La incógnita detrás del 2022

By on diciembre 30, 2021

Editorial

En los momentos iniciales de un nuevo período anual, el 2022 de esta era cristiana, es justo reconocer que, no siendo arúspice revisor de entrañas animales para predecir, me es imposible anticipar conocimientos sobre un porvenir que es extraño para todos quienes integramos la actual humanidad sobre este planeta.

Por siglos, con pretextos varios y diversos, la humanidad se ha confrontado por apetitos territoriales, religiosos, ideologías, riquezas e innumerables justificantes, detrás de los cuales se halla la pretensión de cubrir atropellos y despojos, amparados los poderosos en supuestos derechos, entre ellos el uso de las armas, la fuerza y la violencia.

El año que inicia, 2022, contempla en sus archivos dos grandes guerras mundiales con registros históricos, y una tercera en progreso, sin olvidar todas las agresiones que países poderosos han cometido para sojuzgar pueblos, despojando de territorios históricos a sus posesionarios originales.

Las armas se han sofisticado en grado extremo, observándose la paradoja de asignar mayores presupuestos a la creación de armas destructivas, en tanto se restringen las cifras para la producción de alimentos naturales mientras se abre la puerta a la comercialización e ingesta de alimentos chatarra, para nada nutritivos.

2021 años han transcurrido y aún la ceguera gubernamental mundial continúa y se agrava.

Llegamos a este año 2022 con un signo de interrogación sobre nuestras cabezas.

¿Qué eventos de tipo económico, anímico, espiritual, político, religioso o social nos traerá?

Nuestros lectores están invitados cordialmente a formular sus especulaciones para el año que inicia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.