacudida en la facción panista.

En una época tan terrible como la actual, en el que el oficio periodístico vive sus momentos más tristes, con despidos masivos a nivel global,  es un honor dialogar con alguien como Olga Wornat, una periodista que logra en varias de sus obras evidenciar la podredumbre del poder.

La biografía del presidente argentino Carlos Menem, ‘Felipe el Oscuro’ y ‘La Jefa’ son claros ejemplos de lo anterior. Fue muy grato platicar con ella, gracias a la gentileza de nuestras amigas de Editorial Planeta México, a quienes agradecemos su gran amabilidad.

Olga Wornat retrata a profundidad, con detalle, los verdaderos ‘negocios’ que la Primera Dama había iniciado, en los que sus hijos serían los mayores beneficiados y terminarían siendo multimillonarios.

En su búsqueda de poder, Marta Sahagún fue capaz de llegar a lo más bajo, pese a que toda la gente cercana a Fox la odiaba, la detestaba.

Sí, una locura, pero la gran transformación de Marta no se da antes de llegar a Los Pinos, se da en Los Pinos. Ahí es la gran transformación de vestir trajes de Suburbia, por darte un ejemplo, que es una tienda popular, a comprar en tiendas de lujo de Mazaryk en Polanco. Ahí pega el salto, ahí es donde le gustan las joyas, las ostenta, pero eran joyas que ella compraba con el dinero del estado mexicano, con el dinero de los mexicanos; era dinero que ella tomaba del erario, por lo tanto eran los mexicanos los que pagaban sus joyas, sus vestimentas, sus trajes, sus zapatos, sus bolsos…

¿Concuerdas que a raíz del ‘toallagate’ se destapó la cloaca? Porque hasta entonces todo era como muy romántico, como que se cuidaban las formas, como que la gente los veía con cierta simpatía. Cuando complementamos la lectura de este libro con ‘Felipe el oscuro’, se observan los puentes que se crearon y que siguen repercutiendo hasta nuestros días…

En ese sexenio nació el PRIAN…

Cuando lanzaste tanto ‘Felipe el Oscuro’ como la reedición de ‘La Jefa’, las fábricas de bots de estos personajes empezaron un ataque masivo con desacreditación, incluso insultos, amenazas…

¿Contra mí?

Contra ti y contra quien los critique

A los bots, a los trolls o a esos personajes cobardes sin nombre que te insultan en las redes, yo directamente aprendí a no leerlos y lo que hago es bloquearlos y punto porque te hacen mucho daño, y yo estoy muy segura de lo que escribo, muy segura de las investigaciones que realizo.

Cuando salió el libro de Marta Sahagún no existían las redes. Cuando salió “La Jefa”, y posteriormente “Crónicas Malditas” por la que fui demanda por Marta Sahagún y sus hijos, hubo un grupo de periodistas que hablaron muy mal de mí.

La verdad es que ese grupo de la llamada élite de periodistas mexicana a mí no me importó, porque yo en lo posible defiendo mi trabajo, mucho, y estoy muy segura de lo que hago. Allá están esos periodistas muy de Harvard, muy de Yale, muy del ITAM y otras universidades, que escribieron cosas ridículas; como que yo vivía en un hotel de lujo, que me pagaban en Los Pinos. Fernanda Familiar llegó a hacerme una entrevista tan horrible que terminé levantándome y me fui. Resulta que hoy Fernanda Familiar es socia de García Luna…

Martha Sahagún estaba acostumbrada a aparecer en revistas del corazón en la que hablaban de una pareja presidencial de telenovela, por lo que se dijo traicionada por la periodista argentina.

Al leer obras tan bien documentadas, con testimonios de personas que tienen incluso pruebas de los que estos políticos fueron capaces de implementar acciones, apreciamos los motivos por los que todavía repercuten en nuestros bolsillos. Ella destaca que la estabilidad emocional es un tema de salud que tiene que ser expuesto a la población, ya que los ciudadanos tienen que saber la salud de un presidente.

Cuando la salida de “Felipe el Oscuro” hice la comparación con la psicología de Vicente Fox que era muy inestable, sufría pozos depresivos, trastornos psicológicos complicados, tomaba Prozac; esto está dicho por su asesor jurídico, el testimonio de él, de un presidente que tiene esas condiciones. Recuerdo que se decía ‘él vive en Foxilandia’, porque no tomaba conciencia de la realidad en México, porque siempre, decía cuando le preguntaban sobre algo que hubiera sucedido que fuera grave: «¿por qué me preguntan a mí?» Porque es el presidente.

Cuando fue lo de Calderón, este tiene un problema gravísimo con el alcohol; lo tiene no de cuando es presidente, lo tiene de antes. Es un sujeto que nunca jamás debió llegar a ser presidente. EL alcohol no era parte de su vida privada, es su vida pública, en ese estado toman decisiones que afectan a millones de mexicanos.

La mayor virtud de “La Jefa: vida pública y privada de Marta Sahagún”, de Olga Wornat, es exponer sin filtros el abuso de poder y tráfico de influencias de una persona que, sin haber sido elegida por la sociedad, logró tomar parte de decisiones presidenciales. Me sorprende que, pese a todo, todavía haya gente que defiende a estos malos políticos.

Margarita Zavala quiere ser presidenta; Felipe Calderón dice que está pensando si se retira o no pero, la verdad uno lo mira y es patético: es un pobre ser, no digo pobre de pobreza, porque son millonarios. Creo que es un ser nefasto que le hizo un daño tremendo a México. Sin embargo, no le cayó la ficha, o si le cae lo disimula. Es un gran psicópata. Margarita Zavala es lo mismo. ¿Sabes por qué no va a llegar nunca Margarita Zavala? Espero no equivocarme: porque carga la lápida de los más de cien mil muertos que provocó el gobierno de su marido y ella estuvo de acuerdo de esa guerra.

Lee un fragmento de La Jefa: https://bit.ly/3fbmH0S

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.