Crónicas de Cine: Tomorrowland

By on junio 12, 2015

New York Comic-Con At Javitz Center

Aún no sé si Tomorrowland trató conscientemente ser una película de Disney, o si el director logró pasarle un strike a Disney logrando una película que dista mucho de ser “familiar” – una de las características principales de los estudios del ratón parlante.

Es precisamente en esa disyuntiva en donde se encuentra esta película dirigida por Brad Bird – director de la estupenda pero poco reconocida película animada “El Gigante de Hierro”, de “Ratatouille”, de “Misión Imposible: Protocolo Fantasma”, y de “Los Increíbles” – que no logra despegar como película de aventuras, pero que se alejó a años luz de lo que normalmente vemos bajo el sello de Disney.

Si bien hay elementos que la identifican como un perfecto producto Disney – los futurísticos paisajes de La Tierra del Mañana, la tecnología y los robots, los medios de transporte, todas las figuras de acción en la tienda, sobresaliendo las de Star Wars – la imagen se desvía de lo meloso desde el momento en que vemos el primer asalto sobre las protagonistas: dos menores de edad, una humana y una cibernética – interpretadas por  Britt Robertson y por Raffey Cassidy, respectivamente. No se trata tan solo de “inutilizar” a las protagonistas, sino de matarlas, y en el camino se cargan a varios otros humanos. ¿Cuándo en una película familiar de Disney habíamos visto que a una niña la atropellen, o que intenten asesinar a la otra protagonista desintegrándola? El shock total…

No es una mala película, déjenme ser claro al respecto. De hecho entretiene durante su poco más de dos horas de duración: cuenta con muy buenos actores (George Clooney, interpreta al amargado inventor Frank Walker que fue deportado de Tomorrowland, y Hugh Laurie, en su rol del gobernador Nix, hacen un muy buen trabajo siendo odiosos ambos), espectaculares efectos especiales – la escena de la torre Eiffel es visualmente magnífica, así como la idea detrás de ella –, y hasta las niñas lo hacen bien, aunque el personaje de Casey (una soñadora cuya inteligencia la marca y separa de los demás, ignorándola siempre que se puede) es por mucho superado por el personaje de Athena en complejidad e interés.

Disney's TOMORROWLAND..Tomorrowland..Ph: Film Frame..©Disney 2015

El argumento es francamente difícil de explicar – a pesar de que Laurie era buenísimo para explicarnos los casos más complejos en su rol televisivo de Dr. House, aquí simplemente los diálogos no lo ayudan en absoluto – pero baste decir que un robot cuya función era encontrar soñadores y llevarlos a Tomorrowland recluta a Casey y la orienta para hacerla llegar a ese lugar, con la ayuda de Frank Walker. Nix y Frank comparten la apocalíptica idea de que la Tierra, que de alguna manera comparte su sino con Tomorrowland, está a menos de 60 días de llegar a su fin, pero Casey simplemente no acepta la idea y “encuentra” la manera de revertir el proceso entrópico que viven ambos mundos. Nix desea que la Tierra se vaya a la fruta, mientras que él gobierna y controla la decadente Tierra del Mañana.

A pesar del enorme presupuesto que se manejó para hacerla (190 millones de dólares), la película no ha recabado ni la mitad de lo que costó, y francamente veo muy difícil que lo logre, sobre todo cuando tan solo asistimos seis personas a verla a la función de este pasado sábado. Esto es una pena, porque el director no es malo, ni lo es la idea, es tan solo que el aterrizaje no fue el mejor. Rica en colores, rica en acción, deslumbrantes escenarios, con muy buenas ideas transferidas a la pantalla, me dejó la impresión de que pretendió ser mucho más de lo que es y, al hacerlo, se extendió innecesariamente al menos por una media hora. Incluso el mensaje ecológico que guarda está demasiado escondido.

En resumen, esta película es para adolescentes y adultos que quieran divertirse asomándose un poco al futuro, sin evaluar muy a fondo los detalles de su origen, ni su relación con el mundo en que vivimos.

Gerardo Saviola

gerardo.saviola@gmail.com

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste