Inicio Portada Remembranzas del Boxeo en Yucatán – VII

Remembranzas del Boxeo en Yucatán – VII

0
0

VII

OTRA CORONA

 En la década de los ochenta, el 26 de septiembre de 1981, Juan Herrera se convirtió en el primer yucateco en coronarse campeón mundial de peso mosca de la AMB, al derrotar al panameño Luis Ibarra en 12 asaltos en el parque Carta Clara. El segundo fue Fredy “Chato “Castillo, cuando dispuso de Prudencio Cardona.

Una de las noches tristes del boxeo se produjo el 1 de mayo de 1982 cuando, después de haber defendido con éxito su título ante Betulio González, Juanito Herrera cayó ante el argentino Santos Laciar. En el fragor del combate, Herrera había sufrido la dislocación del hombro derecho y fue vencido por KOT por el de las Pampas en el decimotercer asalto.

Esa misma noche ocurrió una tragedia que estuvo a punto de enlutar el boxeo local: Miguel “Pulgarcito” Leal, tras violento combate con el argentino Mario “Tony” De Marco, estuvo a punto de perder la vida, pero la rápida y eficaz intervención del neurocirujano René Herrera le permitió al izamaleño su recuperación. Esa noche, como Comisionado de la Organización promotora y además Presidente de la Comisión de box y Lucha libre, nombré a los jueces y personal de zona técnica. Estando en la zona técnica como Comisionado, a Juan Herrera se le dislocó el hombro en el fragor del combate; ordené al Jefe de los Servicios Médicos, el Dr. José de la Guerra, que subiera al ring y diera su diagnóstico. En ese momento, el Sr. Asís Abraham –coempresario- se metió al área técnica, gritando que no se suspendiera la pelea. Ordené que la autoridad lo sacara del área técnica o se le consignaría. Posterior a ese combate, se dio el lamentable accidente de “Pulgarcito” Leal: recibió un fuerte golpe y cayó fulminado, golpeándose la cabeza contra el entarimado. Subió de inmediato nuestro anestesista para valorar signos vitales -en todas las funciones contábamos con una ambulancia y dos paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, aprovechando que además yo era el Tesorero de esa institución benéfica; en camilla lo llevamos a su camerino, se le entubó y el Dr. René Herrera solicitó un quirófano de urgencia. Cuando llegaron a la Clínica T1 del IMSS, ya un equipo médico de cirugía lo esperaba; se le declaró descerebelado. Le salvó la vida el Dr. Herrera; a la semana, en piso, se cayó “Pulgarcito” de la cama y nuevamente el Dr. Herrera le quitó un segundo coágulo. “Pulgarcito” Leal hasta la fecha trabaja en el comercio del promotor William Abraham (+) siendo el único boxeador que vive posterior e ese traumatismo cerebral.

Este evento logró la atención del boxeo en el mundo por ser el primer boxeador que vive posterior a una descerebelación. En el siguiente Congreso Mundial de Boxeo, presidido por José Sulaimán Chaigñón, se declaró al Cuerpo Médico de la Comisión de Box de Mérida como el Mejor Cuerpo Médico Mundial, por contar con un cuerpo colegiado conformado por un jefe médico, anestesista, químico, radiólogo, médicos generales, ortopedista, neurólogo, cirujanos, oftalmólogo y ambulancia durante los combates. Recibimos ese reconocimiento mundial en la Comisión de Boxeo y Lucha Libre de Mérida, que no fue mi Presidencia, sino la aportación de quienes me apoyaron: el Dr. Joaquín Jiménez Trava, José María Escalante, Alberto Eljure, Gonzalo Solís, Luis Jorge Quero, Roger Ruz Navarrete, Mario Priego, Omar Eljure y muchos más que me apoyaron sin restricciones para cumplir con este cometido, que pude manejar con acierto con un cuerpo médico que solo recibió aplausos en esa fatídica noche en el Carta Clara. Mis dos antecesores sentaron las bases técnicas y deportivas para instalarnos internacionalmente entre los países que dan brillo a este deporte de Fistiana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.