Mérida de mis recuerdos, CUADRO SÉPTIMO

By on abril 27, 2023

Teatro Yucateco

Aristeo Vázquez Delgado

 

Mérida de mis recuerdos

Revista regional y de evocación

 

CUADRO SÉPTIMO

 

Una calle de Mérida.

 

PROFESOR: (Entrando con Dosio)

TEODOSIO: Ahora si maestro, estoy encantado de la vida, porque pronto me voy a casar. ¿No se alegra usted?

PROFESOR: (Abrazándolo.) Cómo no me voy a alegrar muchacho, queriéndote como te quiero.

TEODOSIO: Entonces, ¿por qué le veo a usted ahora triste?

PROFESOR: (Aparenta alegría.) Si muchacho, haces bien, estás en la edad de hacerlo. Yo también como tú amé a una mujer y como tú me casé, pero ya sabes lo que les conté en el pueblo antes de venir aquí en Mérida. Amé en aquella época de romanticismo, cuando entonces Mérida era notable por sus carnavales con sus carros alegóricos, con sus paseos aristocráticos por la calle cincuenta y nueve, por sus alegres serenatas en la Plaza Grande dirigida por el inolvidable don Justo Cuevas, con sus noches dedicadas a celebrar al Santo Cristo de las Ampollas. Y en medio de tanta alegría, en medio de tanto entusiasmo, surge la figura del hombre que supo grabar en el corazón de los yucatecos un recuerdo imborrable de progreso y bienestar.

(Enseguida se apagan las luces y aparece la Plaza Grande de aquella época. Se toca un paso doble, desfilan damas y caballeros elegantemente vestidos. En el fondo, la catedral en una noche de rosario. Si a juicio del director se pudiese, se quemarán fuegos artificiales, cohetes, voladores, etc. etc. Así al terminar, en un momento oportuno, puede aparecer una calesa tirada por caballos, llevando al personaje aludido: don Olegario Molina y…)

 

Telón

Compilación de Fernando Muñoz Castillo

FIN.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.