Inicio Portada Razas extintas de perros

Razas extintas de perros

4
0

Perros

En la historia de nuestro planeta Tierra, diferentes especies se han extinguido ya sea por causas naturales o por culpa de la intervención del hombre debido la destrucción de ecosistemas y la caza furtiva de animales.

Algunos animales que actualmente nos acompañan en nuestra vida cotidiana también han sido víctimas de la extinción y sólo quedan vestigios de su existencia. Esta vez, estamos hablando de los perros, nada más ni nada menos que el mejor amigo del hombre.

Los perros son animales que están presentes en nuestro planeta hace miles de años y, por sus características, con ellos hemos desarrollado un vínculo evolutivo y afectivo realmente increíble. En el mundo existen más de 400 variedades de perros, y se han creado más durante los últimos años.

Sin embargo, algunas de esas razas desaparecieron por la mano del hombre, mientras que otras se extinguieron de forma natural. Existen diferentes razas caninas que han desaparecido con el paso del tiempo. En la actualidad, se tienen registros de 28 razas desaparecidas.

Son las siguientes:

  • Alano
  • Levesque
  • Dogo cubano
  • Pastor Chiribaya
  • Antiguo Bulldog Inglés
  • Braco de Puy
  • Perro cobrador ruso
  • Bullenbeisser
  • Mastín de los Alpes
  • Bull and Terrier
  • North Country Beagle
  • Perro Polar Argentino
  • Rastreador Brasileño
  • Yagán
  • Perro Celta de Caza
  • Southern Hound
  • Perro de Agua de Moscú
  • Talbot
  • Cão de Fila da Terceira
  • Perro de Aguas de San Juan
  • Perro de Pelea Cordobés
  • Terrier Inglés Blanco
  • Perro de Punta Español
  • Poi Hawaiano
  • Dorset
  • Kuri
  • Turnspit
  • Tweed Water Spaniel

Kuri

El primero en esta lista de razas de perros extintas es el Kuri, una variedad canina proveniente de Nueva Zelanda y Polinesia. En estas islas, era criado para servir de alimento a las tribus maorís, aunque también era un animal de compañía.

La apariencia del Kuri era similar a la de un lobo: cuerpo pequeño, patas cortas y hocico puntiagudo. El pelaje era corto y existen registros que aseguran que tenía personalidad tímida.

Esta raza desapareció durante el siglo XIX, pues depredaba el ganado de los colonizadores de las islas. Se asegura que exterminarlo no fue una tarea complicada, pues la densidad poblacional de la raza de por sí era baja.

Bullenbeiser

Grabado de un Bullenbeiser en el libro Brehms Thierleben (Brehm’s Animal Life).

También llamado Bulldog alemán, el Bullenbeiser es una de las razas caninas más antiguas de las que se tiene registro. De él desciende razas actuales como el Gran Danés y el Bóxer.

El Bullenbeiser existió 2000 años antes de Cristo, momento en que se distribuía en Asia y África. Existen dibujos que permiten identificarlo como un perro moloso, fuerte, alto y de cabeza grande. Se cree que, en ese momento, era utilizado como animal de guerra. Además, era el acompañante perfecto para cazar jabalíes y otras especies de gran tamaño.

La raza comenzó a desaparecer a raíz de cruces con otras variedades caninas. La razón principal fue que, con el transcurso de los siglos, los perros eran empleados para otras funciones; por lo tanto, eran requeridas otras características.

 

Perro de pelea Cordobés

También existen razas de perros argentinos extintos, el perro de pelea de Córdoba es uno de ellos. Apareció durante el siglo XX, a raíz de cruces entre el Bóxer, el Mastín Español, el Bull Terrier y otras razas caninas. Era un perro macizo, alto y corpulento. La cabeza era grande y las orejas pequeñas y triangulares. La raza se extinguió pronto, pues se distinguía por ser muy violento. Atacaba con facilidad a las personas e incluso a perros de su propia raza, razón por la cual se apareaba poco.

Turnspit

Un perro casero muy especial ya que era utilizado para trabajar en cocinas, los Turnspit corrían en una rueda como forma de dar vuelta la carne para que esta se asara de manera pareja. Los principales registros de su existencia datan de la época Victoriana en Gran Bretaña. De cuerpo largo, pero patas cortas y algo torcidas, los perros Turnspit no eran muy agraciados, pero sí útiles, ya que además de su trabajo en la cocina también servían como “calientapiés” para los asistentes a servicios en iglesias.

 

North Country Beagle

Originario de Gran Bretaña, se desconoce la fecha en que se comenzó a criar el North Country Beagle, así como también el momento de su extinción. No obstante, parece haber ocurrido a principios del siglo XIX. Era un perro sabueso rastreador, los registros indican que destaca por su rapidez a la hora de correr. Era mediano y de patas largas, tenía el cuerpo proporcionado y la cola alta. Además, sus orejas caían hasta llegar al inicio del cuello.

 

Perro Celta de Caza

 Otra de las razas de perros ya extintas es el Celta de Caza, un perro originario de Irlanda. Existen registros sobre su apariencia en piezas de joyería y pintura que han sobrevivido a esta cultura europea. El Perro de Caza Celta era similar a las variedades galgas. Era alto, esbelto y de patas largas, por lo cual era utilizado para cazar, además de servir como perro de compañía.

 

Tesem

Una raza de perro extinta hace mucho tiempo. Los Tesem eran canes que vivían en el Antiguo Egipto. Con piernas largas y orejas puntiagudas eran parecidos a los galgos y es posible verlos dibujados en jeroglíficos de la época. Los Tesem eran perros cazadores y gracias a rastros en pinturas dentro de tumbas de nobles de la civilización egipcia, se cree que eran muy cotizados por la realeza.

 

Rastreador Brasileño

El Rastreador Brasileño era originario de Brasil, donde era utilizado como perro sabueso. Había sido reconocida por la Federación Cinológica Internacional en 1967. Era un perro mediano y esbelto, con patas largas y orejas caídas. Lamentablemente, todos los ejemplares de la raza murieron en 1973. Solo un criadero se encargaba de reproducir al Rastreador Brasileño y, ese año, un trabajador del lugar provocó por error la intoxicación de todos los perros, al equivocar una dosis de insecticida contra garrapatas.

 

Talbot

Otra de las razas de perros extintas es el Talbot. Originario de Normandía y es muy antiguo. Durante el siglo XI, Guillermo el Conquistador lo introdujo en Gran Bretaña, donde también comienza a criarse. Un antepasado de los actuales Beagle, los Talbot eran perros muy delicados que habitaban las costas de Normandía durante el medioevo y se extendieron a otras zonas de Europa. De color blanco, eran buenos cazadores. Los talbot tenían excelente olfato y eran muy cotizados como mascota por las clases nobles y adineradas, aunque requerían de bastantes cuidados. Una de sus características distintivas era su larga cola en forma de espiral que apuntaba hacia arriba. El Talbot era un perro cazador de gran tamaño y pelaje blanco. Se desconoce el momento exacto de su extinción, pero se presume que es el antepasado de las actuales razas Beagle y Bloodhound.

 

Dogo cubano

El dogo cubano era apodado el “terror de los esclavos” debido al horrible uso como perros de guerra por parte de los españoles en la conquista del Caribe y otras regiones. El Dogo Cubano era una variedad de Mastín. Se desconoce su origen, pero durante mucho tiempo fue criado en Cuba para la caza de esclavos y las peleas de perros. Era un perro macizo, grande y corpulento. Tenía la cabeza grande, pero el hocico chato y los labios caídos. Al abolirse la esclavitud, la raza comenzó a cruzarse con otras variedades de perros y desapareció.

 

Mastín de los Alpes

El origen del Mastín de los Alpes se desconoce. Era un perro moloso, razón por la cual se distinguía por su gran tamaño, cuerpo musculoso y también su fuerza. El pelaje, por su parte, era atigrado. Un antepasado de los San Bernardo, los perros de la raza Mastín de los Alpes extintos en el siglo XIX, tenían un pelaje atigrado y tal como lo dice su nombre vivían en la zona montañosa de los Alpes. La extinción de los mastines de los Alpes se dio por las mezclas que se dieron de forma artificial con otras razas de perros de montaña dando paso a diferentes tipos de descendientes. Se estima que se extinguió por completo luego de 1829.

 

Tweed Water Spaniel

El Tweed Water Spaniel fue una raza desarrollada en Inglaterra, aunque no se tienen registros de su origen exacto. La raza era popular en Norham, al sur del río Tweed, de donde toma su nombre. Como la mayoría de los perros de agua, el cuerpo de esta variedad era entre mediano y grande, se distinguía por presentar solo pelaje castaño. Es antepasado de razas actuales como el Golden Retriever.

Nunca debemos olvidar que dentro de todo perro (de raza, mestizo) viven todos sus ancestros y descendientes.

Dra. Carmen Báez Ruiz

drabaez1@hotmail.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.