El Hombre Más Inteligente de la Historia, de Augusto Cury

By on noviembre 29, 2018

Libros

ElHombreMasInteligente-AugustoCury_1

Cuando leí en la contraportada de El Hombre Más Inteligente de la Historia, escrito por Augusto Cury, que “Dos neurocientíficos y dos teólogos se reúnen en torno a una mesa redonda para analizar un tema fascinante: la mente de Jesús” no me fijé en ese momento en quién era el autor, ni tampoco en el resto del texto en la contraportada: supe que tenía que adquirirlo. Verán, cuando era un niño, siempre en Semana Santa observaba que mi padre tomaba un libro pequeño con tapas de piel en color rojo, y leía el texto atentamente. El libro era Historia de Cristo, de Giovanni Papini; un buen día lo tomé, lo abrí, y entonces me enamoré de Jesucristo, el Hombre, mucho antes de que enamorara de Jesucristo, el Mesías, por el tratamiento tan humano que le dio Papini al Hombre más grande que ha existido.

Con los años, cada vez que descubro un libro en el que se habla de ese Jesús, ese inmenso Ser Humano, me es imperativo leerlo. Con esa intención fue como leí a Taylor Caldwell, a J.J. Benítez, a Henryk Sienkewics, para conocer en sus obras más acerca de ese Jesús. Confiaba en que aprendería algo nuevo a través de las palabras de Augusto Cury.

En El Hombre Más Inteligente de la Historia nos encontramos con un famoso neurocientífico, el Dr. Marco Polo, quien ha perdido a su esposa recientemente y se ha ido distanciando de su hijo; en una de sus conferencias conoce a la Dra. Sofía, quien lo invita a participar en una discusión acerca de Jesús, visto a través del Evangelio de San Lucas, con otros dos teólogos y un amigo de Marco Polo, otro neurocirujano, el Dr. Michael Herman. El objetivo es evaluar la inteligencia de Jesucristo, a la luz de los nuevos conceptos que maneja el Dr. Polo: el índice GEEI, Gasto de Energía Emocional Inútil, y el Planeta Emoción, que es en el cual vivimos. Además de las enfermedades naturales que asuelan al Ser Humano, es necesario agregar el GEEI cada vez que nos vemos sometidos a una situación estresante; el resultado es un Ser Humano exigente de estímulos, uno que contamina el presente con preocupaciones sobre el futuro y malos recuerdos, con poca empatía, y sin poder de contemplación.

A lo largo de su libro, que el autor nos platica en el Prefacio decidió convertir en una novela, en vez de un Tratado o libro científico, a través de los cuatro personajes se analiza el comportamiento de Jesús ante diferentes estímulos del Medio Ambiente en que vivió, y también se habla de su madre, María, y hasta de Juan El Bautista.

Son las imágenes históricas que sueñan algunos de los participantes en la conferencia, y los diálogos de los personajes históricos los que más valor le dan al libro porque, francamente, lo que se relata en el tiempo presente, lo que sucede entre los científicos y los teólogos y, penosamente, el intercambio de ideas, resulta un texto bastante malo, blando, y forzado. Hubiera preferido que Cury le diera a su libro el tratamiento científico que eligió ignorar para explicar a Jesús, tal vez intercalando sus muy amenas miradas al pasado en el que vivió, en vez de forzar como tema principal en su libro la conferencia, e intentar rodearla de un contexto aparentemente actual que simplemente no despega, ni las supuestas reacciones de los asistentes. Tampoco logré entender si la historia concluirá en otro libro, porque el final de este resulta muy prematuro y vago. Todo lo anterior es mi muy personal opinión.

ElHombreMasInteligente-AugustoCury_2

Augusto Cury es un psiquiatra y psicoterapeuta brasileño, nacido en 1958, que ha escrito exitosamente sobre varios temas de autoayuda. No tenía el gusto de conocerlo sino hasta ahora y, para opinar con propiedad sobre sus dotes como escritor, necesariamente deberé leer alguno de sus libros de autoayuda, con el fin de adquirir una perspectiva adicional.

Mientras eso sucede, concluyo diciendo que El Hombre Más Inteligente de la Historia, de Augusto Cury, es un buen libro, entretiene, pero no alcanza a satisfacer por completo mis ansias de nuevos conocimientos sobre el Hombre más grande de la Historia por los motivos señalados. Es un buen intento, pero no alcanza a cuajar por completo como novela.

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste