Espejitos y Humo

By on octubre 19, 2016

Perspectiva

Chistera_1

Espejitos y Humo

“Ocupo el escenario cada noche, porque el lugar parece estar animado, cuando el humo se desvanece…”

When The Smoke Is Going Down, Scorpions

Con gran expectativa, muchos esperamos la aplicación de todo el peso de la ley tanto a Javidú (Javier Duarte, el ex gobernador de Veacruz), de Guillermo Padrés (ex gobernador de Sonora, famoso por haber construido una presa en su rancho, que luego tuvo que demoler) y hasta del electo reemplazo de Duarte en Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, sin olvidar por un segundo a Beto Borge, recientemente sustituido gobernador de Quintana Roo, más los que se acumulen esta semana, todos ellos por desfalcos y evidente adjudicación ilegal de recursos que provienen de nosotros y que, por lo tanto, son nuestros y que ellos debían administrar en nuestro beneficio, no en el de ellos.

Lo interesante de todos estos casos, además del monto escandaloso (medido en miles de millones de pesos en cada uno de los casos mencionados) de lo que “desaparecieron”, es que posiblemente – si en realidad hubiera voluntad de aplicar la justicia, y eso aún está por verse – de esta manera pudiera recuperar algo de credibilidad nuestro vapuleado y devaluadísimo presidente, además de que se sentaría un muy honroso precedente que acaso iluminara el camino hacia una nueva y honesta manera de hacer política.

Mientras todo eso sucede, he aquí que el ex Sub comediante Marcos, Sebastián Guillén, anuncia que el EZLN postulará a una mujer a la Presidencia de la República, como candidata independiente, para las elecciones del 2018. El anuncio, de ser verdadero, es plausible y positivo puesto que significaría muchas cosas: en primer lugar, que el EZLN finalmente está dispuesto a dejar de ser un movimiento anarquista y que está dispuesto a “jugar” como dicten las leyes; luego, que sea una mujer la candidata habla de que acaso le esté dando el EZLN su verdadero y justo lugar a la mujer indígena cuando – salvo la Comandante Ramona – los “usos y costumbres” que enarbola el mismo EZLN la han sobajado y relegado.

Sin embargo, desde que leí la declaración del logradito Sebastián algo no sonó creíble. Penosamente, es precisamente en Chiapas – cuna del EZLN – en donde no han dejado gobernar a una alcaldesa, la de Chenalhó, precisamente por esos tan mentados “usos y costumbres”, y ahora el alcalde varón de Chamula también renuncia al cargo que tomó después de que la turba asesinara a su antecesor, alegando que no le permiten administrar, porque todos quieren jalar agua para su molino y, en consecuencia, al no “cumplirles” ha sido amenazado de muerte.

Ahora bien, ¿se imaginan el escenario durante la campaña: quién le dirá (¿ordenará?) a la candidata qué decir, y qué consecuencias podría afrentar en caso de que no siga las instrucciones de aquellos que la van a apoyar? Sin duda, la agenda social sería su estandarte, con justa razón y conocimiento de causa, abogando por la dignidad de los pueblos indígenas, y sin duda muchos votos le serían concedidos.

¿Quién es ahora el que no está de acuerdo con esta propuesta? Pues el más iluminado de todos los que se sueñan ocupando la Silla Presidencial, el rayito de sol, Andrés Manuel López Obrador, quien califica como “alianza con la mafia del poder” la propuesta del EZLN. La preocupación de AMLO es simple: al haber más burros hay menos olotes, y su proyecto podría descarrilar por unos cuantos votos.

Pero, francamente y dado el penoso estado de la honestidad en la multi mentada clase política, todo lo anterior no deja de ser un espectáculo mediático en el cual hay un shingo (medio madral, unidad de medida ampliamente usada por el entrañable Charro Negro, Germán Dehesa) de humo y espejitos para que parezca como que se está haciendo algo con respecto al impune robo de nuestros dineros por los de siempre, para que se vea que “la democracia y los ideales de la revolución aún viven”; en otras palabras, no deja de ser un monumental engaño. Además, de capturar a cualquiera de estos granujas se corre el riesgo de que se sepa el destino real de muchos de esos pesos, y eso afectaría hasta el más alto nivel, por lo cual es poco creíble que vaya a suceder algo de verdad trascendental. El resultado final resulta una pena y encaborona (AFA dixit) aún más. Si al menos el mago fuera bueno, o cómico, como lo fue el “magazo” Beto, El Boticario…

Desde esta perspectiva, aquellos que no entienden que estamos hasta el copete de estos infames “espectáculos” debieran preocuparse por la inmensa ola que se ha generado con su paupérrimo desempeño, que sigue creciendo conforme sabemos cada vez más de sus hazañas, y que barrerá con todos ellos de no revertir las prácticas y tendencias que les han sido tan comunes desde que supuestamente finalizó la revolución.

Gerardo Saviola

gerardo.saviola@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.