Maestros Distinguidos 1980 – 2014 – XIX

By on abril 15, 2021

XIX

JOSÉ JESÚS VALLEJO CAMARGO

(1911 – 1992)

Maestro Distinguido 1997

«El maestro rural de México es producto de la Revolución social mexicana. Su fisonomía ha sido y es de una lealtad indiscutible hacia las escuelas de campo, en las que es más trabajador social que académico.«(1). Destacado profesor normalista, director y maestro de grupo de escuelas federales de Yucatán, jefe de la Misión Cultural Extraordinaria en Quintana Roo, escritor y periodista, el profesor José Jesús Vallejo Camargo atendió durante su labor magisterial 16 zonas escolares federales en Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas, en donde fundó 40 escuelas federales y destacó en su labor de convencimiento para la construcción de escuelas y la obtención de mobiliarios y apoyos de las autoridades educativas de dichos estados. Fue, asimismo, secretario de la Dirección de Educación Federal en Quintana Roo; posgraduado de la Universidad de Emory, Georgia, E.U.A.; participante en varios congresos nacionales y seminarios pedagógicos en Puerto Rico y Venezuela. Laboró 32 años en el magisterio y nueve meses en la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Nació el 2 de junio de 1911 en la villa de Espita, Yucatán, hijo de don Jesús Vallejo Delgado y doña Jacoba Camargo Kú, quienes tuvieron otros seis hijos: Felipe, Ana, Manuela, Aída, Vidal y Arturo. Su padre, nacido en la ciudad de México, estudió en la Escuela de Artes y Oficios: mecánico de profesión, se unió a un circo trashumante que llegó a Espita en 1895, donde consiguió trabajo y se estableció durante varios años. Su madre se dedicó siempre a ganarse la vida como rezadora y costurera. La familia era de condición humilde.

El niño José Jesús aprendió varias tareas para ganar unos centavos: fue repartidor de volantes del cine local, al que a veces entraba gratis y se maravillaba con las películas de la época; fue ayudante de pintor, su padre le enseñó el oficio de mecánico y esperaba que su hijo continuara con esa profesión, pero él siempre se dedicó al estudio y al trabajo constantes para apoyar a la familia. Estudió en los colegios Católico y Civil de Espita.

Con base en el Decreto 50, publicado en el Diario Oficial del Gobierno del Estado, el 13 de marzo de 1926 fue creada la Escuela Normal para Varones y la asignación de dos becas escolares por cada Departamento de la entidad. Fue así que llegó al poblado un inspector en busca de dos alumnos, uno rico y uno pobre. Al investigar quién era el alumno más destacado del más reciente curso escolar, dio con el joven José Jesús que en ese momento cursaba el quinto grado de primaria, y le otorgó una beca para estudiar en la ciudad de Mérida el sexto grado y posteriormente la carrera de profesor normalista. Al llegar a esta ciudad contó con la ayuda generosa de su padrino, de apellido Peniche. Para ganarse su alimento el joven estudiante realizaba trabajos pequeños como arreglar el jardín.

La nueva Escuela Normal para Varones estaba instalada en el local conocido como Sagrado Corazón de Jesús. El 1 de mayo de 1926, siendo director del plantel el Dr. José Montes de Oca Coello, fueron inauguradas las actividades escolares con un curso de adaptación impartido por los profesores fundadores. En enero de 1927 la Escuela Normal fue trasladada al local que había ocupado la escuela-granja de Chuminópolis. (2)

En 1927, a la edad de 16 años, el joven José Jesús inició el sexto grado de enseñanza elemental. Luego cursó las asignaturas de la carrera de profesor normalista, perteneciendo a la primera generación junto con otros 35 alumnos. En 1931 presentó los exámenes correspondientes para obtener el título de Profesor de Enseñanza Elemental y Superior. El sínodo estuvo integrado por los profesores David Vivas Romero, José González Beytia, José A. González Rosado, Rubén Peniche Rosado y Francisco Sosa Heredia.

En enero de 1932 comenzó a trabajar como profesor normalista y director en la ranchería de Muchucuxcah, Tekom. (3) Ese mismo año pasó a ser director de la Escuela Rural Federal de Xkopteil, Cuncunul. Pocos meses después fue designado director de la Escuela Rural Federal de Kanxoc, Valladolid. En enero de 1934 desempeñó el cargo de director de la Escuela Federal de Xlau, Chemax, y luego fue elegido jefe de la Misión Cultural Extraordinaria de Quintana Roo, llevando sus acciones como misionero a las comunidades de Santa Cruz de Bravo, Pom, Chumbalché, Yokdzonot Norte, Chumpón y Chun On, así como a las poblaciones yucatecas de Tepich, Tihosuco y Chan Xcail. En agosto de 1935 fue nombrado secretario de inspección de la 10 Zona Escolar Federal, con cabecera en Valladolid, laborando posteriormente como auxiliar en la Escuela Rural Federal de Chankom, Cuncunul. En enero de 1936 trabajó como ayudante en la Escuela Federal del Barrio de Sisal, Valladolid, y dos meses después fue nombrado inspector de la 10 Zona Escolar Federal, siendo al mismo tiempo presidente de la Alianza Popular Vallisoletana.

Para el profesor Vallejo Camargo los maestros normalistas “…no trabajan encerrados en cuatro paredes de la escuela; no. Ellos llevan a cabo campañas de salubridad y de asistencia social, organizan los ejidos, proyectan y construyen caminos, organizan a mujeres campesinas y a los hombres en asociaciones cívicas, organizan grupos de producción agropecuaria, motivan a los jóvenes y adultos en equipos deportivos, en grupos culturales, todo lo cual sirve para dar a las comunidades campesinas una nueva fisonomía en debido cumplimiento de las disposiciones en materia de bienestar social de la constitución política.» (4)

En junio de 1937 se llevó a cabo el Primer Congreso Regional Campesino en Lengua Maya, en Valladolid, al que asistieron delegados campesinos que plantearon sus necesidades en torno a escuelas, caminos, herramientas agrícolas, equipo deportivo y dotaciones ejidales. Al término del congreso el profesor Vallejo elaboró las memorias con el título de Primer Congreso Regional Campesino de Valladolid, Yuc., en lengua maya (1937).

Durante su desempeño como comisionado inspector de la 10 Zona Escolar Federal fundó varias escuelas federales en los poblados de Xuneb, Xtut y Chibilub, en Valladolid. En julio de 1937 fue elegido jefe de la Comisión Técnica de la Dirección de Educación Federal en Yucatán. El 18 de septiembre del mismo año fue comisionado como inspector de la 01 Zona Escolar Federal en Mérida, donde promovió la fundación de varias escuelas en las colonias Felipe Carrillo Puerto, Esperanza, Santa Rosa, Melitón Salazar y Francisco I. Madero, así como la del Sindicato Ferrocarrilero Peninsular.

El 13 de junio de 1938 fue fundada la Escuela Regional Campesina en Uayalceh, Abalá, como un centro de formación técnica y pedagógica para los profesores donde se llevaban a cabo trabajos de investigación y acción social, cursos de capacitación para los maestros en servicio, y la fundación, orientación y control de las escuelas rurales. (5)

En septiembre de 1938 el profesor Vallejo fue nombrado maestro de planta «B» de dicha escuela, cargo que desempeñó hasta el 30 de agosto de 1940 al ser designado director de la Escuela Primaria Federal Tipo Articulo 123 de Tierra Blanca, en la 25 Zona Escolar Federal con sede en el estado de Veracruz.

En la década de los 40 desempeñó varios cargos en Yucatán como inspector de la 04 Zona Escolar Federal, en Izamal, cambiando la cabecera de dicha zona a la población de Tixkokob. Después de fundar las escuelas federales de Moctezuma, San Lorenzo y Chichén fue trasladado a la 08 Zona Escolar Federal, en Espita. De 1944 a 1946 fue inspector de la 07 Zona Escolar Federal, en Motul, y fundó las escuelas federales de San Dimas y Barrio Cosme Damián Crespo, en Temax. También laboró en la 02 Zona Escolar Federal con sede en Calkiní, Campeche, y fundó la Escuela Rural Federal de Santa María, Nunkiní.

Por su destacada labor al frente de las diversas inspecciones que le fueron encargadas, el 10 de marzo de 1948 fue transferido a la 03 Zona Escolar Federal con sede en Cozumel, Quintana Roo, donde laboró tres meses, y el 15 de abril fue designado secretario de la Dirección Federal de Educación del Territorio Quintana Roo. En septiembre de ese mismo año se desempeñó como inspector federal de educación de la 02 Zona Escolar Federal del Territorio de Quintana Roo, con cabecera en Carrillo Puerto, donde fundó las escuelas de San Ignacio, San Marcos, Laguna Kanah y Santa Gertrudis. A partir del 23 de noviembre de 1950 fue miembro de la Sección Técnica de la Dirección General de Enseñanza Primaria en los Estados y Territorios, desempeñando una importante labor en la Dirección General de Estadística de la Secretaria de Economía.

El 1 de enero de 1951 se trasladó a la 14 Zona Escolar Federal del Estado de Tabasco, en Cunduacán. Regresó a Yucatán el 21 de noviembre de 1951 para fundar la 11 Zona Escolar Federal con sede en Sotuta, Yucatán, donde permaneció hasta marzo de 1953. Ese mismo año trabajó en la 10 Zona de Tabasco, con cabecera en Jalapa, y fundó la Escuela Rural Federal de Santa María, en el municipio de Astapa, Tabasco. A partir del 1 de marzo de 1954 y hasta 1956 fue inspector de la 03 Zona del Territorio de Quintana Roo, con cabecera en Cozumel, y fundó las escuelas federales Nohcachí en Colonia Puerto Juárez, El Tintal y Nuevo Xcán. Elaboró el escrito titulado Problemas sociales de Quintana Roo (1951).

Becado por el gobierno estadounidense, el 30 de agosto de 1955 inició sus estudios en la Universidad de Emory, Georgia, realizando visitas de observación a escuelas de Nueva Orleans, Chicago, Detroit, Búfalo, Nueva York, Trenton, Nueva Jersey, Washington y Puerto Rico. El 28 de febrero de 1956 concluyó el posgrado ante la Oficina de Educación de dicha universidad. Al regreso de su viaje escribió el folleto Un viaje de estudios a los Estados Unidos de Norteamérica.

En enero de 1957, por un desacuerdo administrativo, fue trasladado a la 17 Zona Escolar Federal del Estado de Chiapas, con sede en Pichucalco. Ahí fundó las escuelas Artículo 123 en Salto de Agua, La Gloria, Palenque, Tenosique, La Unión, La Crimea, Benito Juárez, Pichucalco, Santa Ana y Catasajá.

El 1 de abril de 1959 obtuvo de la Organización de Estados Americanos (OEA) una beca para tomar un curso de supervisión en la Escuela Normal Nacional de Rubio, Venezuela, en el estado de Táchira, renunciando al paso de un mes porque el curso no estaba establecido y había muchas improvisaciones por parte de la Normal. Regresó a Yucatán en mayo de 1959, donde laboró en la creación de la 12 Zona Escolar Federal con cabecera en Sotuta, estableciendo y fundando las escuelas de Kancabchén, Nachi Cocom, Kantunil, Xocchel, Seye, Hocabá, Homún y Cuzamá.

El 1 de febrero de 1962 fue designado inspector escolar de la 06 Zona Escolar Federal con sede en Temax y fundó las escuelas federales de Barrio de Yooc-Chén Kaax, Barrio San Antonio, Tekax; la de la colonia Esperanza y la de la ranchería Junto Chac, Oxkutzcab.

En marzo de 1963 permutó con el inspector de la 05 Zona Escolar Federal en Hopelchén, Campeche, donde laboró hasta agosto del mismo año al ser trasladado al estado de Tabasco, donde laboró durante un mes como inspector de la 19 Zona Escolar con sede en Paraíso. Luego fue designado jefe de la Sección Técnica de la Dirección de Educación Federal de dicho estado, cargo que desempeñó hasta octubre de 1964 al ser jubilado por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El profesor Vallejo formó parte de la primera de siete generaciones de los Cursos Montes de Oca egresadas de la Escuela Normal Urbana Rodolfo Menéndez de la Peña; En 1964, como miembro de la directiva del grupo de exalumnos de dichos cursos, escribió la Breve monografía de los Cursos Montes de Oca, incluyendo el porqué de los cursos, la relación de alumnos que los integraron, sus actividades y la biografía del distinguido maestro José Montes de Oca Coello, en cuyo homenaje se había continuado con la celebración de su onomástico a partir de 1954.

Ese mismo año, al jubilarse, el profesor Vallejo Camargo continúo escribiendo y publicando artículos y folletos sobre temas educativos y sociales, así como cuentos y poemas, la mayoría de ellos editados con sus propios recursos. Ejemplo de ello son El maestro rural de México y su influencia en la comunidad (1959), reproducido en la Revista del Magisterio del SNTE; Una triste experiencia internacional en educación primaria. Frustraciones de la Organización de Estados Americanos (1960); Manual para aplicar los nuevos programas de educación primaria en las escuelas rurales (1961); La verdad sobre los nuevos programas de educación primaria (1962); Nuevo manual para aplicar los programas de educación primaria (1964); Ensayo de novelas: Laura o El mito de la muñeca (1964); Método Vallejo de lectura-escritura, fonético e ideográfico (1965); Cuaderno de geografía física y humana para primer grado de secundaria (1967); Cuaderno de geografía de México para segundo grado de secundaria (1967); Cuaderno de historia de México para segundo grado de secundaria (1967); Apuntes sobre la historia de México en la época contemporánea para tercer grado de secundaria (1968); Cartilla cívica escolar Licenciado Don José María Pino Suárez (1969); Prontuario de la colección El maestro, Publicación quincenal de la SEP (1970); Lecturas sobre historia de Yucatán para tercer a sexto grados de primaria (1970); Evolución histórica de Progreso, Yucatán, premio de los Juegos Nacionales en su Primer Centenario (1971); La reforma educativa, profunda e integral, ¿podrá lograrse? (1971); Simón Bolívar, ciudadano sincero sudamericano (1971); Geografía elemental del sureste de México. Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán (1972); Rincón mexicano sin derechos ciudadanos: Quintana Roo. Estudio sociopolítico (1972); Monografía de Mérida de Yucatán (1973); Proyecciones y realizaciones de la Reforma Agraria en México (1976); La obra educativa del Maestro de América Don Justo Sierra Méndez (1976); Historia de Calkiní, Campeche (1977); Un poema que canta a Calkiní (poesía coral, 1977); Los derechos de Quintana Roo sobre la faja de tierra en discusión son inalienables (1977); La buena estrella de Jorge Jeremías (cuento auto biográfico, 1977); Don Felipe Carrillo Puerto. Su obra social y política (estudio sociopolítico, 1977); y La desorientación juvenil y las posibles causas de su existencia. Comparación sociológica (1977). (6)

El 10 de mayo de 1992 falleció en la ciudad de Mérida el destacado luchador normalista José Jesús Vallejo Camargo. Su hijo, el Prof. Russell Vallejo Sánchez, propuso a su padre como recipiendario del reconocimiento de Maestro Distinguido, obteniendo tal distinción en el marco de la conmemoración del Día del Maestro, el 15 de mayo de 1997, en la Plaza del Maestro de la Unidad Habitacional Cordemex. Ahí se dio lectura al laudo correspondiente y fue develada una placa conmemorativa ante la presencia de su esposa, doña Encarnación Sánchez de Vallejo, sus hijos Russell, Ligia y Rosa y demás familiares.

La semblanza del profesor Vallejo estuvo a cargo de la Profra. Gladys Cervantes Alpizar, directora de la Escuela Normal de Educación Primaria Rodolfo Menéndez de la Peña, quien destacó la labor que desempeñó el homenajeado en las comunidades indígenas: «Dejó de manifiesto su verticalidad de maestro, su capacidad administrativa y su compromiso institucional en los trabajos de inspecciones escolares federales que se le encomendaron.» (7)

El profesor Vallejo Camargo, tal como expresa su hijo Russell, creyó siempre en la importancia de una educación rural integral que dedicara mayor tiempo a las tareas de reconstrucción social de las comunidades campesinas y otro tiempo a la escolarización de niños, jóvenes y adultos. Los rezagos educativos de hoy en las zonas rurales del país le conceden la razón.» (8)

___________________________________________

1 Vallejo Camargo, José Jesús. Cinco ensayos pedagógicos, edición del Prof. Russell R. Vallejo Sánchez, 1996, p. 1.

2 Vallejo Camargo, José Jesús. Breve monografía de los Cursos Montes de Oca, Mérida, Yucatán, 1963, pp. 4-5.

3 Vallejo Camargo, José Jesús. Biografía del Profr. Jesús Vallejo Camargo y su actuación oficial al servicio de la Secretaria de Educación Pública de 1932 a 1964, Viacrucis sindical, algo de su anecdotario magisterial, Mérida, Yucatán, 1993, p. 1.

4 “José Jesús Vallejo Camargo: sus aportaciones a la educación rural», en diario Por Esto!, 16 de mayo de 1997.

5 Polanco Catzín, Jorge Arturo. «Un relato que contar. Las normales rurales: una casa para forjadores de la comunidad», en Tribuna Pedagógica, revista de la Universidad Pedagógica Nacional Unidad 31-A, núm. 15, Mérida, Yucatán, septiembre de 2010, p. 163.

6 Vallejo Camargo, José Jesús. Op, cit., pp. 9-10.

7 “José Jesús Vallejo Camargo, Maestro Distinguido 1997″, en diario Por Esto!, 16 de mayo de 1997.

8 Vallejo Sánchez, Rusell Ramón. «Prólogo» en Vallejo Camargo, José Jesús (editor), Cinco ensayos pedagógicos, 1996

Marion Guadalupe Garrido May

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.