Black Bart y Barba Negra

By on diciembre 30, 2021

Dentro de los llamados piratas que dominaron las aguas del caribe, hubo uno que fue considerado el filibustero más temido de todo el océano, así como el más despiadado de los llamados siete mares.

Bartholomew Roberts, o John Roberts, sigue siendo considerado uno de los piratas más exitosos de la historia, con unos 400 saqueos a embarcaciones en África y el Caribe, en los que rara vez alguien sobrevivía. Se dice que este pirata lo fue durante tan solo tres años; sin embargo, dejó su marca como uno de los más exitosos de la historia, habiendo capturado casi 500 barcos.

Black Bart era conocido por su valentía, a menudo atacaba barcos mucho más grandes que el suyo. Pero también su reputación hablaba de un hombre despiadado. Cuando el capitán de un barco de esclavos capturado se negó a pagar el rescate, Roberts prendió fuego el barco entero con los esclavos dentro.

Además, tenía sus manías: se lo solía ver muy bien vestido y, como hombre de religión que se creía, se negaba a atacar los domingos. Además, al contrario de lo que se cree acerca de los demás piratas, Black Bart era abstemio, y normalmente cortés y educado con las mujeres.

Black Bart murió en 1722, durante una batalla naval con HMS Swallow. Su muerte marcó el final de la época dorada de la piratería en América. Se supone que fue arrojado por la borda con sus mejores galas, tal y como era su deseo. En su haber cuenta con algunas de los mejores abordajes de la historia de la piratería, recogidos en el libro Historia general de los robos y asesinatos de los más famosos piratas.

La historia de piratas ha mencionado el nombre “Barba Negra” pero ¿en verdad existió este personaje? Pues sí existió: su verdadero nombre fue Benjamin Hornigold, Edward Teach, como se lo conocía, comenzó a ascender algunos rangos y eventualmente se hizo de su propio barco, una fragata de 300 toneladas a la que bautizó Queen Anne’s Revenge.

Además, se hizo él mismo de un nuevo nombre: Barba Negra, a la cual se ataba varias cintas de diferentes colores. Además, llevaba tres pares de pistolas, espada, y pequeñas hojas siempre a mano. La riqueza de Barba Negra aumentó al mismo tiempo que las leyendas que lo rodeaban. Eventualmente, Barba Negra se retiró luego de recibir un indulto, vender su motín, abandonar su tripulación, y asentarse en las colonias americanas.

Sin embargo, aún en el retiro, Barba Negra no podía resistirse a seguir capturando barcos, razón por la cual el gobernador de Virginia dio la orden de capturarlo vivo o muerto. Sin su tripulación y sin su poderío, Barba Negra cayó ante la ley en una batalla que duró más de lo pensado. Cuando finalmente murió, Barba Negra tenía más de 20 heridas de balas y espada en su cuerpo.

LUIS IZQUIERDO RUBIO

izquierdo0757@gmanil.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.