Destacada

Acerca de “Ya Saben Quién”

By on febrero 8, 2018

Perspectiva

Yasabenquien_1

“Mientras más cambian las cosas, más siguen siendo lo mismo…”

Circumstances, Rush

La semana pasada, durante el almuerzo sabatino familiar, mi primogénito vehementemente defendía su postura de votar en julio por “ya saben quién.” Argumentaba, con justísima razón, que esa era la única alternativa ante el historial de corrupción, robo e impunidad que ha revestido la actuación del partido tricolor y del partido azul. “No quiero más de lo mismo, y ‘ya saben quién’ parece ser la mejor opción,” nos dijo. “¿A poco me van a decir que están dispuestos a votar nuevamente por los que nos gobiernan?”

Inicio por ofrecerle una disculpa: me parece que es cierto algo más que mencionó ese mediodía, aquello de que lo subestimamos –usó otra palabra aun más fuerte– y que no le damos el suficiente crédito a sus opiniones. Quisiera pensar que me sorprendo ante su manera de pensar, sobre todo cuando no coincide con la mía, y que entonces caigo en el cliché de toda la vida: “es joven y no comprende.” Como fuera, tomo nota y me hago la firme promesa de escuchar, de ahora en adelante, todos sus argumentos siempre hasta el final, sin descalificarlo y mucho menos etiquetarlo o prejuzgarlo. Aún me falta mucho por aprender en este rol de padre con que Dios me ha premiado, lo confieso.

Coincido plenamente en el argumento principal de su análisis: yo también estoy “óptudimóder” (Dehesa dixit) de la clase política, y de los partidos que se han dividido el gobierno de esta nación desde que existe el modelo democrático –agotadísimo, a juzgar por las numerosas y dolorosas evidencias– con el que nos regimos; estoy cansado de la impunidad, de lo insaciables que son estas lacras llamadas “políticos” que, en vez de levantarnos como país, han encontrado la manera de postrarnos y dividirnos, mientras ellos se hacen de pingües ganancias, y alegremente burlan la justicia, en franco contubernio unos con otros.

Lo que más me preocupa de la postura de mi hijo, sin embargo, es que no alcanza a ver que “ya saben quién” proviene de esa misma clase política, y que se está rodeando de tal cantidad de alimañas y desvergonzados chapulines y “políticos” que resultará imposible controlarlos si en verdad llega a la Presidencia, con lo que tan solo habremos cambiado al actor principal, pero la obra seguirá siendo la misma.

Mi hijo, al parecer, ha creído aquello de que “ya saben quién” es un noble cruzado que ha emprendido la madre de todas las batallas, cuando lo que hemos visto aquellos que hemos seguido estos procesos democráticos y sus personajes desde hace varios decenios es a un individuo intransigente, opaco en cuanto a sus medios de supervivencia económica, falto de ideas de verdadero peso, obsesionado con el poder, que ha hecho su fama denunciando con dedo flamígero todo lo chueco que ayudó a construir, y de lo que se ha nutrido, y a aquellos con los que se ha coludido para que no cambien las cosas.

Me preocupa que jóvenes como él no estén adecuadamente informados de las desventuras a las que nos han sometido los tricolores, los azules, los amarillos, los morenos, los verdes, los turquesas, los rojos; y que no alcancen a ver que los protagonistas de esta debacle de país, en que la impunidad y la violencia son constantes, son los mismos que ahora piensan que con tan solo lavarse el rostro, cambiar el color de su casaca, y con el argumento de que han sido “aves que han cruzado el pantano sin mancharse las alas” pretenden venderse como la solución a todos nuestros males.

Me aterra que la mayoría de la gente compre las ideas de “ya saben quién” ante la promesa de recibir pensiones, asistencia económica, y una inmensidad de promesas que simplemente no son viables a menos que se eche a andar la máquina de troquelar dinero, cuando lo que requerimos es generar más empleos con programas realistas que impulsen su creación.

Me suscribo al pensamiento del monero Garci cuando expone que es uno de esos ciudadanos que no sabe qué hará con su voto y que esperará hasta el final de las campañas para tomar su decisión, a sabiendas de que ninguno de los candidatos actuales sirve para un carajo (esto último lo digo yo, no Garci).

Desde esta perspectiva, “ya saben quién” es alguien que nació del pútrido sistema que nos gobierna, que creció dentro de él, y que ahora abjura y se deslinda del mismo, lo cual lo descarta automáticamente como opción; los candidatos que lo acompañan tienen un origen similar, por lo que tampoco son solución.

Horrible y desesperanzadora situación la que enfrentamos aquellos que vemos a través de tantas cortinas de humo. ¿No les parece? Mucho peor aún ante la rampante violencia e inseguridad que cabalga por la nación.

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.