El Día D, de Antony Beevor

By on julio 26, 2019

El horror de la guerra es expuesto de tal forma que te sientes parte de la escena, con todo el dramatismo, la heroicidad, lo perturbador, los olores, la manera en que el humano reacciona ante situaciones extremas, todo eso y mucho más es lo que Antony Beevor logra transmitirnos en “El Día D”, un ejemplar de 888 páginas que nuestras amigas de Editorial Planeta nos han hecho llegar para comentar con todos ustedes.

Beevor, historiador británico, es un experto en los temas bélicos, habiendo publicado también con Editorial Planeta los libros “La Batalla por los Puentes”, “Ardenas 1944” y “Stalingrado”. Ex militar, tuvo acceso a un amplio archivo de datos reservados de la Segunda Guerra Mundial, documentando sus libros con una minuciosidad sorprendente.

Desde la primera página, la acción se desarrolla de manera trepidante. La pasión que este autor de varios ensayos convertidos en bestsellers le imprime a cada capítulo es notable; nos mete en cada escena sin escatimar detalles, alternando la acción y reacción de cada bando. Siendo hijo de escritores y profesor de cátedras de Historia, nos hace dimensionar lo realmente enorme que fue esta operación: desde su concepción hasta la maraña táctica para mantenerla oculta a los espías del tercer Reich, para hacerle creer a los nazis que el ataque provendría de otro punto muy distinto.

Precisamente esa exactitud de información y el estilo ameno del autor nos permiten avanzar en una historia que está llena de dolor, relatada de manera cronológica, sin dejar fuera ningún detalle trascendental. Las acciones de los principales protagonistas –el presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt; el líder de Rusia, Iósif Stalin; el primer ministro de Inglaterra Winston Churchill y, por supuesto, el Jefe Supremo del Estado Alemán, el Führer Adolf Hitler– están relatadas de manera precisa, haciéndonos sentir dentro de cada habitación en las que estos hombres se desenvuelven. También nos acerca a los principales líderes militares y sus estrategias, el general en jefe de la Operación Overlord, Dwight Eisenhower; el comandante británico Bernard Montgomery, el distinguido mariscal de campo Erwin Rommel, encargado de la defensa de las playas de la costa norte de Francia.

Recalco y repito que la forma amena de narrar los hechos de Antony Beevor hace que la lectura de esta obra sea fácil, con todo el realismo con que nos narra las situaciones de gran dureza y dramatismo experimentadas durante la Operación Overlord, nombre en clave que los aliados pusieron al desembarco de Normandía.

En conclusión, este es un libro fascinante. No es el primero que leo sobre esta batalla clave de la Segunda Guerra Mundial, pero sin duda es el mejor. La descripción de los combates a lo largo del Muro Atlántico en territorio galo, el asalto por mar y aire de la costa norte francesa, dominada por la Alemania nazi te convierte en uno más de los soldados que debieron sortear obstáculos en tierra como en mar, las minas antipersona, el alambre de púas, los bunkers y puestos de ametralladoras para la defensa, el conjunto de trincheras y fosos antitanque, donde 240 mil combatientes alemanes repartidos por toda la costa norte de Francia resistieron infructuosamente la llegada de 156 mil tropas, 7 mil barcos y 11 mil 500 aeronaves aliadas.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste