Las diferencias entre las ranas y los sapos

By on junio 10, 2021

Los sapos y las ranas son anfibios que provienen del orden Anura, anfibios sin cola en su etapa adulta. Los anuros habitan todos los continentes a excepción de la Antártida y regiones desérticas o polares.

Comienzan su vida como renacuajos con su cuerpo similar a un pez, sin patas, respirando a través de branquias. Durante su metamorfosis aparecen las patas, desaparece la cola, y la respiración pasa a ser pulmonar; carecen de dientes y tienen glándulas parotoides en la parte trasera de su cabeza. Estas glándulas contienen diversas toxinas que tienen diferentes efectos.

La alimentación, al ser un animal carnívoro, se basa en la ingesta de insectos de todo tipo, como arañas, saltamontes, caracoles, moscas y mosquitos y todo tipo de lombrices ya sean de agua o las que se esconden en tierra. Las especies pequeñas se alimentan de todo tipo de insectos, gusanos, arañas y caracoles, mientras que otras pueden ingerir peces. Por otra parte, las especies más grandes ingieren serpientes pequeñas, lagartijas y roedores. Las ranas tienen el cuerpo de color de verde y suelen contar con una longitud de unos diez centímetros.

Su promedio de vida es de 10 a 15 años, con una longitud de 10 a 15 cms. y pueden poner de 3 mil a 6 mil huevos.

Desde el punto de vista ecológico, los anfibios juegan un rol muy importante en los ecosistemas ya que controlan el número de los insectos, sirven de alimento para otros animales, incrementan la dinámica de sedimentos en los cuerpos de agua, y generan un vínculo de materia y energía entre ambientes acuáticos y terrestres.

Es un animal resistente que puede sobrevivir en casi toda clase de ecosistemas, se les puede ver en los bosques, en las praderas, en zonas húmedas e incluso en zonas urbanizadas. Para reproducirse necesita concentraciones de agua, ya que pone huevos de los que eclosionan renacuajos.

Los posibles antepasados de los anfibios serían unos peces llamados panderíptidos, que vivieron en el devónico. Eran peces pulmonados. Se agrupaban en dos grupos:

  1. Batracomorfos

Que dan lugar a los tres grupos de anfibios actuales:

Anuros: anfibios sin cola en su etapa adulta, ranas y sapos.

Urodelos: anfibios con cola, salamandras y tritones.

Ápodos: anfibios sin patas como las cecilias.

  1. Reptilomorfos

Que dieron lugar a los primeros reptiles.

 Algunas diferencias entre sapos y ranas son las siguientes:

  • Los sapos provienen de la familia bufonidae y las ranas de la familia Ranidae.
  • Las ranas tienen una apariencia más delgada, estilizada y fina; esto no quiere decir que no tengan fuerza y potencia para desplazarse rápidamente. Los sapos se caracterizan por ser más anchos tienden a ser animales gruesos, con aspecto forzudo, muy musculosos.
  • Las ranas por lo general tienen una piel suave, húmeda, lisa o con pocas granulaciones. Los sapos presentan una piel generalmente más gruesa, rugosa y áspera.
  • Las ranas están provistas de extremidades más largas, sus piernas son más largas y delgadas, las traseras son palmeadas, lo que les facilita el salto.
  • Los sapos presentan extremidades más cortas y no tienen piernas largas para saltar, ya que tienen hábitos más terrestres. Además son más caminadores que saltadores.
  • Ambos ponen sus huevos en el agua o cerca del agua ya que sus crías comienzan como renacuajos. La diferencia está en que los huevos de la rana permanecen en racimos o grupos, mientras que los sapos ponen sus huevos en líneas o cadenas, en las hojas de plantas acuáticas.
  • Ambos son dependientes del agua. La vida de los anfibios, en especial la reproducción, está asociada al agua, pues dependen en distintos grados de la disponibilidad de agua dulce para el éxito reproductivo.

La mayoría de los tipos de sapos son sapos venenosos y desprenden un olor extraño, aunque, generalmente, son inocuos para el ser humano, el problema viene cuando una animal silvestre, un gato o un perro muerde un sapo, en ese momento segregan unas toxinas que en contacto con la mucosa de la boca la irrita y el animal suelta rápidamente al sapo.

A diferencia de los sapos, las ranas no son siempre venenosas, incluso existen especies que son alimento del ser humano, como la rana comestible (Pelophylax esculentus). Por otro lado, algunas especies de ranas se encuentran entre las especies animales más venenosas del mundo, son las ranas de la familia Dendrobatidae.

Dra. Carmen Báez Ruiz

drabaez1@hotmail.es

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.