Pérdida de pelo en gatos

By on mayo 10, 2024

Mascotas

Un gato es sinónimo de pelos en toda la casa, incluidos muebles, ropa, alfombras, etc. Los gatos pueden inundarlo todo de pelos y conviene saber cómo eliminarlos.

La pérdida de pelo puede ser causada por infecciones en la piel, como las causadas por la tiña o infestaciones parasitarias. A menudo, es el propio gato quien provoca esta pérdida de pelo al acicalarse una y otra vez una zona con prurito causado por una alergia o la presencia de parásitos.

Los gatos con dolor en las articulaciones en ocasiones también se arrancan el pelo de las zonas junto a las articulaciones afectadas. Por otra parte, los gatos con estrés a veces también externalizan el problema con un acicalamiento excesivo. Un excesivo acicalamiento puede provocar que el gato vomite bolas de pelo, ya que tragará el pelo eliminado.

También existen problemas hormonales poco frecuentes que provocan la pérdida de pelo, generalmente sin pruritos.

Estamos en primavera y ya hay más horas de luz, lo que indica el comienzo de la época de muda. Eso suele significar que nuestras casas vuelven a llenarse con pelotas rodantes deambulando por la casa, aunque no son plantas rodadoras, sino pelusas gigantes… ¿qué podemos hacer?

  1. Cinta adhesiva en cinta o rodillo. Al pasar la cinta adhesiva, con o sin rodillo, por cualquier superficie, los pelos quedan pegados y acabamos con el problema.
  2. Rodillo mojado. Hay un rodillo de plástico siliconado que cuando lo mojas se pone pegajoso y quita todos los pelos de gato y demás partículas, como motas de polvo. Se vende en veterinarias y en tiendas para mascotas.
  3. Guantes de látex. Los de fregar o los de látex tipo cirujano mojados van de maravilla para agrupar pelos y así retirarlos sin esfuerzo. Moveremos la mano en forma circular y es especialmente útil cuando el pelo está en superficies tipo alfombras, sofás, sillas, etc.
  4. Calcetín de media o panty. Para zonas difíciles, basta con meter la mano dentro de un calcetín de media y pasarlo por la ropa o cualquier tejido para que los pelos queden pegados a él.
  5. Cepillado del gato. Los gatos no sueltan pelo sólo en temporada de muda, sino todo el año. Especialmente los felinos domésticos, pues al estar expuestos a la luz artificial sueltan pelambrera de forma continua. Cepillar al gato es una eficaz manera de prevenir pelambreras por toda la casa. Hacerlo una vez al día es perfecto también para la salud del animal. Hemos de cuidar el cepillo elegido, que no resulte demasiado agresivo a su piel. Por lo demás, a los gatos les suele encantar este gesto. Las manoplas de caucho que hacen la función del cepillo suelen ser geniales para eliminar el pelo del gato en distintas superficies. En una dirección, los pelos se quedan en el cepillo con bastante facilidad y, en la contraria, el cepillo suelta los pelos para facilitar la tarea.
  6. Bicarbonato sódico. El bicarbonato que tenemos en la cocina es muy útil para desenganchar el pelo rebelde de las superficies. Logra eliminar la electricidad estática que los adhiere y los deja más sueltos. Es perfecto para usar antes de pasar la aspiradora, un cepillo, esponja, media, guante o cualquier otro método similar. Si dejamos que actúe unos minutos, además absorberá los olores.
  7. Aspirador potente o escoba eléctrica. El aspirador absorbe mucho pelo, y hay marcas que ofrecen accesorios especiales para aspirar los pelos de las mascotas. Hay cabezales especiales para atrapar el pelo en suelos y tapicerías. No olvidemos tampoco las mopas de microfibra en forma de guante, que son una solución para pasar sobre mesas de trabajo y muebles en general, teclados y similares.
  8. Antes de lavar la ropa. Antes de meter la ropa en la lavadora, quita los pelos y luego ponla a remojo con buena cantidad de agua durante un rato, para que suelte más pelambrera. Después, lava como de costumbre. (Ver también el truco de la secadora).

  1. Antes de planchar. Si al sacar la ropa de la lavadora seguimos viendo pelos, después de secada podemos pasar la cinta adhesiva u otros métodos de los mencionados. Eso sí, recordemos hacerlo siempre antes de planchar. Es sencillo, mete la prenda cinco minutos, siempre y cuando las instrucciones de cuidado de la ropa lo permitan. El aire de la secadora lo eliminará, y el resultado será todavía mayor si introducimos una hoja de suavizante, pues eliminaremos la estática que mantiene los pelos pegados. Ideal para sábanas o mantas antes de lavar, pero por ejemplo un traje mejor pasarle el cepillo o demás.
  2. Mojar un trapo. Para finalizar, otro método tan sencillo como el anterior. Sólo hemos de coger un trapo cualquiera, mejor si es de microfibra o algodón, mojarlo y usarlo como si fuera un cepillo. Se recomienda pasar de forma circular.

Si nuestro gato suelta el pelo normal correspondiente a la época de muda, la mejor manera de evitar pelos por la casa es cepillarlo asiduamente. Hay que destacar que una adecuada alimentación disminuye la cantidad de pelo eliminada por el animal, sea la época del año que sea. Esto incluye darle un alimento de calidad.

Tener un gato implica una gran responsabilidad que te incluye. Mantener tu entorno limpio redundará en el beneficio familiar. Acude siempre al veterinario para descartar problemas de salud que pudiera estar ocasionando la caída excesiva de pelo en nuestros animales.

Dra. Carmen Báez Ruiz

drabaez1@hotmail.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.