Arqueologías, de Eloy Tarcisio

By on mayo 3, 2024

Arte

El pasado 14 de abril se presentó en el Museo de la Ciudad de México el catálogo de la exposición Arqueologías, de Eloy Tarcisio. Se trata de un pequeño opúsculo en el que doce autores han compartido su visión de la exposición a través de textos cortos, de no más de dos cuartillas, que resultan de gran riqueza conceptual. Intentaré aquí resumir su contenido.

En la exposición Arqueologías que el catálogo refiere, que tuvo lugar en el Museo de la Ciudad de México del 1ero de octubre al 23 de septiembre de 2023, Tarcisio se sumergió en su pasado como creador, revisitando obras de épocas anteriores, sin que se tratara de una retrospectiva.

Sin embargo, las obras expuestas evocaban claramente nuestro pasado prehispánico, si bien reactualizado a través del lenguaje del arte contemporáneo. Además, se situaba en un entorno “colonial”, como es el antiguo palacio de los condes de Calimaya.

A esta confluencia entre pasado individual y colectivo parece referirse aquella melancolía a la que apela José Antonio Aguilar Rivera produciendo una cita de Eloy: “Yo creo que el arte es el recuerdo de algo.

En la entrevista que le concede a Diego Bonilla Flores, Tarcisio explica así tal identidad entre pasado individual y pasado colectivo: “Somos eso y está guardado. Somos, de alguna manera, el pasado […] Tenemos genes, tenemos sangre, tenemos algo que viene de esas épocas.”

Como bien lo ponen de relieve José María Espinosa y Gloria Hernández, en esta búsqueda de Tarcisio por desenterrar el pasado colectivo, la materialidad juega, sin duda, un papel fundamental, puesto que el artista recurre a elementos como “sangre, frutos, flores, semillas, raíces y ramas” para evocar la esencia y el pasado de la tierra en la que vivimos. Una pieza como Vista del hombre (1995-2023), en la que se incluyen corazones (de cerdo) en frascos de formol, por ejemplo, sin duda nos remite al peso que tuvo el sacrificio en el universo prehispánico.

Al respecto de esta indagación de las capas del inconsciente colectivo de los mexicanos es interesante que, entre los testimonios recopilados por Merry Macmasters, Tarcisio nos explique que al caminar por el Centro Histórico, con el que convivió tantos años al tener su taller muy cerca de ahí, se haya imaginado a veces en la posición de Cortés cuando vio las pirámides mexicas bañadas de sangre, una visión que le hizo reflexionar en el México del presente.

Nos dice Tarcisio: “No veo la ciudad bañada de sangre, física, real, pero si sicológica. Veo una urbe bañada de sangre metafórica, donde el mexicano sigue sufriendo estos procesos que continuaron y suceden hoy de alguna manera. Mi obra intenta reflexionar sobre eso.” Con esto vemos, igualmente, lo contemporáneas que son las reminiscencias a las que nos convidó Tarcisio en su exposición, que ahora quedaron registradas en el catálogo.

Al respecto, Jorge Reynoso Pohlenz pone en evidencia que muchas de las piezas de Arqueologías derivan en realidad de acciones performáticas llevadas a cabo por Tarcisio en el pasado, acciones que entran en el dominio de la ritualidad en las que las reliquias, tanto individuales como colectivas, juegan un papel fundamental. Performance y ritual sin duda constituyen aquí una dupla fascinante entre contemporaneidad y tradición.

Por su lado, Rafael Segovia recalca el aspecto rebelde del artista, quien supo oponerse en su tiempo a la institucionalización de la “Ruptura”, precisamente por su recurso y defensa del performance, en la época en que concibió y dirigió el museo Ex-Teresa Arte Actual, así como los rupturistas tuvieron anteriormente que oponerse al muralismo defendido desde el Estado.

Sin embargo, paradójicamente, es evidente que Tarcisio recurre a lenguajes estéticos que fueron privilegiados por la “Ruptura”, como lo fue la abstracción.

Esta paradoja es particularmente visible, por ejemplo, en la pieza Tiempo sostenido del 2013, realizada con, según reza la ficha: “Sangre sobre madera golpeada con hachas”, que fácilmente nos remite al informalismo catalán, a la vez que evoca memorias y rituales más remotos de la humanidad.

También resulta evidente que Tarcisio logra en Arqueologías crear, con una extraordinaria economía de medios, como observa Gloria Hernández, una nueva monumentalidad que nos remite de una forma u otra al muralismo.

Uno de los logros de Adriana Sandoval, curadora de la muestra, es haber recreado precisamente esa sensación de monumentalidad tan propia del muralismo, aunque también de los templos prehispánicos, algo que no era necesariamente fácil de lograr dados los materiales empleados por Tarcisio.

Así pues, todo sucede como si estuviésemos aquí ante una dialéctica de la que el muralismo fuese la tesis, la “Ruptura” la antítesis, y la obra de Tarcisio la síntesis.

Quizá sea por esa convivencia entre modos de expresiones, en principio tan distintos, que Juan Castañeda nos puede decir que “Eloy Tarcisio es un pintor mexicano que saltó la cortina de nopal sin espinarse”; o que Serge Pey lo defina como “heredero de la gran tradición mural mexicana, perturba a esta última para hacernos entrar en un vasto poema que es también una epopeya de lo íntimo.

Sea como fuere, como subraya Carlos Blas-Galindo, las Arqueologías de Tarcisio primero pasan por lo personal, para luego abrirse a las identidades colectivas. En ese sentido no pareciera, en efecto, existir en ellas una voluntad propiamente “de-colonial”, -en el sentido político del término-, sino una búsqueda hacia la esencia de lo mexicano, que proviene esencialmente de la actividad artística individual.

Así pues, pareciera que la eficacia social de un proceso creativo como el de Tarcisio, eficacia en la que insiste particularmente Reyna Paz Avendaño, reside precisamente en que el artista no “representa” la lucha social en su obra, sino que ésta opera a través de un “modelo interior” susceptible de hacernos reflexionar sobre el significado de la identidad mexicana.

ESTEBAN GARCÍA BROSSEAU

garciabrosseaue@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.