Inicio Cultura Los truncados planes fílmicos de Bruce Lee

Los truncados planes fílmicos de Bruce Lee

5
0

Cine

Siendo Bruce Lee la máxima figura cinematográfica de las artes marciales, su repentina muerte, ocurrida en 1973, impidió que se realizaran varios proyectos que el maestro tenía contemplados en su agenda profesional para los siguientes años.

El Dragón Inmortal solamente filmó cuatro películas completas de artes marciales: “The Big Boss” (1971), “Fist of Fury” (1972), “The Way of the Dragon” (1972) y “Enter the Dragon” (1973), más unos 40 minutos de escenas de combate para su inacabado filme “The Game of Death”. En 1974, un año después de la muerte de Lee, usando algunos capítulos de la serie de TV “El Avispón Verde” (donde personificaba a Kato), se armó una película titulada “El Avispón Verde”.

La necesidad de más material del Rey de las artes marciales originó el nacimiento de la “Brucexplotation”, un alud de películas malísimas protagonizadas por clones de Lee. Puede parecer exagerado, pero el deceso del pequeño dragón causó un gran impacto a la industria cinematográfica de Hong Kong: si bien sus primeros dos filmes fueron producidos por Raymond Chow, de Golden Harvest, la tercera autoproducida con su compañía Concorde Films, en alianza con Chow; y la última, “Enter the Dragon” por la poderosa Warner Brothers, Lee estaba apenas por compartir su grandeza como súper estrella asiática e internacional con la Shaw Brothers, la más importante productora de aquella zona.

Raymond Chow estaba consciente de que no había manera de que pudiera igualar las astronómicas ofertas económicas de diversas productoras, no solo de los Estados Unidos, sino también de Italia. Por ello ofreció a Bruce asociarse para la realización de “The Way of the Dragon”, compartiendo ganancias de 130 millones, un dineral para aquella época. “The Big Boss” recaudó 50 millones, “Fist of Fury” 100 millones y “Enter the Dragon” 400 millones.

En 1978 fue lanzada “Game of Death”, anunciada como la última película de Bruce Lee, aunque el Dragón Inmortal solamente aparece en las escenas de lucha finales, siendo reemplazado en otras por un doble, un filme horroroso, salvo por las escenas donde aparece Bruce. En 1981 Golden Harvest lanzó “Juego de la Muerte II”, usando fragmentos de escenas descartadas de “Operación Dragón” y un doble, siendo igual de mala que la antecesora.

Se sabe que en 1972 Bruce Lee visitó los estudios de la Shaw Brothers para una sesión fotográfica, posando con distintos atuendos de la época clásica y de la dinastía Qing. Se filtró que estaba en pláticas con Run Run Shaw, dueño de la compañía, para protagonizar una saga de al menos tres películas, una superproducción donde daría vida al general Nian Kan Yao, una leyenda militar de China. Bruce estaba decidido a hacer este proyecto, como consta en una carta dirigida a Run Run donde le confirmaba que aquel 1973 reservaría a Shaw los meses de septiembre, octubre y noviembre para filmar lo que fuera necesario, siempre y cuando las negociaciones se cerraran satisfactoriamente para ambas partes.

A inicios de 1973, el productor italiano Carlo Ponti se comunicó con Bruce Lee para ofrecerle participar en un proyecto donde estaría implicada su esposa Sophia Loren, una diva del cine internacional, pero este le confesó que le resultaba imposible pues estaría ocupado prácticamente todo aquel año. El plan fue retomar la idea a finales de noviembre, pero la muerte de Lee impidió su realización. Ponti produjo en 1973 una comedia de kung fu llamada “Ming Ragazzi!”, con imitadores de Terence Hill y Bud Spencer.

Si Bruce Lee no hubiera muerto en 1973, seguramente hubiera grabado filmes clásicos compartiendo cartel con otros iconos cinematográficos, de hecho, con “Operación Dragón” se convirtió en el actor de acción más solicitado.

Otro que se quedó con las ganas de actuar junto a Bruce fue su exalumno James Coburn, quien intentó convencerlo de retomar el proyecto de “La Flauta Silenciosa” que ambos intentaron rodar vía Warner Brothers a finales de la década de los 60. El miserable presupuesto, la obligación de filmar en La India, para abaratar aún más costos, impidió el objetivo. Para 1973 Bruce no tenía espacio para un filme cuyo guion había escrito él mismo junto a Coburn y Stirling Silliphant.

Mención aparte merece la idea original de “Game of Death”, película en la que Bruce había concebido describir la necesidad de un guerrero de adaptarse a las virtudes y falacias de cada rival, en entornos distintos. Su concepto original, al que había pensado invitar a participar a Chuck Norris, Angela Mayo Ying y Bolo Yueng, nada tiene que ver con el bodrio lanzado en 1978.

Murió muy joven el gran dragón, por lo que es agobiante tratar de imaginar de qué hubiera sido capaz con todas esas películas que jamás podremos ver.

RICARDO PAT

riczeppelin@gtmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.