Inicio Portada Sarcomas en perros

Sarcomas en perros

0
0

Mascotas

Los sarcomas de tejidos blandos son también conocidos como cáncer de tejido blando, uno de los tumores de piel más frecuentes en perros, representando hasta un 15 por ciento de los tumores de piel diagnosticados. No hay una predisposición racial clara en perros, por lo que todas las razas son susceptibles de desarrollar sarcomas.

Es un tipo de cáncer que se origina en células mesenquimales o células de tejido de soporte como células del subcutáneo, los huesos, el cartílago, el músculo o la grasa, etc. Suelen encontrarse debajo de la piel o en las mucosas, y se originan en los fibroblastos o en las células que dan soporte a los vasos sanguíneos y a los nervios. Su causa, al igual que el resto de los cánceres en perros, es de carácter genético, pues se produce por mutaciones en las células que llevan al crecimiento, pueden ser adquiridas durante la vida del animal por exposición a sustancias cancerígenas, radiación, inflamación crónica, etc.

Muchas veces se presentan en los perros que tienen una edad de media a avanzada, en su gran mayoría se desarrollan en tejidos:

  • Vasculares
  • Nerviosos
  • Musculares

Cualquier tipo de sarcoma en los perros se trata de una neoplasia con crecimiento leve, el cual puede llegar aparecer de manera silenciosa en cualquier zona del cuerpo. En algunas ocasiones tienen una textura blanda y suave, mientras que en otras aparece como una bola firme y con una apariencia totalmente irregular, que se adhiere firmemente al tejido subyacente e incluso a la piel.

Los síntomas provocados por estos tumores dependen de su localización y estructura de origen. Por lo general, de manera inicial no producen dolor ni malestar y es el propietario quien los detecta al acariciar al animal. Sin embargo, en ocasiones pueden crecer de forma más invasiva, afectando a los huesos y músculos profundamente, lo cual puede causar un abanico muy amplio de síntomas que puede ir desde dolor intenso con cojera y lamido de la zona a vómitos, pérdida de peso, apatía, sangrado abdominal, etc. En caso de que se trate de un miosarcoma, el cual se asienta dentro del músculo de alguna de las patas del perro, es común que manifieste molestias y dolor cuando trate de caminar. Por otra parte, el neuro fibrosarcoma es un tipo de tumor que requiere atención de tipo neurológico.

No obstante, estos pueden ser algunos de los síntomas más frecuentes:

  • Comienzan a tener vómito o diarrea.
  • Malestar general.
  • Decaimiento.
  • Dolor
  • Pérdida de peso o apetito.
  • Observas algún bulto o protuberancia en el cuerpo del perro.

Las metástasis son ramificaciones del cáncer, células que pueden desprenderse del tumor original, viajar a través de la sangre u otras vías naturales, y anidar en tejidos distantes; por ejemplo, un sarcoma podría nacer en los músculos del muslo y acabar originando metástasis en los pulmones.

Es fundamental valorar qué otros órganos pueden estar potencialmente afectados y estudiar cómo es el tumor primario en relación con los tejidos vecinos. Para ello se suele realizar una tomografía computarizada (TAC) de la zona afectada, ya que es una de las pruebas de imagen más precisas que hay disponibles en la medicina veterinaria especializada.

Actualmente, el tratamiento de la mayoría de los sarcomas es mediante cirugía. También hay muchos tratamientos complementarios para minimizar el riesgo de recaída, como la radioterapia de la cicatriz o la electro quimioterapia del lecho quirúrgico, además de una batería de tratamientos paliativos que permiten controlar el dolor y los signos clínicos que produce el cáncer en los pacientes.

Los tratamientos, si se aplican correctamente, pueden llevar a la curación o al manejo a largo plazo de la enfermedad. Sin embargo, son tumores que en ocasiones supondrán un factor limitante en la vida del animal y es clave recurrir a un experto oncólogo para asegurar que el paciente mantiene una buena calidad de vida el máximo tiempo posible.

La tasa de supervivencia general a 5 años para el sarcoma de tejidos blandos es alrededor del 65 por ciento.

Dra. Carmen Báez

drabaez1@hotmail.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.