Como detectar y prevenir el golpe de calor en perros y gatos.

By on mayo 26, 2016

Con las altas temperaturas aumenta el riesgo de un golpe de calor en los perros y gatos,

Con las altas temperaturas aumenta el riesgo de un golpe de calor en los perros y gatos,

Tanto perros como gatos son mucho más sensibles al calor que los humanos pues no pueden regular su temperatura corporal mediante el sudor, debido a que no tienen glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo. El golpe de calor se da cuando la temperatura corporal aumenta hasta tal punto que el animal puede sufrir daños. Éstos pueden ir desde lesiones leves hasta, en el peor de los casos, la muerte del gato o perro.

Los perros eliminan el calor de varias formas: jadeando (a través de la respiración), sudando (a diferencia de los humanos, que sudamos por todo el cuerpo, ellos sólo lo hacen a través de las almohadillas de las patas) y a través de zonas de poco pelo como la barriga (cuando se tumban en superficies frescas es precisamente para liberar calor por conducción)

Los gatos son más sensibles al calor que nosotros, los humanos. El gato dispone de mecanismos termorreguladores para mantener una temperatura saludable (por ejemplo, con la saliva al lamerse). Pero, al contrario de las personas, los gatos no sudan y es más difícil que soporten cambios fuertes de temperatura.

Cuando hace mucho calor, el gato puede acabar con sus reservas de azúcar y sales minerales, provocando así un colapso interno (golpe de calor). Si éste es fuerte, el gato puede llegar a morir en menos de 15 minutos.

Golpe de calor del gato en el coche

La falta de agua, la carencia de sombra y los suelos que retienen calor (como los de cemento) pueden empeorar la situación. Si además el espacio en el que está es reducido o está mal ventilado, el golpe de calor puede ser fácilmente mortal. Por ello es importante que, si hace mucho calor, no dejes al gato ni 5 minutos cerrados en un coche, la transportadora, un balcón cerrado, etc.

Esto también aplica a una situación más común: no dejes tampoco a tu perro solo dentro del coche en verano.

Los golpes de calor —hipertermia— afectan más a los perros mayores, a los más jóvenes y a los canes que ya de por sí tienen más problemas de respiración: los que son de morro chato (braquicéfalos) como el Bulldog inglés y Bulldog Francés, Carlino, Bóxer, Pequinés.

La diferencia entre la temperatura exterior y la del interior de un automóvil puede ser incluso de más del doble,

La diferencia entre la temperatura exterior y la del interior de un automóvil puede ser incluso de más del doble,

Los perros de pelo oscuro tienen más riesgo de sufrir hipertermia que los de pelo claro, el negro absorbe más el calor.

Si además tu perro tiene alguna cardiopatía, es primordial cuidarle y evitar riesgos porque suelen pegar el bajón con los calores,,y si su pronóstico es regular el resultado será aún más grave, si no es que fatal.

Aunque se podría decir que todos los gatos pueden sufrir un golpe de calor, ciertas características hacen que aún tenga más posibilidades:

  • La edad es un factor influyente en los golpes de calor: los cachorros y los gatos mayores son más propensos a sufrirlo

  • Las enfermedades – Si el gato está débil por alguna enfermedad (insuficiencia cardíaca o respiratoria, estrés, etc.) tendrá más posibilidades de sufrir un golpe de calor

  • La actividad del gato también puede ser un condicionante: un gato que hace mucho ejercicio aumentará más su temperatura

  • Los gatos con el morro chato, como el gato persa, tienen también más tendencia a sufrir estos colapsos

  • El color del gato – Como el negro retiene más el calor, el gato de color negro tiene más propensión a sufrir un golpe de calor

  • El peso del gato – Esto es especialmente relevante en gatos obesos

Existen síntomas inequívocos de que nuestro perro está sufriendo de hipertemia o golpe de calor.

Existen síntomas inequívocos de que nuestro perro está sufriendo de hipertemia o golpe de calor.

¿Cuáles son los síntomas de un golpe de calor?

Los primeros síntomas no graves serian mareo, mucho jadeo, debilidad, apatía., vómitos, encías rojas y brillantes, boca abierta salivación espesa, convulsiones. A partir de ahí, los síntomas graves en los perros son shock y desmayo.

En los gatos pueden ser síntomas diferentes.

  • El gato presenta una actitud perezosa y sin ganas de moverse (esto es conocido como astenia)
  • La respiración del gato es rápida y/o le cuesta respirar
  • El gato sufre temblores musculares y/o vómitos
  • Las mucosas de sus encías cambian de color (normalmente a azul)
  • La piel puede azularse por la falta de oxígeno en la sangre (esto es conocido como cianosis)
  • Pueden aparecer manchas de sangre en la piel (conocidas como petequias)
  • El gato sufre un aumento del ritmo cardíaco
El gato puede presentar uno o varios síntomas, por lo que conviene actuar al mínimo detalle para evitar que el daño sea irreversible.

El gato puede presentar uno o varios síntomas, por lo que conviene actuar al mínimo detalle para evitar que el daño sea irreversible.

Consejos básicos para evitar la hipertermia

Nunca, nunca dejes a tu perro o gato solo dentro de un coche o de cualquier espacio reducido, ni con las ventanas abiertas. El estrés que le puede producir el estar solo es un factor de riesgo añadido.

Nunca dejes al perro solo en el coche, aun con las ventanas abiertas ya que, si no es el calor, el estrés puede hacerle daño.

Nunca dejes al perro solo en el coche, aun con las ventanas abiertas ya que, si no es el calor, el estrés puede hacerle daño.

Asegúrate que siempre tenga agua fresca limpia, que pueda estar en la sombra y que tenga algún sitio fresco en el que tumbarse.

No lo saques a la calle y, desde luego, no le hagas correr o hacer ejercicio durante las horas de más calor. Además, andar por el asfalto cuando está muy caliente le puede causar quemaduras en las almohadillas.

Intenta darle de comer cuando hayan pasado las horas de más calor.

Si es de pelo claro, ten en cuenta que su nariz y ciertas zonas de su cuerpo (orejas, donde no tenga pelo, etc.) se pueden quemar con el sol igual que nos pasa a nosotros, le puedes poner protector solar.

¿Qué hacer ante un golpe de calor?

Si no tienes tiempo de ir a urgencias de inmediato, estos consejos pueden ser muy útiles en un primer momento. Pero, sin duda, si crees que tu perro o gato ha tenido un golpe de calor debes acudir al veterinario cuanto antes.

  • Lo más importante es enfriar al perro o gato para que su temperatura baje hasta 39°C
  • Si estaba en un coche o en algún lugar cerrado donde la temperatura es elevada, traslada a tu can o gato en brazos lo antes posible a una zona donde haga menos calor, a la sombra
  • Mójale con agua fresca, nunca con agua helada; puedes refrescarle pasando toallas húmedas por los pies, por el cuerpo, por el cuello, en torno a la cabeza, pero no le cubras por completo con ellas
  • Abanícale
  • Humedécele la boca, pero no le fuerces a beber
  • Pasa un cubito de hielo por sus axilas, En caso de que necesitemos acelerar la bajada de la temperatura, podemos ayudar con un ventilador o colocando cubitos de hielo en nariz, axilas ingles, nuca y por los laterales del cuello
  • Masajea la parte inferior de las extremidades para favorecer la circulación
Ante la sospecha de un golpe de calor es primordial enfriar al perro para que retorne a su temperatura normal.

Ante la sospecha de un golpe de calor es primordial enfriar al perro para que retorne a su temperatura normal.

Cuando hayas conseguido estabilizar al perro o gato, llévalo al veterinario para que revise que todo está bien y que el golpe de calor no ha causado secuelas

Ellos son nuestra responsabilidad. En nuestras manos está su vida. Cuidémoslos.

Seamos DUEÑOS RESPONSABLES.

Dra. Carmen Báez

Presidenta de El Muro Mérida A.C.

 

Video: 

www.youtube.com/watch?v=ROQxdjcSdTU

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.