Despedida

By on julio 10, 2015

Aún me siento engañado y decepcionado,

Lastimado por tu actitud

Tras haber mendigado caricias y amor,

Ante el altar de tu altivez y egoísmo,

Condescendiente ante tu sobriedad y exaltado despliegue de rectitud,

Revestida de santidad,

Mientras mi deseo desfallecía por intimidad.

Ahora retomo mis ansias,

Mis sueños cargados del erotismo y amor que me negaste,

Y elijo vivirlos sin remordimiento alguno,

Libre de tu influencia,

Lejos de tu inconsciencia.

Exorciso de mi cuerpo tu recuerdo,

Dejo que la paz regrese a mí.

Penoso que desperdiciaras mi nueva actitud,

Y que sepultaras mi amor bajo esa capa de indiferencia,

De acusaciones llenas del resentimiento del pasado

Y de vanidad.

Penoso que yo no lo hubiera visto antes,

Que me entregara de esa manera

Que no viera que no estabas lista

Para ser amada.

Adiós.

Gerardo Saviola

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.