Sergio Leone, padre del spaghetti western

By on marzo 30, 2023

Cine

La aportación como guionista, productor y director del italiano Sergio Leone en el desarrollo del denominado spaghetti western es monumental, siendo el responsable de crear el prototipo de antihéroe que se convertiría en una referencia obligada dentro de este subgénero cinematográfico, cuando ‘descubrió’ a un tal Clint Eastwood.

Recuerdo que en Mérida, capital de Yucatán, las mejores películas del maestro Sergio Leone (nacido en Roma el 3 de enero de 1929), llegaron con muchos años de distancia de sus estrenos originales, lo que me importaba poco: desde que vi “Por un puñado de dólares” (1964) quedé atrapado con aquella propuesta que resultaba demasiado atractiva para mi adolescente mente. No era común que el protagonista fuera un tipo frío, duro, sin escrúpulos ni buenos sentimientos, letal con el revólver. Esa ambivalencia resultaba extrañamente atrayente; además, la música que arropaba a este filme era increíble. Claro, en ese entonces no sabía que su creador era el genial Ennio Morricone.

Por unos dólares más” (1965) y “El bueno, el malo y el feo” (1966) completaron la trilogía del dólar, siendo Clint Eastwood el protagonista, Sergio Leone en la dirección y Ennio Morricone en la música. Ambas son películas fabulosas, llenas de acción, drama e incluso humor negro, con el respaldo de otras figuras destacadas de Hollywood que al igual de Eastwood, aceptaron el reto de viajar al viejo continente para participar en estas producciones, como Lee Van Clef, Eli Wallach y Klaus Kinski.

Sergio Leone supo aprovechar la recia personalidad de Clint Eastwood para convertirlo en el prototipo de antihéroe en el subgénero cinematográfico denominado “Spaghetti western”, como protagonista de la “trilogía del dólar”: “Por un Puñado de dólares”, “Por unos dólares más” y “El Bueno, el Malo y el Feo”.

Quizá para quienes crecieron idolatrando a John Wayne, esta trilogía no resultara lo suficientemente ‘digna”. Para quienes buscábamos (sin pretenderlo) propuestas diferentes, con más crudeza, con acción más verosímil en la que al héroe (mejor dicho, antihéroe) no necesariamente le va bien durante el desarrollo de la trama, estas películas nos resultaron deliciosas.

Sergio Leone dirigió posteriormente “Érase una vez en el Oeste” (1968), un nuevo spaghetti western protagonizado por Charles Bronson (otro duro del cine hollywoodense) y el reconocido histrión Henry Fonda, con la increíble Claudia Cardinale, en una historia escrita ni más ni menos que por Bernardo Bertolucci, Darío Argento (el maestro del terror italiano) y el propio Leone, complementado con la magistral música del maestro Morricone.

Su última película dentro de este subgénero fílmico fue “Los Héroes de Mesa Verde”, con James Coburn y Rod Steiger en los roles principales: el primero un activista de la revolución mexicana que engaña al segundo (un consumado ladrón), para ayudar a escapar a varios revolucionarios prisioneros. Esta fue quizá su película más sangrienta, al desarrollar su trama en plena revolución mexicana, con menciones a Pancho Villa y Emiliano Zapata, todo un festín para los amantes del cine de balazos. Un digno colofón sin final feliz.

El maestro Sergio Leone murió en Roma, el 30 de abril de 1989.

YouTube video

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.