Bullying, Pesadilla Escolar

By on mayo 26, 2016

Lo que más me dolió no fue el acoso, sino el ver que los demás no hicieron nada para ayudarme”

Testimonio de un sobreviviente de Bullying.

El bullying, o acoso escolar, es un fenómeno que lamentablemente parece ir en aumento.

El bullying, o acoso escolar, es un fenómeno que lamentablemente parece ir en aumento.

En los últimos tiempos, cuando la comunicación se ha vuelto más accesible gracias al internet, se ha observado un fenómeno creciente del que tal vez todos hemos sido testigos alguna vez. El Bullying o acoso escolar es el abuso que ocurre constantemente entre alumnos en el ámbito escolar; estas agresiones pueden ser físicas como los golpes, coscorrones, empujones, o agresiones aún mas severas que pueden ocasionar un daño permanente e incluso la muerte.

La violencia social segrega de tal manera a la víctima que produce un estado de indefensión al dejarla sin redes de apoyo.

La violencia social segrega de tal manera a la víctima que produce un estado de indefensión al dejarla sin redes de apoyo.

Las agresiones psicológicas se manifiestan en forma de burlas, apodos, menosprecio y una de las más sutiles que es la violencia social o relacional, que se encarga de segregar a la víctima hasta dejarla sin redes de apoyo, dañando sus relaciones sociales.

El abuso sexual también está presente en el ámbito escolar. Este se da en ambos sexos y puede ir desde el acoso, tocamiento o una violación.

El acoso escolar se compone de cuatro participantes:

  • El Bully o acosador – Es el que comete las agresiones; por lo general posee una personalidad sádica y puede presentar un trastorno disocial que se caracteriza por la ausencia de empatía, así como características narcisistas. Este trastorno puede desencadenar con la edad en un trastorno antisocial, indicador de un comportamiento criminal.

  • Los seguidores – Estas personas se identifican con el bully o acosador, y pueden unirse para cometer el maltrato. Esto es muy evidente en las pandillas o grupos de amigos del agresor que festejan los actos del acosador, alimentando su narcisismo.

  • La víctima – Es aquella persona que se percibe indefensa ante las fechorías del agresor; pueden ser más de uno, y por lo general no posee las cualidades asertivas para poner un alto al maltrato, haciendo muy difícil darse cuenta de lo que le pasa al mantener en secreto su situación.

El ciber bullying se da cuando se utilizan las redes sociales o mensajes de texto para distribuir material o rumores que fortalecen el acoso escolar.

El ciber bullying se da cuando se utilizan las redes sociales o mensajes de texto para distribuir material o rumores que fortalecen el acoso escolar.

  • Los espectadores – Son todos aquellos que son testigos de los abusos, pero no hacen nada para impedirlo.

No es lo mismo el bullying que la violencia escolar, ambos tienen sus propias características.

No es lo mismo el bullying que la violencia escolar, ambos tienen sus propias características.

Hay que diferenciar el término bullying de violencia escolar: el bullying únicamente se denomina al abuso entre pares del ámbito escolar, mientras que la violencia escolar puede darse entre alumnos y profesores.

Una víctima de bullying puede desarrollar a corto o largo plazo diversos padecimientos como fobias, depresión, ansiedad, baja autoestima, estrés postraumático, deserción escolar y pensamientos suicidas que en ocasiones llegan a ser comportamientos que llevan a la muerte.

Las secuelas del bullying son tan graves que son comparadas con las de un abuso sexual y, si la víctima no tiene tratamiento, estas pueden permanecer hasta la edad adulta.

La falta de tratamiento en una víctima de bullying puede hacer que sus secuelas subsistan hasta la edad adulta.

La falta de tratamiento en una víctima de bullying puede hacer que sus secuelas subsistan hasta la edad adulta.

La adolescencia suele ser una etapa especialmente vulnerable, ya que es mas fácil desarrollar un padecimiento emocional fruto del desequilibrio hormonal natural en el desarrollo.

Un cambio de comportamiento en su desempeño escolar puede ser indicador de que el niño o joven está padeciendo bullying.

Un cambio de comportamiento en su desempeño escolar puede ser indicador de que el niño o joven está padeciendo bullying.

Hay que estar atentos al comportamiento de los niños y jóvenes: si vemos que se enferman constantemente para no ir a la escuela, casi no tienen amigos, sus calificaciones bajan o empiezan a tener una conducta apática, irritable o triste, es momento de acudir con un profesional y crear un ambiente de confianza en la familia donde se puede establecer una comunicación segura y saber con certeza que ocurre con el menor.

No hay que esperar a que el problema se haga más grave. Estando alerta del comportamiento de nuestros hijos podemos solucionar cualquier problema, con el apoyo de la familia y escuela.

El bullying no es algo normal, es un delito y debe sancionarse.

La comunicación es la clave para detenerlo.

¡No te quedes callado!

Psic. Jimena Báez

Psicóloga clínica y Arteterapeuta.

Facebook: Psicóloga Jimena Baez

e-mail: jime_n@hotmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.