Inicio Portada Gatos y Cajas, Amor Sin Límite

Gatos y Cajas, Amor Sin Límite

0
0

Gatos y Cajas, Amor Sin Límite

Una simple caja de cartón puede representar el mejor lugar para vivir o dormir… desde el punto de vista de un gato, desde luego.
Una simple caja de cartón puede representar el mejor lugar para vivir o dormir… desde el punto de vista de un gato, desde luego.

Cuando tenemos un gatito por primera vez, siempre queremos ir corriendo a la tienda de animales y comprarle todo aquello que los haga ver adorables: desde juguetes hasta una linda y cómoda cama. Compramos una hermosa cama, ideal para su tamaño, y lo menos que hace nuestro gato o gata es dormir en el lugar que corresponde. Son más osados y optan por lugares peculiares, como una simple caja de cartón, generalmente en la que viene empacada su adorable y cómoda cama. Prefieren acurrucarse en cajas de zapatos, maletas o rincones oscuros y solitarios.

Los gatos escogen lugares pequeños para dormir —así no quepan en ellos—. Si ya tienes un felino te habrás dado cuenta la afición que tienen por lugares extraños

Quizá la caja rememora en la mente del gato las cuevas en las que sus antepasados se ocultaban, seguros de los depredadores, y por eso mismo buscan imitar el comportamiento.
Quizá la caja rememora en la mente del gato las cuevas en las que sus antepasados se ocultaban, seguros de los depredadores, y por eso mismo buscan imitar el comportamiento.

En la naturaleza, los gatos tienen grandes depredadores como los zorros. Por lo tanto, suelen ser lo más discretos posible, sobre todo cuando están en su momento más vulnerable: mientras duermen. Encontrar un lugar tranquilo que se asimile a una “cueva” para ellos tiene sentido. Si está escondido, los depredadores tienen menos probabilidades de encontrarlo. Los gatos instintivamente buscan lugares cómodos y protegidos. ¿Alguna vez has notado que, al vaciar el contenido de una caja, el gato salta inmediatamente dentro de ella? El gusto de los gatos por esconderse en cualquier caja tiene una explicación: esconderse en una caja reduce el estrés de estos animales.

Científicos españoles estudiaron el fenómeno en un refugio holandés para gatos. En estos lugares los niveles de estrés de los felinos pueden «dispararse». Evaluaron el efecto de esconderse en cajas en dos grupos de gatos. Un grupo de 10 felinos tenía cajas y el otro grupo de nueve no las tenía. El equipo encontró una gran diferencia entre los dos grupos entre el tercer y cuarto día, ya que notaron que los gatos con caja fueron capaces de adaptarse más rápidamente a su nuevo entorno que los otros. Ocultarse es «una estrategia de comportamiento»; además, esto les permite hacer frente a «los cambios ambientales y los factores de estrés.»

La seguridad, sumada a la calidez que produce el cartón, es por lo que los mininos prefieren cajas y objetos de dicho material.
La seguridad, sumada a la calidez que produce el cartón, es por lo que los mininos prefieren cajas y objetos de dicho material.

Se recomienda a los amantes de los gatos y a los responsables de los refugios de animales que pongan cajas para que los felinos puedan ocultarse y desestresarse. Los gatos con cajas estaban menos estresados, y más interesados en interactuar con los seres humanos.

Lo anterior tiene sentido si tenemos en cuenta que la primera reacción de casi todos los gatos a una situación estresante es retirarse y esconderse. En lugar de resolver las cosas, los gatos son más inclinados a huir de sus problemas o evitarlos por completo (como muchas personas). La caja, en este sentido, puede a menudo representar la zona de seguridad, un lugar donde las fuentes de ansiedad, la hostilidad y la atención no deseada simplemente desaparecen.

Otra razón por la que a los gatos les gustan las cajas es porque se sienten seguros y cálidos. El sonido de sus patas y garras dentro de una caja es genial para un gato. Se hace mucho ruido, se siente bien. A los gatos también les gusta morder la esquina de las cajas.

Al estar en un lugar tan pequeño y acurrucados se sienten calentitos. Les gusta estar apretados, pues son más sensibles al frío. Por instinto les gusta estar en lugares alejados y solitarios desde donde puedan mirar mientras descansan.

Los lugares pequeños, que a la vez les parecen seguros, son los preferidos por los gatos para dormir.
Los lugares pequeños, que a la vez les parecen seguros, son los preferidos por los gatos para dormir.

Los felinos duermen alrededor de unas 18 horas por naturaleza; al pasar la mayor parte del día durmiendo, escogen los lugares más seguros para ellos.

El cartón también proporciona a un gato la posibilidad de arañar, afilar sus garras y marcar su territorio.

Cualquier persona que convive con gatos sabe que al abrir una maleta y comenzar a empacar la ropa, el gato saltará rápidamente a investigar lo que hay adentro, así como cuando se deja la puerta de un armario abierta, lo más seguro es que entren a comprobar lo que hay dentro. Los gatos son curiosos por naturaleza, y con las cajas ocurre exactamente lo mismo.

Estos felinos tienen pocos depredadores, pero aun así prefieren dormir en algún lugar donde no los puedan ver fácilmente. Una caja es un lugar ideal para acechar a una presa, ya sea animal, un juguete o un humano. Podría decirse que a los gatos puede que no sólo les gusten las cajas, sino que las necesitan.

No solo las cajas, sino otros lugares “extraños” parecen ser los preferidos de los gatos al momento de descansar.
No solo las cajas, sino otros lugares “extraños” parecen ser los preferidos de los gatos al momento de descansar.

La neutralidad térmica de un gato doméstico es de 30 a 36 grados centígrados. Ese es el rango de temperaturas en que los gatos están «cómodos» y no tienen que generar calor adicional para mantenerse calientes, o gastar energía metabólica en el enfriamiento. El cartón corrugado es un gran aislante y los espacios confinados fuerzan a los gatos a hacerse «bola» para ayudar a conservar el calor del cuerpo.

Las cajas de cartón no son los únicos escondites que les gustan a los gatos: los recipientes redondos, los lavamanos y las canastas también pueden funcionar. Muchos gatos parecen elegir otros lugares extraños para relajarse. Otros prefieren los zapatos, tazas, bolsas, cajas de huevos vacíos, y otros espacios confinados pequeños.

Casi ningún lugar podría ser despreciado por un minino al momento de buscar un espacio para descansar.
Casi ningún lugar podría ser despreciado por un minino al momento de buscar un espacio para descansar.

Dra. Carmen Báez

Presidenta

El Muro Mérida A.C.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.