¿Leen Los Niños Mayas En Yucatán?

By on abril 10, 2015

LEEN LOS NIÑOS MAYAS EN YUCATÁN

Un altísimo por ciento de nuestros niños mayas no lee. No pueden leer bien, porque están rotundamente garantizadas las condiciones para que sea así.

Nuestros niños mayas no son enseñados en su lengua, porque ésta – en nuestra Educación Indígena – no está protegida, promovida y resaltada suficientemente; tal y como constitucional y legalmente esta dictaminado. Son niños privados a priori de lo que debería ser su principal herramienta de aprendizaje. Porque la lengua de los mayas es el corazón de su cultura, que llevan como un valiosísimo patrimonio ancestral en su Biología Epigenética (denominada la ciencia  del siglo XXI y que se refiere al estudio de las interacciones entre genes y ambiente que se producen en los organismos)  y que no puede ser amputada de los mayas sin arrasar de forma etnocida con la cultura maya yucateca.

Leer significa  encontrar el sentido del texto, o sea, leer es comprender un texto. Ocurre que, enseñados con base en segunda lengua y no a partir de su lengua maya – como es legal, decretado y ampliamente manifestado a todos los yucatecos como un compromiso gubernamental e institucional que sienta la base principal para sí cumplir ya con los derechos humanos mayas –, nuestros niños mayas son encaminados a simplemente trasladar los signos escritos a la lengua oral de sonidos poco conocidos de hace poco, en sustitución de sonidos de siglos que naturalmente expresan la fuerza evolutiva de su gran cultura. Esa forma de pretender leer, sin bases para hacerlo, solo puede cumplir con la deformativa meta de tratar  de juntar letras para pronunciar palabras en la lengua que los evalúa y que intenta,  de forma férrea y gran apoyo, reinar en sus vidas: el español.

Claro que ni el texto ni nuestros niños mayas son culpables de la tremendísima deficiencia de comprensión lectora que tratamos. La culpa o causa principal está en la incompatibilidad e incongruencia que existe entre esos textos y tales niños, algo que está dado como una premisa rotunda en nuestra Educación Indígena. Cómo esperar, en tales condiciones, que nuestros niños mayas puedan responderse las preguntas claves para leer bien que son: ¿qué dice?, ¿qué quiere decir?, ¿de qué trata? Es claro que jamás. Sin poder responder esas preguntas, la lectura podrá significar lo educativamente esperado para cualquier niño, que es ayudarse para alcanzar metas propias, desarrollar el conocimiento y el potencial personal y participar en la sociedad. Claro también es que muchísimo menos se sientan bases para que dichos niños puedan formarse como promotores de su cultura maya, que es patrimonio mexicano y mundial después de yucateco. A partir de las citadas realidades debemos definir en toda la sociedad yucateca cómo garantizar una parte medular de nuestro futuro en Yucatán, rediseñando la Nueva Educación para que sea, verdaderamente, por y para nuestros mayas. Juntémonos todos los yucatecos para expresar un no rotundo, decidido y contundente a todas las muchas razones que, por intereses y garbanzos de poder, crean una oposición férrea a esa educación necesaria ya impostergable.

Jaime Novelo González

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.