Azul Cobalto, de Bernardo Fernández

By on enero 10, 2019

Libros

AzulCobalto-Bef_1

Conozco de Bernardo Fernández lo que mis cuates Isaías “Spielberg” Solís y Ricardo “Plant” Pat me han comentado, y por lo que he visto que los entusiasme durante la grabación de las cápsulas de Xook: un gran dibujante con una apasionante historia personal que cada vez conocemos más a través de sus más recientes libros gráficos, con un gran talento para narrar historias dibujándolas. Amén de que en mi inmensa lista de lecturas pendientes se encuentran los libros que ellos han reseñado con singular entusiasmo, estaba a la espera de la oportunidad de leerlo por primera ocasión.

Imaginarán mi sorpresa cuando me topé con Azul Cobalto, de la colección Océano Exprés, que es una novela negra escrita por Bernardo Fernández ¡sin ilustraciones! El génesis de la trilogía de las aventuras de la detective Andrea Mijangos se explica en las últimas páginas del libro, junto con menciones de una retahíla de importantes personajes del ambiente cultural mexicano de las últimas décadas que de una u otra manera influyeron en Bef (que es el nombre de batalla de Bernardo) y lo impulsaron a continuar la historia que, como indica, inició con su obra Tiempo de Alacranes.

Pues bien, Azul Cobalto inicia de manera trepidante: con la ejecución de uno de los más temidos personajes del hampa mexicano, el Paisano, padrino de Lizzi Zubiaga, femme fatale que dirige uno de los cárteles de actividades ilícitas en México. Con el dolor de haber perdido a alguien que le había dado todo, encumbrándola en la posición que actualmente ocupa, Lizzi jura encontrar al asesino del Paisano, cuya identidad llegamos a conocer al final del libro.

Los destinos de Lizzi y de Andrea se cruzan de nuevo debido a una investigación que involucra tráfico de obras falsificadas de arte, actividad sumamente lucrativa que descubrió recientemente Lizzi. Las pinturas, a su vez, tienen un trasfondo histórico en el que aparecen personajes como Trotsky y también David Alfaro Siqueiros, siendo este tema el que nos demuestra que Bef se preparó y consultó varias fuentes, tejiendo una historia que trasciende décadas, y que resulta sumamente plausible. A todo lo anterior, hay que agregar los escarceos románticos de la detective Mijangos con uno de sus ex compañeros de la fuerza policial, la investigación de Lizzi sobre el asesinato de su padrino, y el origen de los cuadros que está vendiendo Lizzi, que se relaciona con Siqueiros.

AzulCobalto-Bef_2

La narrativa de Bef es sólida, entretenida, y muy actual.  Los personajes son muy variados, con características que dejan en claro qué es lo que buscan, a qué se dedican, y de qué son capaces. Ah, pero es el humor lo que me terminó de conquistar: los diálogos de la detective Mijangos con su “parejita” son hilarantes, llenos de albures, y me mantuvieron con una inmensa sonrisa mientras leí, con bastante rapidez puesto que así es el ritmo con que nos toma de la mano el autor, las aventuras y desventuras de la detective.

Azul Cobalto puede leerse sin necesidad de conocer la historia previa de los personajes; sin embargo, creo que no le haría justicia a la idea completa del autor si no regresara al origen, a la presentación de estos personajes tan intensos y entretenidos, y para ello será menester leer la serie Alacranes completa. Así pues, a localizar Tiempo de Alacranes, Hilo Negro y Cuello Blanco, mientras Bef desarrolla y nos presenta la siguiente aventura de Andrea Mijangos y Lizzi Zubiaga.

Bienvenido, Bef, a mi biblioteca.

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.