Inicio Cultura Testimonios, Cuentos, Relatos y Otros Temas

Testimonios, Cuentos, Relatos y Otros Temas

2
0

Testimonios_portada

PRESENTACIÓN

Como respuesta a un exhorto del Prof. Ramón G. Bonfil – q.e.p.d. –, quien fuera Presidente de la Academia Mexicana de la Educación de la que soy miembro de número, inicio la redacción de estos apuntes. Cuarenta y dos años he dedicado a la educación, transitando en diferentes tiempos por la primaria, educación especial para discapacitados, secundaria, preparatoria, superior y otras aventuras educativas. Es, pues, necesario hacer un alto en el camino, reflexionar, hacer balance, continuar la vida y el mejor modo de iniciar este proceso es analizando el pasado con la luz del presente, y con la visión a futuro.

Para la mejor lectura de este documento son necesarias algunas consideraciones respecto de su estructura: comenzaré por la niñez, pues mucho tiene que ver con mi decisión de haber escogido la carrera de profesor, iniciando con algunos relatos que reflejan vivencias iniciales que son precisamente expresiones de una primera y segunda infancias, afortunadamente no olvidadas.

Continuamos entonces con la crónica de hechos educativos de los primeros años de formación primaria, después secundaria, formación profesional y desempeño laboral. Tratándose de testimonios en el sentido educativo, para su mejor comprensión los acontecimientos se van apoyando con algunas referencias históricas institucionales y con la teoría educativa de importantes pedagogos que en diferentes tiempos fueron forjando la educación del presente. Así, exponemos conceptos fundamentales en notas breves sobre María Montessori, Ovidio Decroly, John Dewey, Claparade, Jean Piaget, Vigotsky, Ausubel, Bruner y referencias, desde luego, de los maestros mexicanos que nos formaron y que enriquecieron la educación de nuestro país.

Otros capítulos son relatos y cuentos, si bien fantasiosos a veces, también realidad de lo que nos tocó vivir; de nuestra historia, y de Educación y Política, que reflejan un pasado y un presente a la vez, completando la percepción de un panorama de décadas de juventud y de madurez.

César Ramón González Rosado

PRÓLOGO

Una de las mayores satisfacciones que un integrante del mundo de las letras puede recibir es, sin duda, la que mi entrañable amigo César Ramón me ha otorgado: prologar una de sus obras.

Es para mí un auténtico privilegio dar a conocer una pequeña semblanza de esta notable compilación de relatos, cuentos y artículos publicados por nuestro apreciado amigo en el Diario de Yucatán, en el periódico Por Esto, y en el portal de Internet Yucatanonline.com durante el período 2003-2005.

Con esta obra nuestro querido compañero César, quien actualmente radica en la ciudad de Naucalpan, estado de México, nos demuestra que se encuentra en la cumbre de su carrera. Esto queda evidenciado por la madurez y profundidad de sus afirmaciones, juicios y reflexiones, cuando analiza los sucesos sociales y políticos; cuando hace uso de su extraordinaria imaginación al narrar sus cuentos, sus fábulas, que siempre van acompañadas de un mensaje claro, una moraleja formativa, siempre con un sentido social; cuando hace uso de su exquisita narrativa y, viajando por el tiempo, nos traslada al pasado, relatando sus inolvidables recuerdos; cuando hace uso de su prosa educada, refinada y espontánea, que siempre lo ha caracterizado.

En este libro César nos hace una atenta invitación para realizar un viaje, una placentera travesía que, de pronto, nos conduce a conocer las leyendas de un mundo fantástico y mitológico, para luego atravesar por los entretenidos y nostálgicos relatos de un mundo campirano y costumbrista, así como, por momentos, se detiene a observar y opinar, con la seriedad y responsabilidad que concierne, sobre los acontecimientos y problemas que enfrenta nuestro mundo real, tanto los que corresponden a los ámbitos nacional e internacional, como los que competen al ámbito local, principalmente los relacionados con su querida tierra, Yucatán, la cual siempre tiene presente.

Es muy fácil quedar atrapados en la amena lectura de esta interesante obra, ya que el estilo siempre ágil, fresco y, a la vez, agudo y preciso de nuestro autor, es una garantía para hacer que la expedición cultural a la cual César nos invita, y a la cual un servidor se ha incorporado, sea realmente estimulante y fructífera.

En la presente compilación César Ramón nos habla, entre otros temas, del Yucatán de antaño; nos describe el aroma de nuestra tierra en aquellos tiempos, de sus bellos paisajes; nos habla de la sencillez y nobleza de nuestra gente, de sus sueños, de sus ilusiones, de sus esperanzas; nos acerca al Yucatán de ayer, que nos ha legado su historia, sus costumbres, sus leyendas; nos transporta al Yucatán que nos ha heredado sus bailes, su música, sus creencias; al Yucatán que ha transferido, de generación en generación, su arte, sus canciones, sus poemas; su identidad, su esencia misma.

César, como todo aquel hombre enamorado de su tierra, nos hace conscientes de la riqueza cultural invaluable de nuestro queridísimo Yucatán, enseñándonos, con auténtica vocación, cómo debe ser amada y valorada por las generaciones presentes y futuras.

En esta gira social, cultural y política, César también nos habla de sus inicios como periodista en la Asociación Periodística Estudiantil Yucateca (APEY). Nos recuerda a los colegas y amigos de antaño, junto con los cuales continuamos luchando por una misma causa, compañeros y hermanos con los cuales, hasta el día de hoy, compartimos un mismo ideal, fruto de esa gran cosecha intelectual sembrada por nuestros respetados y admirados maestros como el Lic. Jaime Orosa Díaz, el Profr. Agustín Franco Aguilar, el Lic. Francisco Repetto Milán, el escritor Carlos Duarte Moreno, el Lic. Conrado Menéndez Díaz, el Profr. Agustín Franco Villanueva, el Lic. Francisco Canto Rosas y el Profr. Edmundo Bolio Ontiveros, entre muchos otros, quienes influyeron notablemente en nuestra vocación y formación intelectual.

Se puede estar a favor o en contra de la ideología, los juicios y reflexiones de nuestro estimado hermano César Ramón, pero una cosa sí es segura: en sus letras queda plasmada una propuesta siempre sincera y bien intencionada, quizás una propuesta alternativa para encontrar la verdad: una verdad amiga de la justicia; una verdad amiga de la tolerancia, solidaridad y el respeto; una verdad amiga de la paz; una verdad amiga de la fe, el amor y la fraternidad; una verdad amiga de la grandeza de su espíritu y la nobleza de su corazón.

José Adonay Cetina Sierra (JACS)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.