Inicio Opiniones Perspectiva: Noches de Kukulkán

Perspectiva: Noches de Kukulkán

1
0

foto1

“Aquél que olvide,

Será condenado a recordar…”

  • Nothingman, Pearl Jam

Si aún no ha tenido la oportunidad de asistir y apreciar el nuevo espectáculo de luz y sonido en Chichén Itzá, vaya lo más pronto posible: el acceso será gratis hasta el 30 de junio y no me imagino cuánto va a costar después de esa fecha, pero me temo que no será barato, a juzgar por lo que ahora cuesta entrar a la zona arqueológica durante la mañana.

En esta edición nos enteramos de la historia de las primeras investigaciones de Palenque, y presentamos una reseña del espectáculo mencionado en el párrafo anterior. Nuestros Mayas nos hacen sentir un gran orgullo, aún después de tantas centurias de haber abandonado estos lugares. A la vez, es evidente que aún nos falta tanto por conocer sobre ellos.

El espectáculo es una maravillosa y muy afortunada combinación de lo antiguo, de lo sagrado, con la tecnología moderna y con la historia. Se trata de una breve pero enriquecedora semblanza de los pobladores del Mayab, a quienes sentimos omnipresentes en esos lugares.

Me pregunto si no se pudiera hacer algo similar con Uxmal, revivir con esta tecnología y con un buen argumento e imágenes el esplendor del Castillo del Adivino, la majestuosidad y riqueza en detalles del cuadrángulo de las monjas, del templo de los pájaros, del juego de pelota. ¿Y qué tal Ek Balam, o la ruta Puuc? Tal vez usando un poco de la misma historia que nos relatan en Chichén.

Me pregunto también si no sería posible reproducir un juego de pelota digitalmente en Chichén Itzá, utilizando las construcciones actuales. Si bien no podemos reproducir con materiales actuales su magnificencia, la tecnología sí puede restañar los daños del tiempo y presentarlos a nuestros ojos como eran en su esplendor, agregando animación.

¿Se imaginan tener en cada una de las zonas arqueológicas de nuestro estado, de nuestro país, espectáculos que nos permitan adentrarnos en la historia y, así, apreciarla? Con todo el respeto que se merecen nuestras zonas arqueológicas, ¿se imaginan que en nuestro país se volvieran centros de atracción en los que compartamos con todos nuestra riqueza histórica, que en cada centro ceremonial se reprodujeran esos jirones de la historia de la humanidad?

Los americanos no tienen mucha historia propia, y los europeos y orientales siempre han estado ávidos de conocer cómo eran las cosas en nuestro continente. ¿Por qué no invertir en tecnología como la que se ha colocado en Chichén y replicar el modelo en otros lugares? Esos ingresos, a su vez, no solamente cubrirían la inversión rápidamente, sino que podrían reinvertirse en las zonas, en la investigación, además reforzaríamos la pernocta en esos sitios, la venta de servicios, la oferta de empleos. Estaríamos creando un ciclo virtuoso.

Desde esta perspectiva, necesitamos utilizar los recursos tecnológicos en nuestro beneficio y en el de nuestra gente, y no quedarnos con la miope idea de presentar espectáculos que únicamente lleven dinero a las alforjas de los megalómanos de siempre. Necesitamos reinvertir en nosotros, en nuestros nichos, en lo que es un patrimonio de la humanidad bajo nuestro resguardo.

Me pregunto si este proyecto es algo que necesariamente tiene que venir de un político o de un funcionario para funcionar…

Gerardo Saviola

gerardo.saviola@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.