El retorno de La Gusana Ciega a Yucatán

By on septiembre 20, 2019

Una efectiva entrevista con Germán Arroyo, baterista de La Gusana Ciega, la influyente agrupación de rock alternativo mexicana que forma parte del atractivo cartel del Arcadia Fest, que el sábado 5 de octubre se realizará en la ciudad de Mérida.

La Gusana Ciega nació en la década de los 90’s en la Ciudad de México, partiéndose el lomo con persistencia hasta lograr convertirse en uno de los más sólidos actos dentro de la escena musical nacional, sumando 8 discos de estudio y 3 en vivo. Reconozco que mi preferido es “Monarca”, el cual fue nominado al Grammy Latino como mejor disco de Rock en 2015.

La banda está integrada por Daniel Gutiérrez (voz/guitarra), Lú Martínez (bajo) y Germán Arroyo (batería), con quien charlamos para conocer con detalle lo que significa retornar a Yucatán.

Germán nos confirmó que participar en este magno festival es algo sumamente importante. Recordó con emoción el éxito obtenido en los escenarios más importantes de la CDMX –el legendario Teatro Metropolitan, el Palacio de los Deportes–, más las dos noches épicas en el Auditorio Nacional, ante más de 9 mil fans en cada presentación. También sobre su participación en distintos escenarios internacionales y, sobre todo, de las ganas que tienen para crear cosas nuevas.

Qué tal, Germán. Muy contento de tener la oportunidad de platicar contigo porque pues ya van para 30 años, más de 20 años de trayectoria con la Gusana.

Imagínate, nosotros desde hace 10 dejamos de contarlos. Jajaja, la verdad sí ya son muchísimos.

Es casi obligatorio volver la vista atrás y hacer un ejercicio de memoria. Muchas de sus canciones, como “San Miguel”, “Tú Volverás”, se han convertido en la banda sonora de la vida de muchos de sus seguidores.

Estamos muy orgullosos de tener una carrera tan longeva y que los fans nos hayan acompañado durante tantos años. La verdad es que estamos muy contentos y que seguimos después de tantos años cumpliendo sueños, metas y no nos aburrimos de hacer lo que estamos haciendo. La verdad eso está padrísimo.

Con un sonido en constante evolución, La Gusana Ciega se mantiene vigente en las nuevas generaciones, así como en aquellas que los siguen desde sus inicios.

Ocho discos de estudio, tres discos en vivo, el último disco que conseguí de ustedes fue el “Monarca” que, por cierto, vaya pedazo de disco se aventaron. ¿Qué pasa ahora? Como que en estos tiempos los discos, los álbumes, están pasando de moda; como que la tendencia es grabar temas individuales, quizá un EP, no sé. ¿Cómo ves la cuestión en ese sentido?

Hemos tratado de entender cómo es que funciona un poquito esto de la industria, cómo se está moviendo, si discos o canciones y demás, pero La Gusana Ciega es una banda que no ha parado, no hemos dejado de trabajar.

Estamos muy contentos de seguir haciendo lo que más nos gusta que es tocar. Hicimos el “Borregos en la Niebla”, que es nuestro último disco, que fue un EP que grabamos el año pasado, en el 2018, y la segunda parte en el 2019. Fue un poquito respondiendo a eso de cómo se maneja la industria, que ahora hacer un disco puede pasar desapercibido.

En nuestro caso, la verdad es que estamos muy contentos de llevar nuestra música hasta donde se pueda, tratando de hacerlo con los diferentes medios que hay: electrónicos, digitales, tradicionales, lo que sea.

Es evidente que ustedes disfrutan su trabajo, los arreglos a canciones como “Hey” de Julio Iglesias y “Yes Sir I Can Boogie” de Baccará. ¿Cómo decidieron hacer ese disco de covers?

Cuando hicimos el Jaibol (2008), que es un disco que nos encanta muchísimo, nos plantearon hacer un disco de covers. ¿Pero cuáles?

Decidimos hacer homenaje a aquellas canciones que no necesariamente estaban en nuestra adolescencia como justificadas. Por supuesto, oíamos a Julio Iglesias porque nuestros papás lo escuchaban, pero no lo aceptábamos como un gran artista; después, con el tiempo, con la madurez, nos dimos cuenta que eran grandes temas, que eran grandes artistas, y entonces llegó un momento en que tomamos la decisión de hacer un disco tributo a todos estos artistas que nos han sorprendido y que nos encantan.

Así terminamos haciendo un disco de covers a artistas de géneros muy lejanos al nuestro.

Debo destacar que tú, más allá de la batería, has estado incorporando otros instrumentos, o sea, la participación creativa veo que siempre es álgida con ustedes.

Estamos tratando siempre de renovarnos. Si estamos motivados nosotros con lo que hacemos, si estamos contentos con lo que hacemos, si no nos aburrimos con lo que hacemos, lo podemos transmitir a la gente.

En el momento en que un artista se aburre, o ya no encuentra sabor en lo que está haciendo, la gente se da cuenta y el artista muere.

He tratado de aprender otros instrumentos, de seguir estudiando, de seguir cumpliendo sueños, y el resto de la banda está abierta a eso.

La banda se ha presentado con gran éxito en el legendario Teatro Metropolitan de la CDMX en repetidas ocasiones, y el Palacio de los Deportes, pero nada se compara a las dos noches épicas en el Auditorio Nacional.

Ustedes se han presentado en lugares icónicos de la Ciudad de México, en el Metropolitan, en el Palacio de los Deportes, pero supongo que llenar en dos ocasiones el Auditorio Nacional debió ser algo sumamente especial.

Híjole. Tenemos dudas de que la gente nos quiera ir a ver tocar, y estamos nerviosos en cualquier show, no nada más en el Auditorio Nacional.

No importa el tamaño del lugar, hoy en día la oferta musical es tan grande que tienes que ganarte al público, no lo tienes en la bolsa.

El Auditorio Nacional es probablemente el recinto más importante de nuestro país por prestigio, por la cantidad de artistas que han pasado por ahí.

Que La Gusana Ciega haya estado ya ahí en dos ocasiones, que además se llenara y estuviera padre es un regalo que nos merecíamos toda la familia de la Gusana Ciega, y cuando digo toda la familia me refiero a nosotros, a nuestros familiares y, por supuesto, a los fans.

La Gusana Ciega además se ha presentado en Colombia, Costa Rica, en los Estados Unidos, el Vive Latino, en la Cumbre Tajín. ¿Qué significa esto?

Hace un par de semanas regresamos de España; es la primera vez en 25 años de carrera que La Gusana Ciega va a España. Hemos tenido la oportunidad de ir a Estados Unidos muchas veces; hemos tenido la oportunidad de ir a lugares de Centroamérica, a Costa Rica, a Colombia, pero nunca habíamos tenido la oportunidad de cruzar el charco, nunca.

Hay muchas cosas que no hemos hecho en 25 años de carrera, hay mucho todavía que descubrir y eso es lo que nos pasó ahora que fuimos a España: era un viaje a un país y público nuevo, los nervios eran distintos.

En La Gusana Ciega no lo hemos cumplido todo; nos faltan todavía muchísimas cosas por hacer.

¿Qué significa para ti, para tus compañeros, estar aquí en la tierra de los mayas compartiendo con sus fans su propuesta?

Mérida es un lugar que siempre nos ha tratado muy bien, increíble.

Nos encanta por sus raíces culturales. Nosotros somos de la Ciudad de México y, aunque está llena de cosas y de cultura, ir a Mérida, ir a Yucatán, nos vuelve completamente locos, pues nos da mucho orgullo estar en una fiesta tan grande.

Además, porque no nada más somos la única banda, es un gran festival el que van a tener. Muchas otras ciudades los están envidiando nada más de ver ese cartel. Estamos muy contentos y emocionados de poder estar allá.

¿Cuáles son los planes a corto plazo de La Gusana Ciega: grabar, conocer otros países?

Estamos trabajando mucho este año y creemos que vamos a terminarlo tocando.

El próximo año empezaremos planteándonos qué es lo que vamos a hacer.

Somos una banda que no para, no tenemos un año sabático ni ninguna de esas cosas, pero tampoco somos una banda que nos guste que nos presionen a que tengamos definidos los planes.

Más bien queremos disfrutar el hecho de que este disco nos está dando la oportunidad de tener muchos shows por la república, así terminaremos el año.

El próximo año ya te daremos la noticia de qué vamos a hacer.

Veo que eres un tipo que disfruta todo el proceso, las presentaciones en vivo, incluso los videoclips. ¿Qué sientes de que tu trabajo con La Gusana Ciega es ya un referente innegable dentro de la historia del rock en nuestro país?

¡Wow! Híjole, pues la verdad se nos enchina la piel cuando escuchamos eso.

Lo que más apoyamos y lo que más le decimos a nuestros fans –independientemente de lo que cada uno de nuestros fans se dedique, a lo que haga, lo que haya decidido hacer– es que la vida está llena de sueños y está en nuestras manos cumplirlos.

Lo que me acabas de decir es que afortunadamente estamos cumpliendo nuestros sueños, pero para cumplir los sueños hay que trabajar.

La verdad es que el hecho de que nos digas que somos un referente para la música de este país es que cumplimos el sueño desde hace muchos años, que el sacrificio ha valido la pena, los pleitos entre nosotros –porque no todo ha sido color de rosa–, los sacrificios en casa. Imagínate, ya tenemos hijos, ya no es lo mismo que cuando éramos unos niños, ya tenemos responsabilidades mucho mayores y más grandes que las pasadas. Es muy importante poder cumplirlo, culminarlo con lo que me estás diciendo.

Lo más importante que si te quería comentar es que creemos que todavía hay mucho más que aportar, mucho más que decir, y mucho más que mejorar.

En eso estamos, la verdad.

Estamos muy contentos de ir para allá, vamos a tratar de hacer un set donde abarquemos en el tiempo que nos den para tocar toda la carrera de la Gusana. Vamos a tocar mucho, no vamos a hablar más que tocar, pero si pudiéramos tocar hasta más rápido, mejor, para abarcar más canciones.

Ha sido un gusto platicar contigo. Espero poder saludarte aquí, en vivo y a todo color. Mucho éxito y saludos a los demás colegas.

Muchas gracias por tu espacio y nos vemos por allá el 5 de octubre.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste