Los privilegios “Casar”

By on mayo 10, 2024

Opinión

Adán Echeverría

Parece canción: “Declina tú, declino yo”; es lo que suena en todos los noticieros de las empresas oligárquicas de medios de comunicación de México. “Declina, Máynes, declina a favor de las plurinominales que necesitamos” es como se traduce el grito y las pataletas que están pegando por toda la prensa, la radio y televisión de las empresas que les pagan. La desesperación de perder los privilegios “Casar”.

¿Qué son estos privilegios? Son los construidos en la total corrupción y el tráfico de influencias; millones de pesos para hacer como que combates la corrupción, para hacer creer a los lectores que luchas por la democracia, que vigilas el actuar de los gobernantes y las instituciones, cuando en realidad haz hecho carrera, toda tu carrera, recibiendo dinero de los gobiernos, exigiendo dinero a los políticos, incluso extorsionando a los políticos a que les paguen o, de lo contrario, escribirán en contra de ellos en la prensa, hablarán mal de ellos en la radio y en la televisión.

Hoy es triste leer a los patéticos Comenta-Noticias en los medios nacionales, sobre todo porque los periódicos de los estados y los municipios replican sus columnas, porque siguen creyendo que son exitosos, que son intelectuales, que son inteligentes, que saben de lo que hablan y están bien informados, cuando jamás han sido nada de lo anterior; tan solo son corruptos, tremendamente corruptos.

Así es como han construido carrera personajes que escriben sobre política, hacen análisis económico, análisis deportivo, análisis social: mintiendo y exigiendo pagos millonarios, al estilo de María Amparo Casar. Estos personajes hoy se quejan porque pusieron los datos de Casar al alcance de los ojos de todos los mexicanos y mexicanas. Lo que no dicen es que las leyes que protegen esos datos son hechas en las legislaturas por los mismos personajes corruptos que les pagan a las Casar, a los Dóriga, a los De Mauleón, a los Krauze, a los Aguilar Camín, a todo estos corruptos y corruptores.

La realidad es que aquello de los Fulano “N”, los Mengano “N” con los que pretende proteger los datos personales de los supuestos criminales, hasta que se demuestre que son culpables, solo es un accionar leguleyo; sabedores de que no se les podrá acusar a ellos, pretenden la mordaza, la auto mordaza.

Un caso que lo ejemplifica es el de Santiago Taboada quien, mediante artificios legales, consiguió que no se le pudiera relacionar con el Cártel Inmobiliario, una organización criminal en la Ciudad de México de la que se sabe y se ha documentado que Taboada se ha beneficiado.

El caso Casar es el acto que ejemplifica lo más podrido de esta oposición: ya estaba divorciada, el exesposo se suicida por depresión, una depresión que había sido ya documentada, cuyo motivo justo fue el divorcio de María Amparo Casar; pues este suicidio, que fue probado mediante peritos, la señora Casar, auxiliada por Aguilar Camín, consiguió que fuera cambiado a “accidente de trabajo”.

No bastando lo anterior, que ya en sí mismo era razón para negar pensión de viudez, hay que apuntar que el suicida exesposo de Casar apenas llevaba cuatro meses trabajando para Pemex, lo que implicaba que su familia no tenía derecho a recibir ninguna pensión.

A final de cuentas, el dinero que durante 20 años ha recibido María Amparo Casar, como pensión de viudez, 125 mil pesos mensuales, ha sido solamente un acuerdo corrupto, es decir, personajes amigos de ella y de Aguilar Camín decidieron modificar todo, arreglar todo, para hacer pasar por legal lo ilegal, mediante un acto de corrupción totalmente documentada.

La oposición ha sido evidenciada, una vez más. Los mueve la corrupción y el enriquecimiento ilícito; todos estos entuertos han situado a su candidata Gálvez ya en el tercer lugar de las preferencias electorales.

Es por eso por lo que todos los medios de comunicación de las empresas oligárquicas están hablando pestes de Jorge Álvarez Máynez, exigiéndole declinar. A estos personajes ya no les importa Claudia Sheinbaum, sino Máynez, porque hace mucho saben que no ganarán la presidencia, pero tenían esperanza que un segundo lugar en la elección presidencial les permitiera obtener puestos plurinominales en las cámaras, para desde ahí seguir sirviéndose del erario para continuar sus “privilegios Casar”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.