Inicio Recomendaciones La Conjura de Xinúm – X

La Conjura de Xinúm – X

3
0

X

VIII. Escaramuzas

Los indios expulsados de Xcanul no tardaron en reorganizarse en la selva y amenazaron a los pueblos de Xcan y Chancenote, los cuales habrían sucumbido si no actúan con premura tanto los vecinos del lugar como las tropas de auxilio que envió el coronel Rosado. Ante tal resistencia, los rebeldes torcieron el rumbo de sus actividades y avanzaron sobre el rancho Xca, pero sólo pudieron ocuparlo después de varios combates. Entonces el capitán Felipe de la Cámara salió de Tihosuco con el propósito de batirlos en su propio terreno. El primer choque que tuvo con ellos fue tan infeliz que se vio obligado a retirarse y en su huida apenas si le alcanzó tiempo para rescatar a unos cuantos de sus heridos. Además, en la confusión que sobrevino perdió dos carros de pertrechos y una manada de mulas con aparejos de repuesto.

Alentados por esta victoria, los rebeldes se dirigieron a la hacienda Acambalán y, como no hallaron defensa, asesinaron al mayordomo, a su mujer y a varios sirvientes y luego robaron las alhajas de la capilla y el maíz que había en las trojes. Abastecidos y resueltos a seguir la pelea, al día siguiente ocuparon el rancho de San Fernando en el que cometieron también toda clases de tropelías. Como alguien les dijo que una columna avanzaba sobre ellos, tomaron el camino de Pisté. Pero el coronel Manuel Oliver les ganó la delantera y se apoderó del pueblo; mas, temeroso de una trampa, lo abandonó y se refugió en Tihosuco. De aquí salió al amanecer del día siguiente y, en un recorrido que hizo por los contornos, la buena suerte le permitió desalojar a los rebeldes que se habían posesionado de Cocbatún y de San Antonio. La toma de este último pueblo fue tan reñida, que resultaron heridos el coronel Patricio O’Horán y su ayudante el capitán Antonio Rajón, el delator de Manuel Antonio Ay.

No obstante estas derrotas, los rebeldes lograron abrirse paso hacia el oriente, donde se incorporaron a las tropas que Jacinto Pat había levantado en aquella región.

Ermilo Abreu Gómez

Continuará la próxima semana…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.