Supertramp 1975 – 1977

By on mayo 21, 2015

Supertramp navegaba la cúspide de la ola provocada por el éxito de su álbum “Crime Of The Century”, que llegó al lugar #4 de las listas de venta en el Reino Unido, al #38 en Estados Unidos, y al #1 en Canadá. Todo parecía ir sobre ruedas, la banda finalmente había logrado trascender, pero la presión por continuar en el camino de las altas ventas tan solo se acentuó.

foto1

El siguiente álbum, “Crisis? What Crisis?”, fue grabado en el breve espacio entre dos tours de conciertos y, para salir del paso, la banda utilizó algunas de esas 34 canciones sobrantes de su álbum éxito. Roger se lastimó la mano mientras andaban de gira y fue necesario cancelar el tour así que, mientras sanaba y reactivaban el siguiente tour, el grupo se metió al estudio a trabajar en el nuevo disco. Años después el grupo coincidiría en que no fue el mejor trabajo que pudo entregar, debido a la prisa con la que trabajaron, opinión con la que disiento ampliamente por los motivos que esgrimiré en unos momentos. A pesar de que se usó material que ya habían trabajado, Rick y Roger se dieron el tiempo necesario para componer “Ain’t Noboby But Me” para este disco y, por cuestiones de tiempo, no se incluyó en el álbum “You Started Laughing”.

El nombre del disco fue tomado de una línea de la película “El día del Chacal” – basada en una novela de Frederick Forsyth – y fue Rick quien tuvo la feliz idea de proponer tanto el nombre como la portada: un despreocupado tipo rodeado del caos. El álbum fue lanzado en septiembre de 1975, producido nuevamente por Ken Scott, y fue entusiastamente recibido por los fans y por los críticos. Curiosamente, algo que también había sucedido con sus discos anteriores, el público no lograba engancharse con los singles, pero sí con todo el álbum.

Easy Does It, Sister Moonshine, Ain’t Nobody But Me, A Soapbox Opera, Another Man’s Woman, Lady, Poor Boy, Just A Normal Day, The Meaning, y Two Of Us, todas son obras maestras en las cuales abunda el talento de Roger y de Rick tanto para crear melodías como para ponerles letras que nos hablaran y nos contaran historias: el Padre Washington y la Hermana Robinson de A Soapbox Opera, el arreglo orquestal en Just A Normal Day, las guitarras acústicas de Sister Moonshine, el clarinete de Helliwell en The Meaning, todas las canciones tienen algo que las vuelve preciadas para nuestros oídos. Eso sí, las canciones no parecían conformar un álbum “conceptual”, como fue considerado Crime Of The Century – sin serlo.

foto2

De noviembre del 76 a enero del 77, Supertramp se metió a los estudios Caribou Ranch en Colorado para desarrollar su siguiente obra de arte: Even In The Quietest Moments. Para ello contaron con un nuevo ingeniero de sonido: Peter Henderson.

La fórmula continuaba: Rick y Roger escribían sus propias canciones, pero colaboraban conjuntamente al menos en un track del álbum, apareciendo ambos en los créditos como co-creadores. En el disco se grabaron: Give A Little Bit (Roger), Lover Boy (Rick), Even In The Quietest Moments (Roger & Rick), Downstream (Rick), Babaji (Roger), From Now On (Rick), y la monumental y apoteósica Fool´s Overture (Roger).

Emitido en abril de 1977, este disco fue uno de los más balanceados de Supertramp, musicalmente hablando, pues lo melódico y el blues que destila es sinigual: si bien las melodías de Roger habían destacado en los discos anteriores, y lo continuaron haciendo hasta su partida, se adivinaba en este disco una madurez en Rick que benefició generosamente sus canciones a partir de ese momento. La portada no necesitó de mucha preparación: a un gran piano, que se colocó en la cima de una montaña en un centro de esquí cercano a los estudios Caribou, se le colocó nieve y se le tomó la foto. La partitura que se observa en el atril del piano, a pesar de indicar que se trata de Fool’s Overture, en realidad es la del himno de los Estados Unidos.

Give A Little Bit es una melodía con un tempo muy alegre, proporcionado por la guitarra de 12 cuerdas que pulsa Roger y que se convirtió en un éxito por sí sola, con unas letras muy esperanzadoras y románticas. Lover Boy es una magnífica canción en la que lo progresivo se da por sí solo: con un inicio basado únicamente en el piano de Rick, finaliza con un ensemble completo de los instrumentos de la banda mientras la guitarra se despide con un riff sostenido. Even In The Quietest Moments – desarrollada durante un soundcheck en un tour, con Roger tocando un sintetizador y Rick en ¡la batería! – inicia dulcemente con la guitarra acústica y las palabras de Roger diciéndonos “Aún en los momentos más tranquilos desearía saber qué es lo que debo hacer, y aunque el sol brilla siento la lluvia que viene de nuevo…”, para que los coros (otra característica importantísima en Supertramp que los separa por mucho de los demás) se unan al bajo de Dougie y a lo que el grupo llama un collage de sonidos, hasta finalizar como inició, con Roger y su guitarra. Downstream recoge el modo y tonalidad con que finaliza la canción anterior pero ahora son Rick y su piano quienes nos toman de la mano, nadie más interviene, interpretando una balada romántica. Babaji es una canción dirigida a un líder espiritual de la India en la que Roger le agradece lo que ha traído a su vida, con una orquesta de acompañamiento desde la mitad de la canción. From Now On es la típica canción progresiva de ritmo lento de Rick, es una canción grandiosa con un acompañamiento en el mismo tono acompasado del piano.

El plato fuerte de este disco es la canción que cierra el álbum: Fool´s Overture. Originalmente llamada “Épica de la Máquina de Cuerdas”, la canción intercala elementos grandiosos como el famoso discurso de Churchill del 4 de junio de 1940 (utilizado también por Iron Maiden en sus conciertos) durante la 2ª Guerra Mundial, sonidos de campanas, sonidos citadinos. Roger nos toma de la mano y durante la primera parte de la canción nos lleva de la sencillez a la complejidad musical, con un ritmo dictado por el piano-sintetizador en una canción que consta de una parte inicial, que es 100% instrumental, cuyos sonidos disminuyen hasta descansar momentáneamente en el piano de Roger cantando las letras, para entonces retomar con enjundia el primer movimiento instrumental, agregando los coros y el clarinete de Helliwell, hasta llevarnos al gran final.

Even In The Quietest Moments fue un completo éxito, recibiendo un disco de oro en la Unión Americana al superar ventas por medio millón de ejemplares a pocos meses de su lanzamiento, cimentando a Supertramp como uno de los mejores espectáculos musicales de esos días.

(Continuará)

Gerardo Saviola

gerardo.saviola@gmail.com

 

Videos

The Meaning – “Just Look At The Comfort That You Call Your Home…”, y Roger y Supertramp nos transportan a una de las mejores canciones del álbum. Presten atención al encanto de los alientos de Helliwell, al discreto pero estupendo trabajo de Dougie Thomson en el bajo, y a la poderosa combinación resultante al mezclar rock progresivo con rock melódico.

Ain’t Nobody But Me – Rick y su influencia de Bues y R&B están presentes en esta gran canción. Una vez más, escuchen el grado de integración de los músicos: cada uno cumpliendo un rol vital, acompañando a Rick pero también dejando en claro su alto grado de profesionalismo, entrando en el momento exacto de la canción.

Give A Little Bit en version acústica, cantada por su autor, el maestrazo Roger Hodgson.

Una de las más celebradas y épicas canciones de Supertramp, Fool´s Overture, con orquesta. Roger dijo de las letras de la canción que “no dicen nada con sentido, pero me gusta que mis letras hagan que la imaginación se dispare”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.