¡Pibil, El Defensor de los Angustiados, Regresa!

By on julio 13, 2017

PIBILON_01

¡Pibil, El Defensor de los Angustiados, Regresa!

Con motivo del próximo lanzamiento de la segunda temporada de Pibil, el azote de los villanos y defensor de los angustiados, trayéndonos nuevas aventuras, creímos pertinente entrevistar a su creador, el incansable maestro Ricardo Pat, ajonjolí de innumerables moles, para que nos terminara de presentar formalmente a su héroe, y nos platicara un poco de sus planes y expectativas.

¿Cómo nació la idea de crear a Pibil y por qué crearlo?

Fue un parto obligado debido a que las circunstancias se alinearon para ello. Sentí que era un excelente momento para retratar en comic una etapa de nuestra hermosa ciudad de Mérida, su gente, sus colonias, municipios de Yucatán, sus virtudes, y los males que se padecían en la década de los 90.

¿Hace cuánto nació Pibil, cuál era el medio ambiente que vivías cuando desarrollaste el personaje y cómo influyó?

Nació con los noventas. En esos días vivía una excelente etapa profesional, llena de trabajo: publicaba otras historietas en prensa, fluían las ideas, y una muy fuerte fue Isidro Pech, mejor conocido como Pibil. El personaje en sí no se desarrolló del entorno que entonces me rodeaba, sino de otras etapas más tempranas en mi vida, viviendo y conviviendo en las colonias del sur de la capital yucateca, en las que se desarrollaban la mayor parte de sus aventuras. El ambiente que entonces experimentaba influyó en el sentido de tirar para adelante para dar vida al proyecto.

¿En quién te inspiraste para crearlo y cómo describirías a Pibil?

Es una fusión de varias personas: de mi padre tomé su integridad humana, capaz de realizar cualquier sacrificio para hacer lo correcto; de mi madre, su valor a toda prueba; del ‘Hombre Araña’ tomé la parte de ser un antihéroe, al que todo le sale mal, pero aún persiste en su combate contra el mal. Físicamente me basé en mi estimado amigo Juan José Caamal: es idéntico a él en cara, cuerpo, y hasta en lo buena onda. Pibil es un perdedor que, conforme va avanzando en su ‘Defensa de los angustiados’, aprende a ser mejor, hasta alcanzar un punto de equilibrio que le permite abandonar el traje y retirarse.

¿Quiénes son los ídolos de Pibil y por qué?

Ya mencioné a Spiderman, su héroe favorito; obviamente también es su ídolo Bruce Lee, el rey de las artes marciales. Hay una conexión con él a través de otro personaje habitual en la historieta, Mr. Judo, un experto en esa disciplina que entrena a Isidro. Mr. Judo está basado en mi padrino, Ricardo Yañez, quien practicó judo en la vida real, y viste en el comic un traje igualito al que usó Lee en su última película, ‘Juego con la Muerte’. También admira a Mike Manzur, el genial guitarrista yucateco, quien apareció en una aventura. También don Cosme, su padrino, quien lo auxilia y adopta cuando Isidro llega a Mérida.

PIBILON_02

¿A qué aspira Pibil, cómo piensa?

A ayudar al buen vecino, a la gente del pueblo. Piensa positivamente y trata de preservar la educación y cortesía maya: No importa si sea para bajar un balón que se le fue al techo a un vecinito, tratar de regresar una enorme lechona a su chiquero, ir por las tortillas de doña Elota. A su vez, piensa osadamente, porque también se arriesga al enfrentar a malos individuos, pendencieros, e incluso asesinos, con tal de rescatar a la víctima. Aspira a seguir siendo considerado un caballero, a pesar de haber tenido que vender su caballo, su armadura, su espada y hasta su escudo.

¿Cuál es el super poder de Pibil, qué lo hace diferente a otros héroes?

Su super poder es la valentía, porque invariablemente siempre llevará la peor parte. Su equipo le ayuda a lograr mejores resultados; me refiero a su cuerda de sosquíl reforzado, a sus bolsitas de salvadillo con resistol, y alguna otra chuchería. Lo que lo hace diferente es que es un poco como Rocky Balboa, capaz de soportar cualquier dolor para seguir adelante, a pesar de ser medio loser, es astuto en momentos críticos.

¿Cuál ha sido la aventura más peligrosa de Pibil?

Pues hay varias. En ‘Cancún Rock’ recibe una señora madriza de su archirrival ‘Cólera’; otra podría ser cuando se enfrenta a un tratante de blancas chino, enorme y experto en artes marciales, dándose una batalla épica sobre unos trailers que viajan a toda velocidad rumbo al puerto de Progreso.

PIBILON_03

¿Y sus intereses amorosos?

Es interesante tu pregunta, porque Pibil nace precisamente del resultado de una terrible decepción amorosa, cuando Isidro, que vivía en el municipio de Abalá, es cortado por su novia, Horchata Canul, quien lo deja para casarse con el hijo del presidente municipal. Herido de muerte, decide viajar a Mérida, tratando de superar su dolor. Apenas entrando por el periférico, es asaltado por una pandilla, y dejado a su suerte. Es ahí cuando es rescatado por don Cosme, quien lo auxilia, le da cobijo y termina adoptándolo como ahijado. Isidro es roquero, toca decentemente la guitarra y canta. Así que tiene su pegue, pero finalmente se enamora de Doris una sobrina de su padrino, con quien inicia un noviazgo y termina viviendo en unión libre.

¿Cuál es el proceso creativo de una historia de Pibil y cuál es la técnica de dibujo que utilizas, ha cambiado con el paso de los años?

En mi mente siempre surgen los finales de las historias, y de ahí parto hacia el principio, tratando de inyectarle a la aventura mejores contextos, además de mucho humor, que le diera risa a la gente, que fuera divertida e ingeniosa.

Siempre he dibujado en tinta china, boceto directo a la opalina, y a darle. En los planos escenográficos, en encuadres, en perspectiva había obvias influencias de mis tres héroes: el norteamericano John Romita, dibujante de Spiderman, Los Vengadores, Los 4 Fantásticos, Daredevil y otros; el argentino Joaquín Salvador Lavado ‘Quino’ (Sí, el creador de Mafalda) y el francés Albert Uderzo (genial dibujante de Asteryx). Reconozco que al principio ‘cargaba’ de detalles el dibujo, le daba mucha calidad, pero tomaba demasiado tiempo y no era realmente necesario porque al transferirse a papel periódico los detalles se perdían casi siempre.

¿Qué planes tienes para el personaje?

Continuar dibujando las gráficas que publico en Diario del Sureste, junto con las historias cortas que he estado escribiendo. La primera temporada constó de 10 aventuras: la primera se publicó el 8 de febrero de este año, se tituló ‘Pibil contra el Devorador’ (http://bit.ly/2uKOIEi), la última apareció el 20 de abril, y se llamó ‘Pibil y la Sirena de Chelem’ (http://bit.ly/2sJLvDz ).

La segunda temporada iniciará el viernes 25 de julio, con mejores historias, mejor escritas, mejor dibujadas. Si nos acompañan, conocerán a una pandilla de Aluxes, acompañarán a Pibil a enfrentar al Huaychivo, estarán en un mega concierto de rock en Mérida, y disfrutarán (sinceramente lo espero) con otras diez historias.

¿Qué te hace falta?

Me hace falta publicar el libro de Pibil, con todas las historias aparecidas tanto en el periódico como en otras publicaciones, como la revista El Alux, Meridiano y algunas otras que dibujé, pero no fueron publicadas, más alguna aventura actual. La cuestión es quizá dejar de dormir algunas horas a la semana para poder ponerme a dibujar, porque entre mis dos trabajos profesionales en medios, ensayos con la ‘Fuente del Poder’ y otro proyecto musical, apenas queda espacio para algo más.

¿Qué te gustaría sucediera?

Pues que trascienda, que así como hubo mucha gente que lo disfrutó en el pasado, otros más lo conozcan ahora, se encariñen y lo sigan, y qué mejor que lo haga visitando nuestro portal: Diario del Sureste.

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>